El laberinto y la ventana

Ramiro Pereira-. El laberinto y la ventana

PANQUEQUES

Joakito-.



Nací cuando los militares hacían casas
y mataban gente a la vez.
A los 14 marché por el edificio escolar propio
A los 15 marche por el boleto estudiantil
A los 16 armé festivales con Los Palmeras
para construir la escuela.
A los 18 empecé Trabajo Social, dejé porque la de
matematicas me puso un cinco con cincuenta.
A los 19 volvi al trabajo social y me echaron
del estado antes de ser contratado.
A los 21 se pudrió todo
A los 22 también
A los 23 -cito a Pablo Struchi, escritor porteño contemporáneo-
"vino el perejil que nos saco la fotito del abuelo que nos violaba de la billetera y lo dejamos hacer"
A los 24 sexo, soja y rocanroll.
A los 25 a los 26 a los 27
A los 28 se pudrió con los sojeros y la
droga cambio a la soja o al reves.
A los 30 fui censista y se murió el perejil.
A los 32 el Papa es argentino.
Toda una década ganada...
Ganada en ríos llenos de azufre por la Barrick gold
y ustedes calladitos en su PC.
Ganada en nubes de glifosato y ustedes
calladitos en su PC
Ganada en charcos de sangre por balas
policiales y de narcos y ustedes calladitos en su PC
Ahora a los 36 escucho -bah- leo los reproches
frente al tarifazo y la inflación, mientras caemos en la pobreza
llamándome a resistir y defender a la reina...Si algo aprendí
de tanta marchas, piquetes y contramarchas es de cocina
y en la cocina a los panqueques...
se los come con dulce de leche.