El laberinto y la ventana

Ramiro Pereira-. El laberinto y la ventana

La muerte de Micaela y el oportunismo punitivo



Pablo Mori-.El debate planteado tras el femicidio de Micaela intenta justificar un endurecimiento del aparato represivo por parte del Estado intentando de esta manera llevar la discusión sobre la responsabilidad estatal en los asesinatos de mujeres hacía otros caminos.
Por eso mismo está en marcha el planteo de la destitución del juez Carlos Rossi en lugar de llevarlo a un juicio político, que no sólo debería ahondar en el rol del magistrado sino que profundizaría en la cadena de responsabilidades en la liberación de Wagner.
En este sentido, la reforma de la Ley 24.660 apunta a endurecer el régimen de salidas de los reclusos, De aplicarse esta reforma solo estaríamos ante el cercenamiento de los derechos de los presos mediante el fin de las salidas transitorias, beneficio al que se accede luego de cumplida una parte de la condena y en función de la rehabilitación social de los detenidos.
La cancelación de esta medida plantea un aumento del punitivismo en las prisiones. La ley es una continuidad del endurecimiento del Código Penal impulsado por el "ingeniero" Blumberg, paquete de leyes sancionado durante el kirchnerismo en 2004 que como sabemos fracasó en "la lucha contra la inseguridad".
¿Que plantea la reforma a la Ley que discutirán los senadores nacionales?
Basicamente sostiene que quedan  excluidos del régimen de salidas transitorias los imputados por homicidio simple, homicidio agravado por el vínculo, por odio racial, por crear un peligro común, en concurso de dos o más personas, a miembros de fuerzas de seguridad, por violencia de género o para causar sufrimiento a un tercero, como así también incluye en la lista todos los delitos contra la integridad sexual, tanto a mayores como a menores, y la violación seguida de muerte, además del robo con armas cometido en poblado y en banda. quienes posean una causa abierta y los reincidentes. El proyecto indica que el desempeño del condenado en actividades que realice mientras cumpla su pena debe ser registrado e informado para su evaluación, lo que resultará relevante a la hora de recibir algún beneficio de libertad anticipada.

Las decisiones para la progresividad del régimen penitenciario serán tomadas por el responsable técnico-criminológico del establecimiento, el director del lugar y el director del régimen correccional.  y es el juez de ejecución penal quien deberá tomar en cuenta cada uno de los informes, que serán vinculantes con la decisión de iniciar al reo en el régimen de salidas anticipadas. Esto último es muy importante señalarlo, ya que como la ley aún no ha sido modificada, entonces, el planteo del juez Rossi está dentro de los parámetros de la ley -recordemos que a Rossi se le acusa de no haber tenido en cuenta los informes técnicos de los peritos pertenecientes al Servicio Penitenciario.
Lo mas grave de la reforma planteada por los demagogos punitivistas es que cancela las salidas transitorias incluso para quienes no han sido condenados.

El proyecto sostiene que del régimen de salidas transitorias quienes posean una causa abierta y los reincidentes quedan excluidos. Como es de público conocimiento, la mayoría de los presos de la provincia están sin condena firme, y a su vez, es el propio sistema carcelario el que esta corrompido desde adentro y muchas veces se  imponen las "salidas" de los presos con el objeto de que cometan robos y otros delitos a cuenta de las autoridades carcelarias.


Con el reforzamiento punitivista actual tanto desde el oficialismo como desde amplios sectores de la oposición intentan canalizar el reclamo por los femicidios desviándolo del proceso de lucha de la mujer, hacia posiciones reaccionarias que solo llevan al incremento de la mano dura y la represión.
De lo que se trata es de mejorar las condiciones de vida de los presos. Toda reforma al sistema carcelario debe apuntar en ese sentido y no al reforzamiento del aparato represivo.