El finado

Manuel Langsam-. En un campo de Bergara había un peón al que todos llamaban "El Finado” o “El Finadito". ("El Finau", traducido al entrerriano).

Polenta

Joakito-.




En invierno las noches son mas largas
y los días pasan volando
cuando el frío viene marchando.
Los manos de Juan -el albañil- se curten y llaguean
preparando la mezcla y acarrandeo ladrillos,
sin embargo, su rostro irradia una sonrisa.
Sabe que al terminar su jornada,
aunque no le paguen su jornal,
Bety, su Bety, lo espera en la villa
en su humilde rancho que es su hogar
con un buen plato caliente
de polenta para morfar