Sube el trigo

Emilce Terré-. El precio del trigo sube fuertemente en el mercado local




Se suceden los problemas productivos para el trigo de alta proteína en el mundo, y la suba del cereal en el mercado internacional conjuntamente con los cambios en la moneda local apuntaló la cotización en la plaza local. La referencia de la Pizarra rosarina alcanzó un máximo relativo en términos nominales de $ 2.880/t.




La Pizarra de Rosario anotó para las operaciones del día jueves un valor de referencia para el trigo de $ 2.880/t, un máximo relativo para los últimos meses del cereal, mientras que en SIO Granos se registraron operaciones por encima de los $ 3.000/t para descarga en las terminales de nuestra zona. La suba internacional del grano, junto con los cambios en la moneda local, se anotaron como los principales drivers por detrás de este aumento, mientras el mercado internacional comienza a temer por las provisiones de trigo de calidad de cara a la próxima campaña.

Las condiciones de sequía en la zona estadounidense que produce trigo de primavera de alto contenido proteico, al norte del país, continúa muy afectada por los déficits hídricos. En los mapas que siguen, a la izquierda se muestra el último monitor de sequía y a la derecha el cambio en relación a la semana pasada.



Puede verse que en el núcleo triguero del norte del país se han ampliado las zonas afectadas por sequía, llegando en muchos lotes a caer dentro de la clasificación más severa de sequía extrema y excepcional. Esta área constituye, a su vez, el principal núcleo productivo para el trigo candeal y el duro de primavera, las dos variedades de mayor contenido proteico entre las cinco que produce Estados Unidos.

Para poner este dato en contexto, deben añadirse a la evaluación los siguientes puntos:
Este año, Estados Unidos resignó sembrar 2,3 millones de hectáreas con trigo. En efecto, el área implantada pasó de 19,1 M ha en la campaña 2015/16 a 17,8 M ha en la 2016/17 y, finalmente, 15,4 M ha en la 2017/18
A lo largo de los últimos años, Estados Unidos apostó fuertemente a aumentar el rendimiento del cultivo de trigo. Tal como muestra el siguiente gráfico, el rinde obtenido en la última campaña 2016/17 resulta un 21% superior al promedio de un lustro atrás, y un 136% mayor al que se conseguía hace una década.



Como es sabido, rinde y contenido proteico son dos variables que se mueven en sentido inverso, por lo que los molinos americanos deben contar cada vez más con la posibilidad de mezclar las variedades del cultivo más blandas con aquellas de mayor proteína, como es el caso del trigo de primavera, para poder satisfacer las necesidades de la demanda para alimento, enfocadas hacia una proteína de entre el 11,5% y el 12%.



En este marco, un reciente análisis de Rabobank destacaba dos tipos de riesgo que se han maximizado con los recientes desarrollos. Por un lado, la creciente demanda de trigo de primavera por necesidades de mezcla se encuentra con una oferta que por menos área al principio y por menos rinde potencial ahora cae cada vez más y, por el otro, los problemas que viene soportando el trigo de primavera quitan amortiguación para soportar cualquier inconveniente productivo con el trigo duro de invierno que se siembre a continuación.



En este contexto, la suba reciente que ha experimentado el trigo de calidad en el mundo no debe sorprender, y es probable que la volatilidad continúe a la orden del día en lo que resta de la campaña, hasta tanto se terminen de descontar los vaivenes productivos a lo largo y a lo ancho del orbe. En tanto, una ventana de oportunidad se abre para las colocaciones argentinas de trigo de calidad y el sector exportador no ha tardado en posicionarse para aprovecharla.

Según informa el Ministerio de Agricultura, las compras de la exportación para mediados de julio son un récord histórico tanto para el trigo de la actual campaña 2016/17 como las compras adelantadas de cosecha 2017/18. De la primera, se llevan adquiridas 11,28 millones de toneladas, el doble que lo adquirido a la misma altura del ciclo anterior y un 86% por encima del promedio de los últimos cinco años. De trigo nuevo, en tanto, los exportadores se aseguraron ya 2,79 millones de toneladas, un 342% más que el año pasado y casi cinco veces el promedio del tonelaje comprado a mediados de julio durante las últimas cinco campañas.



La demanda de la industria, como es sabido, no se ha quedado atrás aunque no llega a alcanzar niveles récord. La actividad de la molinería entre enero y mayo ha crecido un 8% respecto al mismo período del año anterior, mientras que la elaboración de balanceados con trigo pan registró una suba del 90%.

En este marco, el sostén de la demanda ayudado por la suba del tipo de cambio apuntalaron las cotizaciones del trigo en el mercado local, tanto para la campaña actual como para el trigo nuevo, que alcanzó valores abiertos de US$ 175/t en el recinto del Mercado Físico de Granos en la semana. A un dólar de $ 19,3/US$ que cotiza hoy el futuro diciembre, ello supera en pesos los 3.375/t.

Suscribirse