"Hacerles decir a las palabras más de lo que éstas pueden decir"

Rolando Revagliatti-. Antonio Ramón Gutiérrez nació el 29 de mayo de 1951 en la ciudad de Santiago del Estero, capital de la provincia homónima, y reside en la ciudad de Salta, capital, igualmente, de la provincia homónima. Obtuvo su título de Psicólogo en 1982 por la Universidad Católica de Salta, donde además de desempeñarse como profesor en diversas cátedras ha sido Profesor Titular de la Cátedra de Psicolingüística, y es Profesor Emérito desde octubre de 2017. Es docente del Centro de Investigación y Docencia (CID) del Instituto Oscar Masotta dependiente de la Escuela de Orientación Lacaniana de Psicoanálisis. En esta materia es autor de “La precipitación de lo real” (2005), “Lingüística y teoría del significante en psicoanálisis” (2010), e integra el volumen “Soledades y parejas. Luces y sombras” (2017). Además de concedérsele en 2012 el Premio al Mérito Artístico por su trayectoria literaria, otorgado por el gobierno de la Provincia de Salta, recibió, entre otros, el Primer Pre…

Otro grave ataque contra la Democracia y el Pueblo Argentino

Fernando Adrián Zapata




Ante la gravedad de los hechos de reducción de condena mediante el método "2 por 1",la Corte de Justicia de la Nación Argentina,ha decretado en estas fechas (primera semana de mayo de 2017) aplicar dicha resolución jurídica en beneficio de condenados por crímenes de Lesa Humanidad.

Esto significa que el máximo tribunal de la Justicia Nacional ha burlado los históricos Juicios a las Juntas Militares durante el gobierno de Raúl Alfonsín y todas las condenas efectivas a repudiables represores,y ha retomado los artilugios de la Obediencia Debida,el Punto Final y las intentonas golpistas de los años 80,los nefastos Indultos del menemismo,la pútrida Ley Antiterrorista del kirchnerismo,la designación de represores como Berni,Milani y tantos otros espías contra las organizaciones obreras y populares.

El máximo tribunal de la Justicia Nacional ha fallado favorablemente en una disminución de pena para quienes han participado en la última dictadura cívico-militar argentina (años 1976-1983),con su ya comprobado plan sistemático de persecución,tortura,aniquilamiento en masa,con una cifra aproximada de 30.000 desaparecidos,con secuelas de exilios,persecuciones y discriminaciones varias,y toda violación flagrante de los Derechos Humanos garantizados nacional e internacionalmente.



Semejante resolución legal es visceralmente ilegítima,y es otro grave ataque a la Democracia por la cual nuestro Pueblo ha luchado y continúa esforzándose,sacrificadamente,para recuperar y desarrollar, dando la vida,la energía y las esperanzas de muchos de sus hijos más valientes y más preclaros.
A su vez,tal medida es anticonstitucional,porque viola los principios de la convivencia,el respeto a las víctimas y allegados de aquellos años de Terrorismo de Estado,así como también,sienta un nefasto precedente de jurisprudencia ante tantos otros casos similares.

Desde el humilde pero digno y honesto lugar del ciudadano común,del hermano del pueblo trabajador, del vecino de las inmensas mayorías humildes y laboriosas,resulta absolutamente repudiable, aberrante e indignante semejante resolución jurídica que le garantiza crecientes cuotas de impunidad a los enemigos del pueblo.




Ya no alcanza con un simple "llamado a la reflexión" ni una mera "disculpa" al respecto.
Es preciso reclamar y exigir la anulación total de semejante brutalidad jurídica,advirtiendo la gravedad de la misma ante los avances sociales logrados en materia de Derechos Humanos en Argentina,desde la Recuperación Democrática (1983) hasta nuestros días,alertando y convocando a una más plena participación,a toda la población de las mayorías democráticas,firmes y honestas de nuestro justo pueblo trabajador argentino.
Esto no puede ni debe quedar así,impunemente.¡Nunca Más al Terrorismo de Estado!