Cesareo B. de Quirós, el "pintor de la patría"

Joakito.-Cesareo Bernaldo de Quirós es considerado el artista nacional de mas importancia. El escritor Leopoldo Lugones lo calificó como el "El pintor de la Patria"










Nacido en Gualeguy, Quirós empieza a pintar desde muy pequeño. A los 13 años ingresó al taller del valenciano Nicolau Cotanda y tres años después  en la Academia de la Sociedad Estímulo de Bellas Artes con la dirección de los maestros Angel Della Valle y Reynaldo Giúdice.

A los 20 años viajó becado a Italia, donde se perfeccionó y recibió una mención en la Bienal de Venecia en 1901 con la obra “De vuelta de la pesca”. En 1905 viajó a España y entró en contacto con los pintores Zuloaga y Sorolla. Regresó en 1906.

Viviendo en Gualeguay, pintó sus mejores cuadros referidos a la gauchesca entre los años 1916 y 1927: Con estos cuadros bajo el brazo que reflejan a gauchos, montoneros, y patrones de estancia se fue a recorrer España, Estados Unidos y Canadá.






Este artista plástico de renombre internacional jamás quiso vender su serie de Los Gauchos, por lo que se ofrecía bastante dinero y en la década del 60, la donó a la Nación, con cargo de exhibición en el Museo Nacional de Bellas Artes, condición jamás cumplida.
Justamente la serie de los Gauchos estuvo mucho tiempo en Washington desde 1933 y hasta 1944 debido a problemas de transporte primero y luego por el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Ese año fue expuesta en el Museo Nacional de Bellas Artes.


En la década del 40 Cesareo compra sobre las barrancas del río Paraná, en al zona del Brete, cerca del Seminario, una gran extensión de tierras y se muda a la capital entrerriana, donde creó un museo con una vasta colección de armas, muebles, adornos y objetos de gran valor artístico.

A principios de la década del 90 la Subsecretaría de Cultura de la Nación, inaugura en el Palais de Glace, en el porteño barrio de la Recoleta, la retrospectiva más importante que se haya realizado de
un pintor argentino en la historia.
Allí estuvieron 160 obras de Quirós, muchas de las cuales fueron rescatadas del olvido al que estaban condenadas en los húmedos sótanos del Museo Nacional de Bellas Artes,
Este pintor entrerriano pasó por todos los géneros de la pintura: figura, bodegones, paisajes, interiores, en fin, un artista completo.
Se murió en Vicente López, un 29 de mayo de l968.