Donde está Eskenazi no se pagan los salarios en tiempo y forma

Joakito-. Donde Eskenazi es agente financiero, no se pagan los sueldos en tiempo y forma. Los ejemplos en el país. 


Santa Fe tiene un cronograma de pago a los empleados públicos provinciales similar a Entre Ríos, empezando los primeros días del mes y escalonadamente hasta llegar al día 10 y 12. Aunque Santa Fe cobra a Eskenazi por la privatización del banco a Eskenazi y Entre Ríos¡le paga a Eskenazi por la privatización!.
 La misma situación con el cronograma de pagos a empleados estatales se repite en Santa Cruz y en Tucumán, donde casualmente Eskenazi es el dueño del banco provincial privatizado, que es utilizado como monopolio financiero del estado provincial (le dicen "agente financiero" porque las palabras reales, "monopolio" y privatización" no son del lenguaje Nac & Pop. Bah, la realidad ya no forma parte del lenguaje Nac & Pop).



En los lugares donde el banco provincia no fue privatizado -el caso de la provincia Buenos Aires y de la Ciudad Autónoma por ejemplo- los trabajadores estatales cobran siempre en un día, a no ser que el primer día del mes caiga un jueves o un viernes, donde en el medio opera el feriado bancario de fines de semana. Lo mismo pasa con la ciudad de Paraná y la ciudad de Santa Fe porque utilizan el baanco estatal Nación como agente financiero (acá sí va la palabra "agente finaciero" pues, financia...no espera que llegue la recaudación, la mete en la bicicleta financiera y armar un ridículo "cronograma de pagos" de diez días sin intereses a los mismos rehenes que si se atrasan un día en el pago de la tarjeta de crédito o toman un préstamo -muchas veces sin saberlo- así sea de centavos en el cajero automático, Eskenazi les rompe el culo con los intereses).



El caso de Neuquén es particular porque es una de las pocas provincias (Corrientes es otra) que paga sus salarios en sólo tres días y comenzando por el eslabón mas débil, es decir los jubilados y pensionados. En Neuquén el Banco está en manos del estado, pero transformado bajo la forma jurídica de sociedad anónima. Corrientes no espera que empiece el mes y paga los últimos tres días hábiles. En este caso el banco fue privatizado pero ante la mala gestión de quienes fueron los que se adjudicaron la licitación, el banco volvió a manos de la provincia. Corrientes, Buenos Aires, CABA, paraná, ciudad de Santa Fe, gobierna la pérfida derecha que apuesta a un modelo financiero en conntra del modelo productivo de los socialistas santafesinos, los kirchneristas santacruceños, los peronistas de Perón de Entre Ríos y los insulsos tucumanos. Oh, la pérfida derecha.
Por cierto, acordó con el Subcomandante Eskenazi que desde las montañas del sureste mexicano, dejó de ser el responsable del vaciamiento de YPF y en el diario militante La Nación, ya no le dedican esas fuertes columnas por la estafa junto a Repsol y su rol de testaferro de los Kirchner.
¡Qué lindo es dar buenas noticias!




Mendoza es un caso quizás mas atípico aún, pagando los sueldos en un solo día, lo mismo que la provincia de Misiones, aunque el Banco en Mendoza fue quebrado de manera fraudulenta a manos de un consorcio integrado por Moneta y el empresario de medios Vila; incluso, el propio Moneta fue absuelto por estos días en la causa del Banco Mendoza. Junto a Vila, son mas serios que Ezkenazi.

En todos los caoss mencionados, el Estado en sus diversos niveles es el principal empleador del distrito, con lo cual tiene un poder impresionante para mover la aguja del consumo interno. O paralizarla.
La comparación con los casos donde Néstor Kirchner puso a Eskenazi a cargo de los bancos privatizados (como contrapartida, no les puso un candidato que los enfrente, como a Obeid, Alperovich y Busti en Santa Fe, Entre Ríos y Tucumán)  no es solo por la timba financiera a la que se dedica el tesaferro de los Kirchner con la plata de los jubilados, los planes sociales y los salarios de los estatales. Se destaca por los salarios bajos, también. Y por la pésima atención. Que hace trabajar gratis a los jubilados, los indigentes y los trabajadores.



Ni con la revolución contra las corporaciones ni con la revolución de la alegría, la situación cambió.
Porque en lo importante, lo que explica la degradación institucional, la corrupción sistémica y la desigualdad social, todo sigue perfectamente igual.

Casualmente, nunca se menciona a Eskenazi cuando se habla de la crisis de Santa Cruz -donde los empleados estatales no cobran, las clases aún no empezaron, el Poder Judicial está paralizado- ni de la desnutrición en Tucumán, el narcotráfico en Santa Fe ni los motines policiales en Entre Ríos, donde este año hubo más paros docentes que en provincia de Buenos Aires con el "combativo" Baradel.


Suscribirse

Información sobra. Falta entenderla

Qué piensa el falso Pacha Mori

"La cabeza de Ramirez tiene un interés literario"/Juan Basterra

"Los intelectuales no tienen relación con la realidad"

Rosario Vera Peñaloza y los jardines de infantes