"La primera vez que votó una mujer fue con la UCR"

Osvaldo Quinteros-. Ramiro Pereira es uno de los más importantes abogados entrerrianos, a pesar de sus 39 años. También es un sofisticado intelectual, poeta (sus versos se publican en Noticias Entre Ríos) y autor de libros sobre temas históricos. En su oficina céntrica en Paraná tiene un cuadro de su padre, muy joven, junto a Arturo Illia, un hombre fuertemente admirado en la Unión Cívica Radical, a la que Ramiro pertenece. Con el tiempo, Illia se fue convirtiendo, ya para todos los argentinos sin distinción de partidos, en un sinónimo de la ética en la función pública. Un cuadro de Illia en su despacho junto a su padre no solo evoca el recuerdo familiar, sino también una postura política, una manera de ver la cosa pública.

Tiene otra foto de su padre al lado de Carlos Contín, ex gobernador de Entre Ríos, de quien Enrique Pereira fue su asesor. También el infaltable cuadro de Raúl Alfonsín y una caricatura de Eduardo Laurencena, firmada por el mismo Laurencena. Que fue gobernador de Entre Ríos del 26 al 30 y electo en el 43, aunque no alcanzó a asumir por la revolución de ese año. Presidió la UCR nacional durante la conformación de la Unión Democrática. Además, fue quien organizó el radicalismo en Entre Ríos.
Entre las fotos de su hija y su esposa, hay una viñeta de Fray Mocho, aludiendo cómicamente -no podía esperarse otra cosa- a Yrigoyen.
En esta entrevista aborda el radicalismo de hoy, pero también su historia.




Sobre el cuadro de Fray Mocho, en vez de detenerse a hablar de Yrigoyen, cuenta una anécdota "Fray Mocho participó de un banquete que se le hizo a Juárez Celman, que para la época era un horror por la exacerbación del personalismo, el unicato, del culto a la personalidad que se le adjudicaba. Estamos hablando del año 1889. Como respuesta a ese banquete, hay un entrerriano, Francisco Barroetaveña que escribe una columna de opinión titulada "¡Tu quoque juventud!, que quiere decir ¡Tú También Juventud!"

El retrato firmado por Laurencena
Ese artículo fue publicado en el diario La Nación el día 20 de agosto de 1889. Barroetaveña había nacido en Gualeguay en 1853 y fue fundador de la Unión Cívica de la Juventud, germen de la Unión Cívica y a su vez, ésta fue el germen de lo que actualmente conocemos como Unión Cívica Radical. Barroetaveña fue fundador de las tres formaciones políticas.
En ese artículo sostenía que
"Esta y aquella adhesión no significan otra cosa que la renuncia a la vida cívica activa de los jóvenes, para desaparecer absorbidos por una voluntad superior que los convierte en meros instrumentos del jefe del Poder Ejecutivo".
Según Ramiro Pereira y con la salvedad de que "si la memoria no me falla" el banquete inspiró la creación de la Unión Cívica de la Juventud, contra Juarez Celman, con la participación de "un jovencísimo Marcelo T. de Alvear".
"El que aglutinó y lideró a esa juventud fue el profeta de la larga barba blanca" como llama jocosamente a Leandro N. Alem. A quien admira política y personalmente.
A propósito de Leandro N. Alem, la N es de Nicéforo, un nombre que explica por qué se lo conoce solo por la inicial de su segundo nombre.

¿Te parece que hay reminiscencias de ese Alem casi mitológico para los radicales, con la actual figura, algo mesiánica de Elisa Carrió?

...mmm...sí. Sí. Yo no tengo ninguna simpatía por la Doctora Carrió pero creo que sí, porque Leandro Alem era el hombre de la ética pública y el discurso de la doctora Carrió está centrado en la ética. Es un discurso fundamentalmente del orden moral y por lo tanto, sí. A veces escucharla hablar a Carrió trae evocaciones de Alem. 

¿Coincidís con la visión histórica -con fuertes reminiscencias en el debate actual del radicalismo- que pone a Alvear a la derecha de Yrigoyen, como encabezando cada uno dos ramas del partido?

No. En realidad, durante la presidencia de Alvear surge el antipersonalismo. Lo que pasa es que en el antipersonalismo, por ejemplo, había sectores que también tenían una fuerte vocación social. Por ejemplo, estaban los bloquistas sanjuaninos, los hermanos Cantoni, Lencinas de Mendoza...

