Perón, Evita y sus pasos por Paraná

Santiago Zorrilla.- Uno de los políticos mas importantes de la historia de nuestro país, no solo vino como presidente sino que también vivió en la capital de Entre Ríos.


Según algunos testimonios, varios de ellos y su documentación se pueden encontrar en el Museo Juan Domingo Perón en el coqueto barrio porteño de la Recoleta, cuentan que cuando Perón fue ascendido de rango, mas precisamente a Sub Teniente, su primer destino fue la ciudad de Paraná.
En 1913, diciembre desembarcó en Puerto Viejo quien años después iba a entrar en la historia grande de la política nacional y latinoamericana. Se dice que Perón, un gran deportista y sobre todo amante del boxeo, disfrutaba mucho de las veladas pugilisticas que se hacían en nuestra ciudad, y sobre todo también que mataba su tiempo libre practicando esgrima con algunos de los ocupantes del Hotel de Inmigrantes, ubicado a pocas cuadras del primer casino de suboficiales.

Inclusive, aunque esto nunca pudo ser comprobado, hay un mito que sostiene que Evita y Perón se conocieron en Paraná cuando Perón era segundo comandante del III Cuerpo del Ejercito. Se dice que
había tenido un romance con el periodista y político radical Ernesto Sanmartino y que se juntaban junto a otra amiga de Sanmartino a jugar a las cartas en una casa cercana al arroyo Antoñico detrás del cementerio municipal. Por ese entonces, ni Perón era Perón, ni Eva Duarte Evita y faltaban años para el surgimiento del "aluvión zoologico" como bautizo Sanmartino al peronismo.

Evita en el auto oficial en su primer visita como Primera Dama

Tal vez por eso,  es el aprecio que tanto Peron como su segunda esposa Evita tuvieron hacía Paraná cuando ya ejercía la Presidencia de la Nación.
Por esos años, Evita vino a la capital provincial en dos oportunidades en un breve lapso de tiempo.
La primera vez la hizo sola, y en un viaje en tren y según titulaban los diarios de la época fue un hecho pocas veces visto debido a la acogida que le dio la ciudad a veras de las vías del tren. Fue en 1950. A los meses, vino acompañada del Presidente.



Perón y Evita vinieron en mayo de ese año para asistir a la asunción de electo gobernador Ramón Albariño. Amigo de Perón, que hasta ese entonces había ocupado cargos estratégicos en la primer presidencia del peronismo, sobretodo al frente de YPF,
Esta vez, Evita y Perón no vinieron en tren sino en barco. El“Tequara” llegó al puerto  donde una multitud los esperaba y lo siguieron todo el trayecto bordeando el Parque Urquiza hasta la  Casa de gobierno donde se realizó el acto de trasmisión del mando.




Quizás una de los mejorcitos o tal vez lo único escrito sobre los pasos de Perón y Evita por Paraná, es el libro "Los días de Perón y Evita en Paraná" del escritor Claudio Cañete.
Cañete cuenta que Evita tenía una gran amiga en la ciudad y que incluso antes de ser reconocida, Eva había estado en Paraná como actriz representando un papel  secundario en el año 1936.
Cañete cuenta, en el trabajo publicado en el 2009 que Evita tenia una gran amiga en la capital entrerriana, desde sus épocas de artista, se trata de Juana Larrauri, quien después en el gobierno de Perón sería senadora Nacional.


Juana Larrauri de Abramí, más conocida como Juanita Larrauri fue cantante de tangos, amiga de Evita y dos veces senadora nacional por Entre Ríos (aunque había nacido en Floresta, Bs As, vivió en Paraná).

Suscribirse

Información sobra. Falta entenderla

Qué piensa el falso Pacha Mori

"La cabeza de Ramirez tiene un interés literario"/Juan Basterra

"Los intelectuales no tienen relación con la realidad"

Rosario Vera Peñaloza y los jardines de infantes