El PJ entrerriano consiguió el mejor acuerdo con Massa

Martín Vázquez-. El Partido Justicialista se presentará con el duranbarbista nombre "Somos Entre Ríos" frente a Cambiemos.



"Somos Entre Ríos" es un nombre simpático (es el que usa Clarín para sus señales locales en todo el país), bastante estéril pero que expresa lo que se quiere transmitir: renunciamos a un proyecto nacional ( traducido: chau Cristina y Massa, olvidate) y renunciamos a cualquier ideología o doctrina, además de que contiene el habitual autoritarismo del marketing: solo ellos son Entre Ríos.
"Somos Entre Ríos "es el PJ con algunos sellos de alquiler: el Frente Grande (sí, aún existe) que tiene más funcionarios que militantes y el sello de goma de Busti y su familia.
Las listas las decidirá el gobernador Gustavo Bordet y se espera que sean dirigentes que les guste a Rogelio Frigerio, el encargado de comprar votos en el Congreso.


Se renuevan 5 diputados y con este escenario, quien gane, Cambiemos o Somos Entre Ríos, obtendrá tres bancas y el que pierda dos.
Massa no cedió su franquicia a la familia Martínez Garbino, que no tuvieron tiempo de venderse a otra empresa política. En buena medida porque ya pasaron por todos los partidos políticos existentes y jamás se tomaron el trabajo de armar un sello de goma para la pyme familiar,
Este es el principal dato de la elección: Massa no presentó candidatos en Entre Ríos, salió a vender que había acordado con Bordet pero el acuerdo es no presentar candidatos. ¿A cambio de qué?
Nunca lo sabremos, pero una campaña bonaerense es cara...

Somos Entre Ríos dejó afuera a algunos de los partidos que lo apoyan, por impresentables, como el rejunte de empleados estatales en las dos facciones del Partido Comunista y el partido Martín Fierro, que tiene al bizarro Jorge Barreto de diputado nacional.



La suma de Busti más Urribarri que logró Bordet, junto al prudente silencio de la familia Cresto, es el cierre de la interna en Concordia, donde buscarán apabullar a votos para compensar los distritos débiles.
Por ejemplo, Paraná, donde Bordet buscó sistemáticamente que ningún dirigente crezca. No es casual ni solo un problema ideológico que los dos diputados nacionales del PJ de Paraná hayan quedado
excluidos de la presentación de Somos Entre Ríos.
De todas maneras, sin una buena elección en Paraná, aún perdiendo, se le complicará al PJ la elección provincial.

Habrá una sola boleta peronista o paaperonista. Las tres restantes serán para el electorado no peronista. Cambiemos es el principal y quien más chances tiene de ganar. Para morderle un puñaditos de votos a la derecha, el siempre funcional MST -la pata izquierda de la Sociedad Rural- presentará el mismo candidato de siempre: un señor que vive de eso.
La prensa oficialista desplegara un muy pero muy democrático espacio al Partido Socialista, que no logró retener al GEN que siguió en Cambiemos.
Los socialistas, a cambio, cuestionarán fuertemente a Cambiemos dando por sentado que en el rancho peronista no cosecharán ningún voto. El perfil gorila de Cambiemos, que todo indica dejará afuera a los radicales con votos como el espacio de Varisco, completará el combo para la jugada justicialista de levantar en la prensa oficialista cada pavada que digan los candidatos socialistas, cuya marginalidad en la política entrerriana les augura, con mucha suerte, un 5% de los votos.
De todos modos, Cambiemos alquiló un par de peronistas para el decorado: Juan Zacarías y el Godínes que le sirve de edecán desde hace varias elecciones y partidos políticos. Entre los dos, no juntan ni dos votos si uno se resfría el día de la elección.


Las debilidades de Somos Entre Ríos son:

-Bordet hizo un gobierno mediocre

-¿Como hará para diferenciarse de Cambiemos sin que se enoje Frigerio?

-La juventud K no le pondrá ningún entusiasmo militante

-Paraná está afuera de los lugares importantes del gobierno, para que ningún dirigente crezca. 


Las chances electorales del PJ crecieron por estos factores, ordenados por importancia:

-Massa no presentó candidatos

-Urribarri no objetó el acuerdo con Busti

-Los Cresto están en silencio (seguramente, agún familiar será candidato)

-Busti siguió los pasos de Adrián Fuertes

- El Partido Socialista le robará un puñado de votos a Cambiemos.

-La elección será pareja. 



Una curiosidad: los dirigentes maoístas del Partido Comunista Revolucionario, que apostaban a a insurrección popular, ahora van junto a los socialistas con el sello de Partido del Trabajo y del Pueblo, que como no tiene suficientes afiliados no se pudo constituir legalmente. Antes, decían que es porque eran una organización que trabajaban en la clandestinidad. Ajá.
¿Alguien se imagina a Lisandro Viale defendiendo el genocidio de la Revolución Cultural?
Nadie, en la prensa oficialista, se lo preguntará, por suerte.

Suscribirse