El laberinto y la ventana

Ramiro Pereira-. El laberinto y la ventana

El economicismo peronista

Ezequiel Bauman-. Todas las variantes del peronismo apelan a un economicismo que en Entre Ríos no es viable.



Según el Diccionario de la Real Academia Española economicismo es el "criterio o doctrina que concede a los factores económicos primacía sobre los de cualquier otra índole".
Tradicionalmente, el peronismo cuestionaba otras vertientes políticas que buscaban sin éxito el voto de los trabajadores -como los socialistas, los anarquistas, los primeros demócratas cristianos, el yrigoyenismo radicalizado y los comunistas- adjudicándoles una mirada "economicista". Tenían razón.
Una equivocada o más bien ortodoxa mirada de la política desde una perspectiva marxista irradiaba en los primeros socialdemócratas europeos. El debate contaminó, en el buen sentido, el dispositivo teórico de la centroizquierda e izquierda argentina no peronista.
El peronismo optaba por el desarrollismo del EEstado de Bienestar Europeo y el estructuralismo económico. Por eso era cuestionado como "irracional", "emotivo" y por lo tanto "demagogo" y su nueva acepción peyorativa, "populista".

Lucas Carrasco detecta que hay una inclinación hacia el economicismo en el actual discurso peronista.
Aunque no acuerdo en su mirada política de que nada importante se juega en estas elecciones, dado que quienes vivimos los tiempos en que los militares prohibían el voto festejamos SIEMPRE estas jornadas cívicas, sí creo que tiene razón en la crítica a la oposición.
Después de todo, contra lo que se creía, es la política el bastión fuerte de Cambiemos, no la economía. Cuyo desempeño aún es un enigma pero a través de la política, a logrado fidelizar a su electorado.
Por lo pronto, suena lógico que la oposición cuestione el punto más flaco del gobierno que es la economía pero sino busca debilitarlo en el flanco político seduciendo a los votantes, no logrará penetrar en el electorado ajeno, que es lo que necesita para ganar en el 2019 independientemente de los resultados de estas elecciones.




La paradoja es que hoy el peronismo decide enfrentar el discurso político de Cambiemos, al que constantemente subestiman como "antipolítico" o "marketinero", por una visión economicista donde se augura una catástrofe. Con los números en la mano, la economía de Cambiemos es un despropósito.
Aunque esto no quiere decir que la gente lo perciba así, por un lado. Por otro lado, el deterioro no es de ahora, viene de hace unos cuantos años, aunque el ingeniero Macri prometió remontar la economía y aún estamos esperando no hay que descartar que esta remontada ocurra y se sienta en los bolsillos de las clases medias, que son imprescindibles para ganar cualquier elección en Argentina.




Los riesgos del economicismo para el peronismo estrictamente entrerriano son que el ajuste se aplica también en Entre Ríos. Y si se aplica porque se lo impone la Nación, al votante se le está diciendo "votá en la provincia al partido que gobierna la nación, porque el ajuste es inevitable pero quizás se sienta menos si el gobernador es del mismo partido, quizás les den algunas obras públicas o dinero para aumentar los sueldos"
A todas luces, una encerrona doble.


Por un lado, se desatiende el discurso político, en el sentido de seducir al votante a través de valores, gestos, ejemplos. Por otro lado, se le habla de un ajuste que el votante no termina de percibir y cuando lo percibe no distingue responsabilidades tanto del gobierno nacional como el provincial.
Aún en el caso de que distinguiera esas responsabilidades, el gobierno provincial no termina de demostrar que no es parte de quienes implementan ese ajuste o que no tiene una receta para paliarlo, ya ni siquiera frenarlo.
Es un discurso confuso en lo político y economicista, en el sentido que pone a la economía en un lugar exagerado en relación a lo que piensa y vive la gente, Incluso teniendo razón en la crítica ideológica al modelo económico vigente, está claro que con eso no alcanza y acota el debate público a límites estrechos, solo para especialistas.