Abrieron la puerta




Hugo Presman-.Fueron tres. Dos hombres y una mujer. Casualidad o no los dos hombres fueron los designados por este gobierno, primero intentando que ingresen por la ventana y luego ante la reacción, la propuesta fue enviada como debía al Congreso, y aprobada por este. Son los abogados Carlos Fernando Rosenkrantz y Horacio Rosatti y la jueza integrante de la Corte desde hace muchos años Elena Highton de Nolasco. Fue una decisión de la Suprema Corte sobre el caso Luis Muiña, un torturador y secuestrador que ya estaba en libertad, al que se le aplicó una ley, conocida popularmente como dos por uno, que no existía cuando perpetró sus delitos en el Hospital Posadas y ya había sido derogada cuando se juzgó. Lo hizo bajo las órdenes directas del último Presidente de la dictadura establishment militar, Reynaldo Benito Bignone, que hoy está detenido, y que posiblemente intente acogerse a los beneficios que disfruta su subordinado.
Cambiemos
 El negrito Avellaneda volvió a morir empalado; Clara Anahí Mariani que aún no se sabe quién la apropió volvió a ser secuestrada; Miriam Lewin, seguramente sintió que volvía a ser prisionera en la ESMA; Graciela Daleo piensa que a sus torturadores los volverá a encontrar por las calles; las monjas francesas vuelven a ser arrojadas al mar; las cenizas de  Azucena Villaflor se revuelven inquietas ahí en la histórica Plaza donde promovió un encuentro que dio origen a la gesta de las Madres.
Cambiemos
Los tres miembros de la Suprema Corte abrieron la puerta. Los dos jueces que llegaron a propuesta del gobierno y Elena Highton de Nolasco que tal vez esté devolviendo el favor que le hizo el ejecutivo al no apelar el fallo que le permite continuar después de cumplir 75 años.
Cambiemos
Victoria Montenegro vuelve a ser apropiada; Alfredo  Astiz regresa nuevamente para cumplir su papel de Judas moderno; en la Perla Ernesto “el Nabo” Barreiro se exalta cuando recuerda  con orgullo  como  hace cuarenta años torturó a María Luz Mujica de Ruartes quien gritaba retrocediendo a su niñez, pidiendo por su madre en una de las agonías más espeluznantes según el relato de varios sobrevivientes; los mellizos Reggiardo Tolosa son nuevamente apropiados. Sabrina Gullino Valenzuela, la hija de Tucho Valenzuela y Raquel Negro, siente que su hermano mellizo al que busca desde hace  décadas, hoy está más lejos del ansiado reencuentro
Gladis Evarista Cuervo, víctima  de Muiña, recuerda: “Me rompieron el esternón, me rompieron varias costillas, me provocaron quemaduras con encendedores y colillas de cigarrillos en el cuello. Tengo quemaduras en los brazos, en las piernas, en los glúteos. Me hicieron el submarino varias veces y me picanearon otras tantas"
Cambiemos
El gobierno de Mauricio Macri, primero mantuvo silencio, el Secretario de Derechos Humanos Claudio Abruj,  afirmó que hay que respetar el fallo de la Suprema Corte y que estaba de acuerdo. Más tarde el Ministro de Justicia Germán Garavano con una tenue y formal crítica. Cuando una ola gigantesca de disconformidad avanzó, Marcos Peña declaró que estaba en desacuerdo con el pronunciamiento de la Corte y Patricia Bullrich afirmó su profundo desacuerdo con el dos por uno. Otra vez el caballo de Troya del sí  “pasa, pasa”. Varios días después, y recién 5 días después, el 8 de mayo, María Eugenia Vidal se pronunció con precisión y claridad.
El Presidente Mauricio Macri mantiene silencio. Es un tema que nunca le interesó y sobre el cual tiene una profunda incomodidad.  El Kirchnerismo extendió correctamente  la calificación a golpe cívico-militar. En radio Nacional, en la actual gestión se prohibió en los Noticieros que al autodenominado Proceso de Reorganización Nacional se lo denomine de esa forma. Macri no encontraba tiempo para encontrarse con los organismo de Derechos Humanos, más allá de un tardío encuentro, frio y breve Visitó el Parque de la Memoria sólo forzado porque el Presidente de Francia  Francois Hollande que pidió conocerlo y que demostró mayor interés por los desaparecidos de esa nacionalidad que el presidente argentino por sus compatriotas desaparecidos. Es el mismo presidente que en campaña habló de “el curro de los derechos humanos”, el que mantuvo silencio ante las declaraciones del ex Ministro de Cultura de la ciudad de Buenos Aires, Darío Lopérfido, premiado luego con estadía paga en Berlín, o del carapintada a cargo de la Aduana Juan José Gómez Centurión.
Cambiemos

