¿Frigerio gobernador? mmm...




Osvaldo Quinteros-.Rodríguez Larreta es, según Macri, el responsable de los piquetes. Vidal tuvo que poner la cara para el descuento salarial a los maestros. La política neoliberal es culpa de la autonomía del Banco Central Y así. Se pueden seguir enumerando, incluso hacia atrás, recordando cómo Macri sencillamente lo cagó a Sobisch, Blumberg, López Murphy, Massa, el PJ de Capital, etc.

Ni Miguel Del Sel ni Alfredo De Ángelli tuvieron un rol destacado, aún cuando ambos son no son competidores de fuste (por sus evidentes limitaciones intelectuales) del liderazgo de Mauricio Macri, desde que Macri accedió a la presidencia: no es que el PRO no quiera ganar las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, sino que no quiere competidores internos y por eso prefiere a  Lifschitz y Bordet, que son dos marionetas fáciles de dominar -y además, en los papeles son opositores, con lo cual, se los somete a diario a cambio de que puedan gobernar tranquilos sin cobrarles impuestos a los ricos-. Total, recordemos que la candidatura presidencial de Macri ganó en Santa Fe y Entre Ríos, ¿qué importa que los gobernadores - potenciales rivales internos en la sucesión- no sean del PRO?





¿Rogelio Frigerio va a ser el candidato de Macri a gobernador de Entre Ríos?
Quién sabe.
Lo que sí se puede prever es que no lo apoyará mucho.
De hecho, le encarga la tarea de coordinar con Bordet pero lo excluye a ambos -y al gobernador de Santa Fe- cuando hace el único anuncio de la única obra pública en la zona en un año y medio de mandato.
Si bien el aeropuerto internacional para Paraná y Santa Fe no se hará nunca, el anuncio suena de lo más rimbombante. Una especie de Hollywood en la Isla Demarchi. Y de paso, deja como un convidado de piedra al intendente de Santa Fe, José Corral (presidente de la UCR) que viene negociando con la principal figura radical entrerriana, el intendente de Paraná Sergio Varisco, el lugar donde se realizará el puente que anunció el intendente José Carlos Halle, la intendenta Blanca Osuna y hoy, que parece más lejano e imposible que nunca, Sergio Varisco.
Si bien el puente nunca se hará, en el mundo de las obras públicas imaginarias donde habitan nuestros dirigentes, el puente venía ganándole al Estadio Único y la "Industria de Casa de Madera Copiada de Canadá" de Bordet. Pero al puente imaginario le ganó el aeropuerto internacional. Por goleada.



Además de sacarlos de la foto simbólica del mundo de las obras públicas imaginarias, Macri decidió que en el mundo de las obras públicas concretas -la construcción de ranchitos con cemento- las provincias quedaban afuera.
Más vale, en el fondo se trata de negociar que la "intermediación" con la Cámara de la Construcción deje de estar en manos de Julio De Vido (que tiene todos sus secretarios presos) y pase a manos de Ángelo Calcaterra, o sea, de su primo y presidente, Mauricio Macri.
Pero en el medio están los Miguel Marissa y otros pintorescos "empresarios" que quieren su tajada en el negocio de construir barrios marginales para los excluidos crónicos.
Estas negociaciones se realizan a través de grandes anuncios -como que el IAPV no manejará más dinero de la Nación- que luego resultan no ser tan así. En el medio, hay negociaciones.

El punto es que el personalismo de Macri es muy evidente. Su construcción partidaria, también. De manera que dejar que Frigerio sea candidato y gane la gobernación de Entre Ríos, en el marco de una reelección como la que sueña el Presidente, suena a una actitud novedosa de Mauricio Macri, que no se condice con su historia ni con su actual forma de gobernar, donde los que tienen vuelo propio han sido echados o excluidos (el caso de Prat Gay, Melconian, Loustteau, entre varios más).