Cucurto, el rey del realismo atolondrado


Joakito.-Es uno de los fundadores de ese fenómeno que se conoce como "editoriales independientes", llevando adelante desde hace más de una década el proyecto editorial Eloisa Cartonera.
Santiago Vega, mas conocido como Washington Cucurto es uno de los escritores mas prolíficos de la Argentina a pesar de haber empezado ya de grande a escribir.
Fue repositor de supermercados y por un compañero de trabajo descubrió el fantastico mundo al que te puede conducir la poesía. Creador de un estilo, donde la oralidad, la narración en verso de escenas populares y la trastienda de escritura en un ambiente de cumbia, inmigrantes latinoamericanos y coloridas fantasías sexuales dan lugar a los personajes mas pintorescos de la literatura contemporanea argentina, Este estilo genero una tendencia llamada "realismo atolondrado".

Cucurto irrumpe en la escena literaria nacional con Zelarayán, convirtiendose así en el fundador sin quererlo junto a Rodolfo Edwards, Daniel Durand y Fabian Casas entre otros, del "realismo atolondrado" que según el propio Cucurto este estilo literario es como "cuando andas y te caes, te paras y te vuelves a caer. Es un persistir en el error, aprender y una suma de experiencia"
A "Zelarayan" le siguió a fines de los 90, "La Maquina de hacer paraguayitos" pero, fue en el año 2003 con su libro "Cosa de Negros" -quizás uno de los pocos Best Seller salidos del  under junto a "Yerba Mate Libre" de Guillermo de Posfay- y con la formación en plena crisis económica de la editorial "Eloisa Cartonera"(editorial que compra sus insumos para las tapas a los cartoneros de la ciudad de Buenos Aires) que Cucurto fue abriéndose puertas y pudo llegar a lugares inimaginados para un  escritor "cabecita negra" porteño saltando del under al llamado establishment editorial. Sin embargo a pesar de ser párte de este establishment "Elosia Cartonera" fue fundamental para el desarrollo a partir del 2001 de múltiples editoriales independientes que fundaron la Feria del Libro Independiente Argentina.


En  2005 publica "Las aventuras del Señor Maíz", donde de manera autobigráfica cuenta como fue su paso de repositor de hipermercados a  lector primero y luego escritor o poeta, que para él es casi lo mismo.
En una entrevista que le hacen en el diario La Nación cuenta que cuando empezó a escribir leía de todo, "casi igual que ahora, sólo que en esos primeros años no discriminaba entre las distintas formas de expresión literaria, no lograba dimensionar la particularidad de cada género. Así que escribía de todo, casi sin darme cuenta, sin decirme "esto es poesía", "esto es narrativa". Un día escribía un cuento; otro, una novelita, y luego una serie de poemas. Muchas veces se me ocurrían al mismo tiempo, e incluso en el mismo día".
Este año Blatt & Ríos le reeditó "Fer", una novela breve y Lamás Médula dio a conocer "La pasión según Cucurto", una antología de relatos.

Un acontecimiento que me pasó con su persona lo pinta de humildad: Conocí a Cucurto en el año 2007 en  la Feria del Libro Independiente Argentina que se hizo en la Asamblea de Palermo. Recién empezaba a escribir poesía, y quería editar con "Eloisa Cartonera". Cucurto no quiso editarme por no pelearse con Matias Reck (el creador de Milena Caserola, otra de las llamadas "editoriales independientes"), cinco años después mi libro "OdaS Al Mate amargO" era vendido en el puesto de diarios y revistas de Avenida Corrientes y Paraná que Eloisa Cartoner transformó  en librería y distribuidora de material de autores jóvenes, pobres e independientes de la literatura nacional.