Teresa Meschiatti siente nuevamente la picana sobre su cuerpo, especialmente en su zona genital.
Las madres que tuvieron sus hijos en la ESMA o Campo de Mayo y luego fueron asesinadas después de despojarlas de sus bebes, vuelven a parir, atadas a su cama, con los ojos vendados, sabiendo que el nacimiento de su hijo es su sentencia de muerte. Otras sólo son asistidas por otras prisioneras en una escena imborrable de hasta dónde puede llegar la crueldad humana. Sara Solarz de Osatinsky que desde hace muchos años reside en Suiza y como prisionera en la ESMA, asistió a 14 partos cuenta: “Trajeron a Patricia Roisinblit, que dio a luz un varón el 18 de noviembre de 1978, una cosa conmovedora, como todos los partos, por supuesto, pero en este caso, como Patricia había estudiado medicina –participó Magnacco como médico–, y en el momento que dio a luz pidió que no le corten el cordón umbilical y se lo pongan sobre el pecho y decía: ‘No me lo saquen, no me lo saquen’, era lo que la unía, la seguía uniendo a ese bebé.” Es el mismo Magnacco que ya pidió acogerse al fallo de la Suprema Corte pidiendo una reducción de su condena. Como lo ha hecho el cura Christian Von Wernich, condenado por complicidad en crímenes de lesa humanidad, integrante de una Iglesia cómplice que bendijo a torturadores y violadores, más preocupada por la reconciliación que por la justicia. Parecen oírse nuevamente los gritos de dolor de Carlos Lordkipanidse, sometido a picana con su bebe de días sobre su pecho, por Juan Antonio Azic, el apropiador de Victoria Donda y Laura Ruiz Dameri. Guillermo Pérez Roisinblit el nieto restituido de la vicepresidente de Abuelas Rosa Roisinblit, vuelve a sentirse amenazado por su apropiador. En cambio figuras emblemáticas del terror como Jorge Eduardo “el Tigre” Acosta, mandamás en la ESMA, espera salir para abrazarla a Cecilia Pando.  
Cambiemos
El grupo Macri al inicio de la dictadura establishment- militar tenía 7 empresas. Cuando termina la larga noche tenía 47. El grupo y el poder económico en general tienen facturas que levantar a los uniformados  a los que impulsaron y luego fueron muchos de ellos socios o beneficiarios.
El actual presidente manifestó su respeto y admiración por el jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires Osvaldo Cacciatore.
El intento de cambio de fecha del 24 de marzo, la ausencia estruendosa del presidente en dicha conmemoración, es un testimonio evidente que abona a lo que se sostiene.
Cambiemos
A Néstor Kirchner, el CEO del diario La Nación Claudio Escribano le exigió, el 5 de mayo del 2003 cinco puntos, uno de los cuales en el lenguaje mitrista fue “olvido de los crímenes de la guerra sucia”. Macri, como los otros cuatro puntos que el santacruceño rechazó, los va cumpliendo inexorablemente. Aquellos eran: 1) Alineamiento incondicional con Estados Unidos 2) Denuncia internacional de Cuba (Hoy reemplazada por Venezuela)  3) Relaciones especiales con el sector empresario, 4) Mano dura contra la inseguridad.
Cambiemos
Pasaron muchos años desde que el escrito checo Milán Kundera escribió: “La lucha del hombre contra el poder, es la lucha de la memoria contra el olvido”
Mario Benedetti, el escritor uruguayo, reflexionó hace muchos años: “El olvido está lleno de memoria”
En esto último no cambiemos. O mejor dicho cambiemos lo que hace fundamentalmente CAMBIEMOS
Hay que cerrar la puerta de los que la abrieron, con un océano de pañuelos blancos
Cambiemos

Suscribirse

Información sobra. Falta entenderla

Medios locales y redes sociales

"Hay gente que teme más pensar que morir"

Laura Forchetti: poesía y feminismo

Zidane, crónica del pájaro que daba cuerda al mundo

López Jordán: últimos días de la víctima