El finado

Manuel Langsam-. En un campo de Bergara había un peón al que todos llamaban "El Finado” o “El Finadito". ("El Finau", traducido al entrerriano).

Inicios del socialismo entrerriano y concordiense




Fernando Adrián Zapata-. Si en Entre Ríos se señala la figura del francés Alejo Peyrét como uno de los precursores de las ideas socialistas en la provincia entrerriana, quien se aquerenció en la ciudad de Concepción del Uruguay, hacia mediados de la década de los años 50 del siglo XIX, durante la gobernación y dirección política de Justo José de Urquiza, también es preciso rescatar históricamente a la anónima oleada de inmigrantes obreros, campesinos, técnicos, artistas e intelectuales socialistas que procedieron desde las forjas revolucionarias de la Europa de aquel entonces.





Los episodios obreros de 1846-1848,la Comuna de París,la persecución prusiana,las cárceles y los pógroms zaristas rusos,las guerras nacionales y las persecusiones políticas y raciales de casi toda Europa,señalaron esos furiosos pero aleccionadores tiempos que marcaron,la piel y el alma,de aquellos constructores del porvenir de los trabajadores,hasta hoy y hacia el mañana.



Pensemos en los múltiples forjadores de distintas nacionalidades de Europa y de otras regiones del mundo que,desde mediados del siglo XIX,enfrentando a las monarquías o a los gobiernos burgueses más reaccionarios de aquellos lares,siendo expulsados o perseguidos,llegaron a Latinoamérica en general y a Argentina en particular.


La más amplia mayoría de tales contingentes migrantes de trabajadores vinieron a estas tierras,no sólo para sobrevivir,sino también y por sobre todo, desplegar su inmensa e intensa formación ideológica y política,creando gremios obreros,sindicatos,mutuales y cooperativas,asociaciones proletarias del campo y de la ciudad,del estudio y de la técnica,de la formación teórica e intelectual.

Esto significa que,mediante la decidida militancia,firme y tesonera,aquellos aguerridos compañeros trabajadores del socialismo concordiense supieron desplegarse,favoreciendo el despliegue de la forja cotidiana y de la lucha popular,en las calles y en los estamentos de municipios y parlamentarios,a lo largo de décadas y décadas,en las más dificultosas condiciones de injusticias, proscripciones, cárceles y clandestinidad,hasta ver la luz en momentos precisos para implantar la búsqueda de un porvenir socialista,pleno de equidad y libertad,fraternidad y solidaridad.