Palanganas de permanganato

Jorge Asís-. Para calmar la consolidación del Colectivo Cambiemos.

Palabras previas

Sólo cuando las palanganas de permanganato consigan cumplir con el objetivo cicatrizante y aliviador de la ruptura puede intentarse, con la racionalidad académica del arrabal, explicar el resultado de las PASO más trascendentes de la breve historia. Pese a la implícita inutilidad del mecanismo, destinado a cesar.
Para constatar el sorprendente suceso electoral del Colectivo Cambiemos, Consultora Oximoron se permite desmenuzarlo. A partir de cuatro ítems principales.
1.- El vaciamiento inteligente de Lousteau.
2.- La construcción frontal del randazzismo.
3.- El sistemático carancheo de Massa.
4.- La explotación del peronismo huérfano y ausente.
A continuación acontece la primera parte del Informe.
Bernardo Maldonado-Kohen
Director Consultora Oximoron
——————————————————————————————————————————

1.- Lousteau. Vaciamiento inteligente

Casi sofocante, como ciudad Buenos Aires se torna exclusivamente exasperante.
De cada dos personas que circulan por la calle, sea Santiago de las Carreras, la Avenida Sáenz o Gascón, una de ellas votó por la señora Elisa Carrió, La Demoledora.
Palanganas de permanganatoLa conquista de Carrió signa el mérito inapelable de Horacio Rodríguez Larreta. El Geniol que despacha, 24 sobre 24, en el Maxi Quiosco efectivo del Artificio Porteño. Sin presumir, por modestia estética, del arte oculto de la transparencia.
Para Oximoron, Buenos Aires es el reconocido paraje del sur que dispone de más garcas por metro cuadrado del sub-continente.
Significa confirmar que de pronto, en la pecaminosa capital del tango, hasta los “inmorales que igualan” apuestan por la decencia administrativa. Una señal: ¡Se puede, se puede!
Abogan los cretinos anónimos por la reproducción permanente del agua bendita. Entre sus funcionarios, una manga de republicanos que -según Carrió- “saben leer y escribir”.
No como los analfabetos funcionales que pululan en el bando adversario.
En la otra mitad, los que tal vez saben leer menos y dibujan la o con el vaso, se encuentran los equivocados que aún no sufragaron por Carrió. A los que Larreta, como promete sin pudor, les va a tocar el timbre para persuadirlos.
Son los nostálgicos peronistas urbanos que se obstinan en insistir a través de las franquicias diversas del peronismo tribal. Nacionales populares que simpatizan, en general, con el compañero Larreta. El que se las ingenió para fundar, en el Artificio, su Franja de Massa para consumo personal.
De todos modos, en el Informe Oximoron se constata que quien colaboró más para producir el vaciamiento de Lousteau fue el protagonista interesado. Martín Lousteau, El Personaje de Wilde. El demócrata republicano que debió ser opositor porque no lo dejaron ser oficialista. Y porque Larreta, con su bonhomía proverbial, se proponía simplemente exterminarlo.
Palanganas de permanganatoDe manera que Sir Lousteau iba a desperdiciar su caudal hasta producir el imaginario más incomprensible.
La declinación de quien amagaba con convertirse en el sujeto ideal para el recambio en el Maxi Quiosco, queda ahora reducido al riesgo de quedar, ante la indiferencia de la historia, como otro abnegado aspirante de liderazgo ocasional.
Desde aquí hasta octubre se le interponen a Sir Lousteau una conjunción de obstáculos.
Imperfecciones del camino que comparte -para la evaluación- con Sergio Massa, el Titular de la Franja homónima.

2.- Randazzo. La paciente construcción frontal

Por la admirable frontalidad, por la franca desfachatez, el mérito de construir pacientemente el randazzismo corresponde adjudicarlo a la señora Gobernadora. María Eugenia Vidal, La Chica de Flores de Girondo. Con los atributos adorables para la perversidad necesaria que impone el manejo del poder.
En otro rapto desbordante de sinceridad inocente la muchacha iba a confesar que, para vencer al peronismo de la provincia inviable, resultaba preferible disponer enfrente de tres franquicias del peronismo que compitan entre sí (leer “Uno, dos, mil peronismos”, cliquear).
De haber prosperado la idea de Eduardo Duhalde, Piloto de Tormentas (generadas), septuagenario conocedor que realizó un “stage” de 15 meses como Presidente, las franquicias hubieran sido cuatro.
Debe registrarse entonces, como logro positivo, la manera angelical de La Gobernadora para alentar frontalmente la construcción del proyecto randazzista.Palanganas de permanganato Presentado como una particularidad, tendiente a disputar la elección interna -la PASO- dentro de la marca PJ, la franquicia madre que conducía Fernando Espinoza, Argentino Ledesma. Pero respondía, en el fondo, a La Doctora. Con quien el sujeto, Florencio Randazzo, El Loco, terminó en deplorable relación, pese a haber sido su ministro hasta el último día. De probada eficacia para los pasaportes y los rieles.
En realidad el desafío interno de Florencio encerraba el pretexto para legitimar la acción de “irse por afuera”.
Pero La Gobernadora tuvo tanta suerte que quien decidió irse “por afuera” fue, por si no bastara, La Doctora. Para fundar el “ciudadanismo”. Y dejarle la marca, el PJ, a Randazzo, como si fuera una propina. Para algarabía de La Gobernadora y de los instrumentales bolseros, los depositarios de la confianza que se disponían al cambio relativamente chico de financiarle el territorio al randazzismo. Y asegurarles la respiración espiritual a los contados mini-gobernadores que se quedaron aferrados en la red de protección. Casi cautivos, mientras se incineraban amargamente en sus distritos.
La inversión del riesgo Randazzo fue altamente rentable. Por los 6 puntos capturados que le permitían -a Randazzo- ingresar al bolillero. Y persistir hasta el octubre perdonable. Celebrado por el poeta español que nadie más lee. Leopoldo de Luis.

