Malvinas Argentinas: otro enclave estratégico



Fernando Adrián Zapata-.Este año 2017,la fecha del 2 de abril corroe la conciencia de nuestra argentina, sangrando en la memoria de tantos jóvenes hermanos del pueblo que dieron su vida en semejante causa patriótica y antiimperialista (como lo es la búsqueda de recuperación de nuestras Islas Malvinas),desde hace 35 años (1982),aunque su justo reclamo es mucho anterior;causa justa usada y abusada,demagógica e injustamente,por varias dictaduras cívico-militares,sólo para perpetuarse en el poder político local.
Es que,tal como ha sucedido tantas,tantas innumerables veces y con tan diferentes temáticas en cuestiones de defensa nacional,continental y mundial,los imperios han intentado valerse de la fuerza para imponer sus ambiciones de dominación,"a sangre y fuego",llegando,incluso,a sostener brutales tiranías locales para administrar su poder.

Malvinas hoy:una causa antiimperialista,entre tantas


El caso particular de Malvinas remite a otras causas de pueblos oprimidos y expoliados,tales como las reivindicaciones del interior del actual Reino Unido de Gran Bretaña (Irlanda del Norte,Escocia y Gales),las diferentes regiones del Estado Español (Galicia,Cataluña y País Vasco), Ucrania,Chechenia y otras regiones de la extinta Unión Soviética,Palestina fraccionada por el Estado de Israel,el Kurdistán dividido por Turquía,Siria,Irak e Irán,las dos Coreas (Norte y Sur) disputadas entre potencias como China y Japón respectivamente,entre tantos otros reclamos anticoloniales en los continentes de Europa,Asia,África y Latinoamérica.
Las dos grandes Guerras Mundiales señalaron un nihilismo y una destructividad criminal sin precedentes,"Guerra Fría" mediante,sirviendo como ensayo previo de las actuales guerras "no convencionales" en curso,con sus trágicos eufemismos de "daños colaterales" al momento de masacrar a poblaciones enteras.

Guerras como las de la región de Indochina (Laos,Vietnam,Camboya,Nepal, Indonesia,Filipinas),de la ex-Yugoslavia y su disolución (Kosovo, Bosnia, Herzegobina,Serbia y Montenegro),Argelia,Somalia,Angola,Chipre,Yemen,y un largo etcétera,evidencian que los intereses de dominación siguen pesando rígidamente en la política internacional,con sus secuelas de violencia,odio racial y religioso, masacres, hambre, exilio, destrucción social y ambiental, entre tantas otras inequidades.
Las Naciones Unidas cuentan con espacios de litigio,debate y análisis para discutir y resolver estas cuestiones,tales como el Comité de Descolonización,lo cual tampoco ha logrado sofocar la mayoría de enfrentamientos,matanzas e invasiones evitables,crímenes ideados o implementados,principalmente,por intereses de grandes monopolios y grupos hegemónicos a escala planetaria.

El armamentismo imperial:un eje central en el dominio global

La industria armamentista,que genera cifras multimillonarias en materia económica,junto con otros tráficos y contrabandos,sigue presionando para desatar conflictos que pueden ser afrontados y resueltos hasta agotar innumerables instancias previas.
También la codicia de grupos elitistas,además de recurrir a fuerzas armadas estatales,cuentan con grupos paramilitares y terroristas que han sido entrenados,asesorados y financiados bélica,política y económicamente para ejecutar atrocidades en diversas regiones y zonas del mundo y facilitar así,el "ablande" de la población del territorio en disputa y tomarlo con menor dificultad.

Las actuales políticas en pos de materias primas,de reservorios naturales,además de la geopolítica de ciertos espacios considerados como "estratégicos" para los accesos y la circulación de los imperios,recrudece estas situaciones acuciantes.
La búsqueda de paz mundial requiere,en principio,el cese del armamentismo y del militarismo imperial,así como el cese de hostilidades y la devolución inmediata de los espacios reclamados por los pueblos que así lo requieran.
Caso contrario,la realización del ideal de una paz mundial próxima será una cada vez más difusa utopía para ilusos.



El peligro actual y las búsquedas de la paz mundial

El mundo actual,por lo pronto y lamentablemente,es y seguirá siendo un polvorín,una antesala de una hecatombe internacional de dimensiones impensadas,de una destrucción masiva nunca antes imaginada.
Mientras tanto,no será ninguna novedad el casi contínuo despliegue de tropas imperiales,así como tampoco,la encarnizada resistencia de los más variopintos grupos de gesta independentista,anticolonialista y antiimperialista,con los más polémicos métodos de lucha asumidos y por aplicar,de manera civilizada en algunos casos,pero también furiosa y desesperadamente en otros casos,muchas veces en correspondencia con las cambiantes situaciones y condiciones impuestas por la presión de los grandes opresores.