SIDE: película Clase B

Osvaldo Quinteros-. La SIDE y su accionar mafioso. El rol de las policías provinciales (incluido Entre Ríos)




Como en una mala película Clase B, los servicios de inteligencia argentinos filtran a la prensa oficialista un supuesto informe de donde se deduce que hay que aumentar la seguridad del Presidente. Las amenazas, cuándo no, son del monstruo del siglo XXI: el narcotráfico (artista exclusivo de la DEA).
¿Cómo saber si hay algo de cierto?
La verdad es que suena demasiado oportuno, para los servilletas.

Lo que significa que hay una lucha palaciega que puede derivar en cualquier cosa. Una lucha peligrosa.

Como pasa en las provincias que usan a la policía como una SIDE al servicio del gobernador, y el monstruo del narcotráfico (artista exclusivo de la DEA) como excusa para el espionaje ilegal, la ineficiencia es la marca de estas actividades ilícitas. Ineficiencia criminal, que puede resultar peligrosa. Pero se vuelve imprescindible para los caudillos. Entre otras razones, porque pasan a ser cómplices - por ende, rehenes- de graves actividades ilegales.
Este fenómeno, como bien se sabe en Entre Ríos, se agrava en las provincias de frontera.
Involucra también a parte de la prensa que se come todos los amagues. Porque para que funcione este aceitado mecanismo criminal desde las instituciones encargadas de combatir el crimen, debe parecer que efectivamente lo combaten.
El caso del narcotráfico  (artista exclusivo de la DEA) y el combate al menudeo o el competidor, es el más obvio. No el único.




La SIDE ha demostrado incluso mayor ineficiencia para su tarea específica que las policías provinciales promedio. A menudo, también se ven envueltos en los principales delitos y apañados por un sistema político y judicial que tiene mucho que perder.
Este círculo vicioso parece repetirse con cada gobierno.
Aunque cada nuevo gobierno asuma con promesas de reformas.


Lo cierto es que el "amigo" y locatario de Macri, Gustavo Arribas, está contra las cuerdas porque su cara es conocida en todo el mundo por ser sospechoso de corrupto. Su defensa fue patética. El encubrimiento de los medios oficialistas, muy evidente.La Justicia express, sin siquiera investigar nada ni esperar que llegue la información de Brasil, un capítulo aparte pero de la misma trama.
En cualquier otro país, ya estaría preso. Es una película Clase B.
El mero hecho de que se le conozca la cara implica que no puede ejecutar su tarea de espía. Pero esta premisa sería válida solo sí alguien pretendiera que la SIDE sirviera para los fines que dice la ley: detectar amenazas extranjeras contra el país, teniendo prohibido el espionaje político interno, que es lo que hacen, y operan en la Justicia, extorsionando o sobornando magistrados.
El propio Mauricio Macri fue secuestrado por una banda de comisarios apañados por la SIDE que habían quedado sin "ganancia extraordinaria" luego de que cesara la dictadura militar, donde el secuestro pasó a ser política de estado. De esa lección, al igual que Menem que pasó toda la dictadura como preso político, no ha sacado las conclusiones adecuadas. O hab´ra pensado "si no puedes contra tu enemigo, únete a él".
Como sea, el Presidente que asumió procesado por escuchas ilegales es denunciado por su principal candidata, Elisa carrió, en el distrito donde fue dos veces Jefe de Gobierno, por escuchas ilegales, realizadas por la misma persona que necesariamente tuvo que ser cómplice de las escuchas ilegales del propio Macri, dado que integraba la Comisión Bicameral de "seguimiento"de la SIDE: la ex diputada menemista y luego dos veces diputada del PRO, Silvia Majdalani.



La parienta de la esposa del Presidente y segunda en la SIDE, Silvia Majdalani, enfrenta la embestida doble de su propia coalición, Cambiemos.
Por un lado, la principal candidata del oficialismo, Elisa Carrió, la acusa de espiarla. Lo cual constituye un delito gravísimo que ni siquiera se está investigando, pero antes que eso, significa un escándalo político de enormes magnitudes, que sin embargo se intenta silenciar con estos oportunos informes donde supuestamente narcotraficantes venidos del exterior quieren matar al Presidente (Nixon quedaría como un pichón al lado de lo que por acá es normal).
Hay que insistir: es un guión de película Clase B.
Por otro lado, la Oficina Anticorrupción, embiste contra los principales socios de Majdalani: los empresarios truchos del periodismo militante K que se financiaron a través de la SIDE y hoy, por supuesto, están protegidos por la misma entidad mafiosa.
Majdalani es socia de las principales espadas K en la SIDE que posibilitaron el financiamiento de medios, la defensa judicial y extrajudicial de emblemas de la corrupción como Boudou y el encubrimiento de casos gravísimos como el asesinato de Nisman.




Evidentemente, Macri tenía acuerdos estratégicos con este sector del kirchnerismo. Acuerdos que, sigan o no en pie (todo parece indicar que sí, dado que ninguno de este sector "empresarial" que tantos delitos laborales cometió, fue rozado siquiera por la Justicia) hoy le sirven al gobierno nacional con insumos constantes de la vida y obra de los opositores.
El ejemplo más claro es la causa trucha armada contra Oscar Parrilli -ex titular de la SIDE-  para escuchar las conversaciones telefónicas de Cristina Kirchner. Para luego filtrarlas a la prensa adicta.
(Nixon, reiteramos, quedaría como un ingenuo por estas pampas...).

Suscribirse

Información sobra. Falta entenderla

Qué piensa el falso Pacha Mori

"La cabeza de Ramirez tiene un interés literario"/Juan Basterra

"Los intelectuales no tienen relación con la realidad"

Rosario Vera Peñaloza y los jardines de infantes