3.- Massa. El carancheo eficaz

El ítem fue desarrollado con anticipación en el opus “Caranchos de Buenos Aires” (cliquear).
El método, por su obviedad, también -para Oximoron- apesta y conmueve.
Palanganas de permanganatoLa sistemática continuidad del carancheo hacia la Franja de Massa es el objetivo declarado, en adelante, del randazzismo.
“Cumplir”, por lo tanto, ya cumplió con el propósito inicial de caranchearle los puntos esenciales a La Doctora.
A propósito de La Franja, se trata de la fuerza donde más le chingaron los técnicos encuestadores.
Determinados “Buscapinas” presentaban artificialmente la contienda como una confrontación entre tres tercios. Pero “era para la gilada”.
Los tercios eran sólo dos: La Doctora y La Gobernadora, ambas con bolsas de 30 puntos cada una.
Y recién después venía Massa, en el tercer lugar. Pero en la Franja de los 20, aunque por la agresividad del carancheo iba a culminar en la Franja del 10.
Por la endeblez de la estrategia perseguida por Sergio y la señora Margarita Stolbizer, La Vecina Honorable, terminaron en los piadosos 15 puntos. Para la elección de los bifes, la del “octubre perdonable” del poeta, los caranchos combinados de La Gobernadora, de Randazzo y de La Doctora, planifican reducirlo a la austeridad de un dígito.
La angostura provocada deliberadamente en la Franja, con el tijereteo feroz hacia las ambiciones, emergen como los servicios más ponderables que se le entregan, en una fuente humeante de plata, a Mauricio Macri, presidente del Tercer Gobierno Radical. Con la cabeza crocante de Ventajita, el insolente rival generacional, que supo marcarle la cancha, hacerle morisquetas y monedas.



4.- Peronismo. Ausencia y orfandad

El Colectivo Cambiemos sorprendió en La Pampa, Entre Ríos, Río Negro. Humilló en el Estado Libre Asociado de San Luis y con un buen árbitro de fútbol, con chapa de buena persona, El Soplapitos, en Córdoba.
Palanganas de permanganatoProvincias donde, igual que en Buenos Aires, se agotaron las reservas de permanganato.
Poco faltó para que Cambiemos se quedara otra vez con la victoria en la provincia inviable. La Gobernadora resultó legitimada con los 34 puntos ideales para mostrar en las horas pico. Para perder por poco más o menos de un punto. Sólo cuando culmine la ceremonia del recuento. Hasta tanto se mantiene el onanismo del empate técnico.
Para Oximoron, en la práctica, votar contra La Doctora significaba reaccionar contra los 12 años de la penúltima versión del peronismo. Denominada, en general con desdén, el kirchnerismo.
Versión compactada, sintetizada en la potencia residual que le quedaba a La Doctora. Con el frepasito tardío y el peronismo ausente y huérfano. Alejado del debate (que no existía), sin el menor ensayo de defensa ante la contundencia cotidiana de los ataques.
Se trata del peronismo culposo, condenado por ser agente populista. Responsable históricamente fácil de las distintas interpretaciones del mal. O del fracaso.
Sólo con la dirigencia callada del conurbano, limitada a ser el complemento fundamental. Pero pasivo. Para fiscalizar y aguardar el milagro de la resurrección que no iba a producirse.
Remite al kirchnerismo póstumo. A la deriva adolescente del 2012 al 2015, que aún en 2017 nutre al macrismo que se consolida.
Es el tramo (2012-2015) de la gestación de la incondicionalidad. “Unidos y Organizados” con La Cámpora como núcleo de vanguardia. Emancipados del peyorativo “aparato” del Partido Justicialista, y distanciados del sindicalismo que dejó de ser atendido como columna vertebral (y que atraviesa su fecunda crisis de representación para ampliar).
El ciclo de la deriva que se inicia con aquel “ir por todo”. Para estrellarse en el frontón de la batalla innecesaria contra el gran medio de comunicación que tanto ayudó en el primer tramo del kirchnerismo. Pero que ahora le picaba -en simultáneo- el boleto.
Tramo del desgaste contra aquellos “fondos buitres”, que los sucesores iban a resolver con billetes eficientes. Para desembocar, por influencia del extinto Chávez, en el Acuerdo alucinante con Irán que nunca, en definitiva, se concretó, aunque fue aclamado por ambas cámaras legislativas. Y rematado, en el final declinante a toda orquesta, por la muerte del Fiscal Nisman y el delirio de los dólares. Los únicos que tenían, en el desbarajuste, un futuro.
Ciclo del peronismo huérfano pero con la sobredosis de las palabras que irritaban desde las cadenas nacionales, secundadas por los saltos en los patios de los “pibes para la liberación”.
Con semejante carga de brigada pesada, ahora sin hablar, con el Código Penal y la totalidad del periodismo en contra, La Doctora obtuvo, a pesar de todo, más de 35 puntos. En la provincia donde 35 puntos nunca se deben ignorar. Significa la vigencia que persiste. Subrayan el corte social de las abismales diferencias.
Para consolidarse, al Colectivo Cambiemos le bastaba con muy poco. Con representar la mera invocación de ser lo opuesto a todo lo vivido en el ciclo descendente 2012-2015. Con el peronismo ausente que se limitaba a consentir presencia, poner rostro creíble de idiota, y aplaudir.
Hoy, 16 de agosto, comienza la otra campaña. Por el “octubre perdonable” del poeta.
Continuará