Carlos Washington Lencinas fue gobernador de Mendoza. Y fue asesinado siendo Senador por la UCR, aparentemente por gente cercana a la Liga Patriótica de Manuel Carlés

Fue un antecedente del peronismo, al igual que los Cantoni, porque tenían una fuerte vocación social y eran un poco autoritarios. Un poco...También estaba en el antipersonalismo Octaviano Vera, de Tucumán. Incluso hubo distintos sectores del antipersonalismo en cada provincia. Cada provincia tiene sus particularidades, nosotros los argentinos hablamos de la "historia nacional" cuando nos referimos a la historia escrita por los porteños. Y eso no es así ni debe ser estudiado así. 



En el caso de Etchevehere, ¿dónde lo pondrías? Hace unas semanas publicamos una nota contando algo que se conoce poco: en la Constitución del 33 se discute en Entre Ríos el voto femenino, y se establece la estabilidad del empleado público, un derecho laboral avanzado..

El voto femenino no solo se discute en la Constituyente del 33, se consagra. Pero después no se implementa. Sí se consagra y se implementa en San Juan, con la Unión Cívica Radical Bloquista. Para decirlo claro: la primera vez que en Argentina votó una mujer fue en San Juan en la década del 20. 



Es fuerte la declaración...Volvamos a Etchevehere. 

En Entre Ríos, el radicalismo fue mayormente antipersonalista. Aunque se divide. Hay dos radicalismo en esa etapa: el yrigoyenista, mejor dicho, el radicalismo del Comité Nacional porque después va a terminar respondiendo a Alvear, y por otro lado, el radicalismo antipersonalista que se terminará llamando UCR de Entre Ríos, el jefe de ese radicalismo antipersonalista fue el doctor Eduardo Laurencena. Esos dos radicalismos tenían fuerte vocación social. Aunque en el caso de Laurencena era mucho más liberal en lo económico. También en lo político, pero el radicalismo es un partido liberal en lo político. 
De hecho, Laurencena tiene un libro escrito contra el nacionalismo económico. Pero en Entre Ríos, 
el radicalismo fue realmente protector en lo social. 

¿Cómo ves al radicalismo nacional hoy?

Lo veo un poco diluido dentro de Cambiemos. No lo veo integrando una coalición sino que lo veo en una posición, no solo minoritaria sino de poca relevancia. Cuando en realidad, aún desde una mirada constructiva, tendría mucho que aportar a una visión de mayor sensibilidad social, de republicanismo. De republicanismo, digo, porque creo que el principal aporte que hizo Cambiemos a la república fue haber contribuido a la alternancia. A la alternancia en sí mismo: que se vayan los que estaban, que vengan otros. La alternancia es central porque, como decía Montesquieu, el poder genera abuso de poder. En la república tiene que haber cambios, tiene que haber alternancia... Eso en sí mismo es bueno. Pero no alcanza, claro. 

Es poquito como balance de dos años de gobierno...

Bueno, sí, pero acá voy a citar a Perón, porque la cuestión no es salvar al radicalismo, sino salvar a la Argentina. Perón decía "primero la patria, después el movimiento". 
El problema fundamental es que estamos en un país de 40 millones de habitantes, con riquezas muy grandes y una mala distribución del ingreso. Con muchos compatriotas que no tienen las condiciones de vida mínimas indispensables, cuando están dadas todas las condiciones objetivas para que esto no sea así. 

La última: la UCR de Entre Ríos

La UCR de Entre Ríos es el 90% de Cambiemos.  Creo que falta estructuración política, articulación política. Si hubiera estructuración política hoy habría un gobernador radical. 
No sé si la actual generación que conduce el partido -la dirigencia real, que tiene alrededor de 60 años- está en condiciones de generar un triunfo en la provincia y que ese triunfo sirva para transformar la provincia. Creo que la UCR necesita una renovación. Con vocación de innovación, de pensar nuevos escenarios.
Hoy tenemos muchas intendencias en toda la provincia y eso ha hecho que mucha gente de mi generación haya tomado puestos de conducción en el Estado. Parece una zoncera pero no lo es. Dado que tantos años fuera del Estado hace que los políticos radicales que van surgiendo, de 30 o 40 años, no tengan experiencia de gobierno. Y creo que esta elección ha servido para subsanarlo. 













Suscribirse