El río Paraná y sus aldeas.Aldea Protestante y su historia

Santiago Zorrilla.-Aldea Protestante se encuentra a dos kilómetros al oeste de la ruta provincial N° 11 en el km 34, con acceso asfaltado.

Se desarrolla a orillas del arroyo Las Perdices, el cual desemboca en el arroyo La Ensenada. Fue fundada en 1878 por inmigrantes alemanes llegados de la zona del Volga todos profesaban la  religión protestante.


Los alemanes del volga son aquellas familias que emigraron de Alemania a Rusia hacia fines del siglo XVIII. Fueron atraídos por la emperatriz Catalina II, la Grande, que en 1763 hizo un llamado oficial a los extranjeros que tuvieran deseos de colonizar Rusia, asegurándoles franquicias tributarias y la liberación del servicio militar. Estas comunidades prosperaron hasta que en 1860 el zar Alejandro II cambió las reglas y los obligó a prestar servicio militar, provocando que los alemanes del Volga buscaran nuevos horizontes.



El éxodo se orientó hacia América. Estados Unidos y Canadá fueron países elegidos, mientras que muchos también emigraron al sur de Brasil, desde donde luego iniciaron negociaciones con el Gobierno argentino que tenía entonces como presidente a Nicolás Avellaneda y como ministro del Interior a Bernardo de Irigoyen. Hubo acuerdo y los alemanes prometieron unos 50 mil colonos a cambio de tierras para producir trigo, vías cómodas para exportar, exención del servicio militar, libertad de culto y la instalación de escuelas alemanas. En 1878 llegaron los primeros 1.100 alemanes del Volga para fundar en Entre Ríos, a orillas del río Paraná.




Sobre los primeros pobladores de Aldea Protestante solo se conoce lo que cita el Pastor Jakob Riffel en su obra " Die Rublanddeutschen insbesondere die Wolgadeutschen am La Plata (Argentinien, Uruguay und Paraguay)" donde detalla quienes eran las primeras familias que se asentaron en esa localidad que llegaron en el "Barco" el Montevideo en Diciembre de 1877. 
Estos inmigrantes eran pobladores de la orilla derecha del Volga y algunos procedían del Wiesenseite, y en esa época Diamante era un villorio de ranchos con apenas siete casas de material y una iglesia. Estos primeros pobladores se trasladaron a un campamento rústico, en el cual se habían construido tres galpones de paja, de 16 x 30 metros cada uno, ubicados en forma de herradura. Los diamantinos despidieron a nuestros colonos con un suculento asado de confraternidad.




El gobierno de entonces del Presidente Avellaneda había decidido asignarle a cada familia una parcela para que se establecieran en su propia chacra, causando así descontento entre los colonos que estaban acostumbrados a vivir en aldeas. El trabajo de mensura y loteo que realizaban los agrimensores recién concluyó en el mes de abril y los colonos debieron de construir todas clases de implementos agrícolas, rústicos carros de madera con ruedas de lapacho de considerable diámetro.
Cada domingo, ante la carencia de pastor, los protestantes se reunían para leer en comunidad pasajes de la santa Biblia y cantar los himnos habituales para tal ocasión.
Terminadas las tareas de mensura, hacia fines de abril, se les comunicó que procederían al sorteo de las chacras para cada familia, todos debían de aceptar y comprometerse en ir a vivir en su respectivo lote. La situación se hizo tirante, dado que ese no era el modo de vida al que estaban acostumbrados. Culminaba el mes de junio y era preciso comenzar con la siembra de maíz, además los colonos aún no habían comenzado con la construcción de sus casas en las correspondientes chacras. Es así como Aldea Protestante estuvo en riesgo de no existir hasta que el presidente acepta la petición de los colonos de vivir en aldea. Una vez ya asentados en Aldea, muchos de los que estaban en Aldea Protestante deciden expandirse y fundan en la provincia tres aldeas más: San Juan, San Antonio y Santa Celia
Aldea Protestante es una aldea particular, por ser la colonia madre de evangélicos en la zona de influencia de hecho la iglesia luterana para la mayoría de los habitantes forma aún parte integral de su idiosincrasia. A su vez una de las características salientes de Aldea Protestante, es que a pesar de que ha pasado mas de un siglo de que llegaron los primeros alemanes a estas tierras aún hoy, por sus calles se escucha  "La Volksmusik",que es nada más ni nada menos que la música popular alemana.
Un dato de color de Aldea Protestante es que según el Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas del año 2010 la Aldea cuenta con el mismo porcentaje tanto de hombres como de mujeres.