"Hacerles decir a las palabras más de lo que éstas pueden decir"

Rolando Revagliatti-. Antonio Ramón Gutiérrez nació el 29 de mayo de 1951 en la ciudad de Santiago del Estero, capital de la provincia homónima, y reside en la ciudad de Salta, capital, igualmente, de la provincia homónima. Obtuvo su título de Psicólogo en 1982 por la Universidad Católica de Salta, donde además de desempeñarse como profesor en diversas cátedras ha sido Profesor Titular de la Cátedra de Psicolingüística, y es Profesor Emérito desde octubre de 2017. Es docente del Centro de Investigación y Docencia (CID) del Instituto Oscar Masotta dependiente de la Escuela de Orientación Lacaniana de Psicoanálisis. En esta materia es autor de “La precipitación de lo real” (2005), “Lingüística y teoría del significante en psicoanálisis” (2010), e integra el volumen “Soledades y parejas. Luces y sombras” (2017). Además de concedérsele en 2012 el Premio al Mérito Artístico por su trayectoria literaria, otorgado por el gobierno de la Provincia de Salta, recibió, entre otros, el Primer Pre…

Isidoro Blaisten, el poeta

Joakito.-  Dueño de una librería en la mítica esquina de San Juan y Boedo, donde se veía puso un cartel con  la frase "Cerrado por Melancolía" cuando fue clausurada en 1981. Además de ser cuentista fue un gran poeta.


Era hijo de David Blaisten y  de Dora Gliclij, judíos que poblaron Entre Ríos, y se queda sin padre a los 9 años. Un año después, habitando ya en Buenos Aires, fallece su madre, cuando vivía con sus hermanos en un conventillo pobre de la calle Pringles, en el barrio de Almagro.

Casi como los escritores de esta época, Blaisten se ganó la vida de miles de maneras posibles, tal es así que en Buenos Aires trabajó de fotógrafo en una plaza, de vendedor de bromuros coloreados, fue viajante de comercio ofreciendo aparatos vibromasajeadores, periodista, redactor publicitario, corrector, librero, todo esto hasta que llegó  a ser considerado uno de los mejores narradores argentinos por la crítica nacional e internacional.



"La felicidad" fue su primer cuento publicado, en 1969. A este le siguieron otros como "El mago", "Cerrado por melancolía" o "Carroza y reina".Como escritor de cuentos recibió dos premios Konex de Platino, en 1994 y 2004.
Muchos de estos cuentos han sido traducidos al inglés, al francés, alemán, griego e incluso al serbio, y han sido publicados en numerosas antologías en América Latina, Europa y los Estados Unidos.
Pero Blaisten también escribió un libro de poesía: "Sucedió en la lluvia" que fue publicado en 1965, por Editorial Stilcograf  cuando su autor tenía 33 años, y ganó el Premio Fondo Nacional de las Artes. Para Blaistein el poeta "es alguien que corre envuelto en fuego con algo en la mano que tiene que entregar".
Este libro de poesía fue reeditado hace unos años por el poeta, editor y organizador del "Ciclo Poesía bajo la Autopista" de la ciudad de Buenos Aires, Gito Minore. Gito es conocido entre quienes participamos de los diferentes espacios literarios vinculados al under, y a la FLIA (Feria del Libro Independiente Argentina) no solo por los ciclos que organiza sino también por su trabajo en la Editorial Punto de Encuentro desde donde reeditaron a Blaisten.
En una entrevista Minore sostiene que la poesía de Blaisten  "es una pieza capital dentro de la obra completa , que estaba faltando. Todos los demás libros se consiguen pero éste era muy difícil. Es un libro de poesía, y la poesía se maneja con variables distintas de las del mercado. Por eso resultaba importante volver a editarlo. Para los poetas es una gran alegría que podamos volver a tener semejante libro” sostiene Minore.
Este libro de Blaisten es de una angustia terrible e incluso de llegar hasta el punto mas álgido del amor y de la melancolía.
Sobre la reedición de este libro además Minore sostuvo que "a lo largo de los 29 poemas que conforman la obra, ilustrada con los grabados de su cuñada Judith Blaisten y con una reseña de solapa del entrañable poeta y amigo Mario Jorge de Lellis, el autor “descorre el velo de la belleza” para mostrarnos la naturaleza de un verdadero hacedor de la literatura argentina. Es un alegre hallazgo poder toparse con este puñado de poemas juveniles, preludio de una madurez que traería piezas fundamentales de nuestra prosa como “Dublín al sur”, “Al acecho”, “El mago” las ya citadas “Anticonferencias” y las geniales crónicas en clave autobiográficas de “Cuando éramos felices”.

Un hallazgo que nos devuelve una fase casi olvidada de este poeta que a cuatro años de su partida, nos sigue acompañando con el brillo de sus palabras felices

                                                      Poeta desorientado

Descubrí la peluca de mis héroes
y el río está oxidado.
Usan valet los árboles.
Se escapó mi paloma con un gallo.
Ya la lluvia no regala muestras gratis
ni da informes la luna por teléfono.
La muerte aprende el rock y la sonrisa,
no quiere saber nada.
El suicidio,
con gripe.
Las rosas,
no reciben.
Mi canto,
está en la radio.
Mi imagen,
en el cine.
Los sueños han formado sindicato,
las golondrinas hacen inventario, 
hubo cortes de luz en las luciérnagas, 
la angustia se me casa en primavera, 
y la soledad, becada, 
se fue a estudiar montañas.
El dolor, 
gerente principal de mi poesía,
coimea a los dentistas.
Y el estrofero hombre con mayúscula,
no quiere trabajar en mis poemas.
Se me fue con un chofer la buena amada.
Gran dios de los poetas,
no tengo de que hablar.
Estoy desorientado.

Cuando suelen preguntarme por qué escribo poesía y toda esa sarta de preguntas de relleno que -incluso este humilde servidor realiza en reportajes a escritores, pienso en el propio Blaisten que decía que un poeta "es un gato de cinco patas, un olmo que da peras, alguien que se sienta a la puerta de su casa y no ve pasar el cadáver de su enemigo, tampoco ve pasar el cadáver de su amigo, ve pasar su propio cadáver. El poeta es el único ser que se baña dos veces en el mismo río, el único que se moja dos veces en la misma lluvia. Shakespeare, el poeta que dijo: el resto es silencio, el poeta que dijo que la vida es una historia llena de ruido y furia contada por un idiota, dijo de los poetas que los poetas son los espías de Dios. ¿Por qué los poetas son los espías de Dios y no el poeta es el espía de Dios? Simplemente porque Dios es el más grande de los poetas. Y los poetas son, entonces, los espías del supremo espía. Dios es una luz imprecisa que los poetas ven sin enceguecerse, sin entornar siquiera los ojos mientas los boquiabiertos tropiezan en la oscuridad". Sublime.

Pero Blaistein también supo ser inmortalizado a través de la música con la "Balada del Boludo" interpretada en todos lados del mundo por Gian Franco Pagliaro.


Ademas de ser premiado por su libro de poesía este escritor entrerriano recibió la Faja de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) y a su vez fue miembro de la Academia Argentina de Letras.
Blaisten, fue un colaborador constante  del diario "La Nación" como así también  ejercía la crítica literaria en las mítica revistas "El Escarabajo de Oro" y "El grillo de Papel" dirigidas por Abelardo Castillo.
Por su prolífica carrera  recibió el premio a la trayectoria artística en letras del Fondo Nacional de las Artes 2001.
Falleció en Buenos Aires, 28 de agosto de 2004. Sus obras lo trascendieron.