La presentación de Bittel

Gonzalo García Garro-. Es oportuno hoy también recordar a Deolindo Felipe Bittel, un representante o dirigente afín a un sector del peronismo que reiteradamente sufre ataques, muchas veces injustos, especialmente de los sectores de la izquierda gorila, en relación a los hechos acaecidos en aquellos días de dictadura militar.

"Hay gente que teme más pensar que morir"

Joakito.- El escritor Martín Carlomagno asegura que empezó a escribir "porque no sabía hablar".





El inventado


Tres cucharadas de polvo en las solapas
y la ilusión abajo.
En los tobillos.
Más cerca, el suelo
le acorta la mirada.
Los pasillos sin luz,
las parvas de papeles
que asoman desde el fondo.
Afuera lo demás,
la danza de los autos
junto a los colectivos.
La mañana sellada
de cara a lo que dicen.
Para el inventado no hay como una corbata.
Una balanza floja.
Desde lo alto un dedo cae,
cae lo que muestra un dedo,
no lo que dice.
Sigue girando el viento
sobre los techos,
sobre los árboles.
Ahora el inventado camina marcha atrás,
una mesa lo aguarda.
A veces lo convidan.


Martín Carlomagno es escritor, nacido en Concepción del Uruguay pero habitante de Paraná. Ha publicado los libros Escombros (Poemas Olvidables, 1999), Ruinas del Paraíso (Ediciones del Clé, 2002), Confesión del visitante (Ediciones Ríos al Mar, 2003), Lo que no fue es resplandor (Tráfico de Arte, 2005), Isla que mira hacia un diván (Cuadernos del Señalero, 2006) Apuntes sobre el cielo de abril (Tráfico de Arte, 2007) “La inocencia y el viento”(Ediciones del Cle, 2014)

La mano que da muerte al inventado

El filo de un bozal traza otra tarde.
Se levantan los frentes huidizos,
hacia aquellos galpones
en donde la penuria
ha dejado sus últimas migajas.
Todo parece abrirse
detrás del cielo,
sólo que en esta tarde
no habrá resurrección.
El fruto ha perdido el centro
y ahora
es gravedad.
Sobre los campos arden
los herreros del viento avanzan deshojando
los rastros de otra historia.
¿Piensan ahora acallarlo?
¿Darle agua al pampero?
Las tropas se ocultan tras los árboles.
No hay presagios.
Sólo un hombre solo
cruza el atardecer,
en su mano derecha lleva un trapo
y en la otra
una espada de papel.


¿Que significa hacer poesía hoy en Entre Ríos?

Creo que es de alguna manera lo mismo que hacer poesía en cualquier parte del mundo. Tal vez, la diferencia de hacerla acá es que los  entrerrianos tenemos muy presente el paisaje y nuestras costumbres.

¿Por qué armar eventos literarios es necesario?

Es algo que debería ser natural, lamentablemente no es así. La importancia es el intercambio, conocer otras voces, escuchar que nos dice el otro cuando dice.

¿Por qué existen pocos eventos donde den lugar a la poesía y la literatura?

Hay mucha gente que le teme más a pensar que a morir.

¿Cuándo y por qué empezaste a escribir?

De chico creo, siempre trate hacerlo. En realidad intento escribir porque nunca supe hablar.

¿Cuales son tus poetas preferidos?

 Son demasiados pero solo voy a nombrar a uno, ese es sin lugar a dudas mi máximo referente Rainer María Rilke. De él aprendí a mirar las pequeñas cosas de la vida, esas que parecen insignificantes pero si uno se detiene a observarlas dos veces la vida se vuelve otra



¿En qué te inspirás para escribir si es que existe la inspiración?

 Lo de la inspiración es complejo y uno debería ser cuidadoso con el tema. En mi caso no le doy mucha entidad, pero creo que existe, he escuchado grandes tangos compuestos solo con inspiración. En mi escritura trato de ser muy cauteloso con el tema.

Si fueras la única persona en un lugar sin nada ¿qué libros te llevarías?

Llevaría "Confesiones" de San Agustín, "El libro del desasosiego" de Pessoa y "Cartas a un joven poeta" de Rilke.