El libro, su evolución y su futuro



Joakito-Un 23 de abril mueren tres grandes de la literatura universal:  Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega en la misma fecha en el año 1616. En realidad Cervantes falleció el 22 y fue enterrado el 23 cuando se consignó la fecha del fallecimiento, mientras que Shakespeare murió el 23 de abril del calendario juliano, que corresponde al 3 de mayo del calendario gregoriano. En esta fecha también fallecieron William Wordsworth (en 1850) y Josep Pla (en 1981).
Los libros tienen los mismo enemigos que el hombre: el fuego, la humedad, los animales, el tiempo y su propio contenido. (Paul Valery)

En homenaje a estos grandes la Unión Internacional de Editores propuso esta fecha a la UNESCO, con el objetivo de fomentar la cultura y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor. La Conferencia General de la UNESCO la aprobó en París el 15 de noviembre de 1995, por lo que a partir de dicha fecha el 23 de abril es el «Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor».
Desde el año 2001 la propia UNESCO ademas nombró a  Madrid como Capital Mundial del Libro. Desde entonces cada 23 de abril, un comité de selección, integrado por representantes de la Unión Internacional de Editores (UIE), la Federación Internacional de Libreros (FIL), la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios (IFLA) y la UNESCO, elige a diferentes ciudades del mundo que realizan durante el año actividades culturales relacionadas con los libros. En 2002 ocupó el puesto Alejandría, Nueva Delhi en 2003, Amberes en 2004, Montreal en 2005, Turín en 2006, Bogotá en 2007, Ámsterdam en 2008, Beirut en 2009, Liubliana en 2010, Buenos Aires en 2011, Ereván en 2012, Bangkok en 2013, Port Harcourt en 2014, Incheon en 2015, Wroclaw en 2016 y Conakry en 2017.

Aunque en nuestro país si bien la característica Feria del Libro se realiza siempre para mediados del mes de abril, tenemos nuestra propia fecha para el día del libro: se trata del 15 de junio, ya que ese día pero en 1908 se realizó la primer “Fiesta del Libro”y se entregaron los premios de un concurso literario organizado por el Consejo Nacional de Mujeres.
Entonces en 1924, el decreto 1038 del gobierno nacional declaró como oficial la “Fiesta del Libro”y el 11 de junio de 1941, una resolución Ministerial propuso llamar a la conmemoración “Día del Libro” para la misma fecha, expresión que se mantiene actualmente.


Evolución y revolución del "libro"

Se puede denominar "libro" a lo que fueron las tablas de arcilla o bajorrelieves en diferentes piedras que fueron los primeros soportes. A los egipcios les corresponde el invento del papiro, una especie de papel fabricado con una planta que crecía a orillas del Nilo. Las láminas de papiro medían hasta 49 cm de largo y 20 cm de ancho. Se las enrollaba y lo usaban los escribas para asentar sus escritos. Los chinos aportaron un soporte mucho más perdurable: el papel. Este invento aparece en los registros históricos en el año 105 d. c., pero es sin duda más antiguo. El pergamino fue el sistema usado en Europa durante la Edad Media y tenía la ventaja de que se podía escribir de las dos caras. Se agrupaba en varios pliegos y se cosía formando los códices, que poco a poco fueron constituyendo lo que hoy se conoce como un libro. Pero la revolución que causó el libro llegará con la invención de la imprenta, ya que con la imprenta llegó la democratización del acceso al saber: hoy es difícil imaginar un mundo en donde se usara en forma casi exclusiva la narración oral para comunicar experiencias e impartir educación.
Con el paso del tiempo  los soportes han cambiado, esto se debe fundamentalmente a la introducción de innovaciones tecnológicas: a mediados de los noventa muchos eran los que dudaban de la perdurabilidad del libro y algunos hasta llegaron a augurar su total desaparición. Naciendo de esta manera el libro en formato digital: el famoso Proyecto Gutemberg de Michael Hart dio el puntapié inicial con la creación de una biblioteca digital con obras de dominio público. Y en 1981, sale a la venta el primer libro electrónico: Random House’s Electronic Dictionary. Después aparecieron la tinta y el papel electrónico.
En los últimos años se ha echo famoso en el mercado el e-book. Este término, suele utilizarse igualmente para referirse a un texto informatizado o al dispositivo electrónico destinado a la lectura de obras digitalizadas. Propiamente, un libro electrónico o digital consiste en un texto informatizado que puede ser leído o escuchado mediante un equipo informático; puede ser una compu, un televisor, una agenda o un lector electrónico. Este último, es el que está adquiriendo un aspecto en sus últimos diseños que lo acercan cada vez más a la forma del libro tradicional, combinando así algunas ventajas del libro impreso (versatilidad, ligereza, comodidad lectora) con la capacidad de almacenamiento y las posibilidades hipertextuales del libro digital.Sin embargo el libro digital se populariza con la venta en la red de una novela de Stephen King: "Riding the Bullet" vendió medio millón de ejemplares en dos días. Fue entonces cuando las editoriales y creadores de contenidos vieron un nuevo mundo y empezaron a incorporar versiones electrónicas de algunos títulos.
Y las marcas de teléfonos móviles y agendas electrónicas comenzaron a incorporar en sus equipos programas para leer en sus diminutas pantallas los textos digitalizados que venían en formatos que solo se podían leer en determinados equipos. Así no nos extraña que la industria avanzara con pasos de enano, y fueran sucumbiendo en el olvido cada lector que salía al mercado.
También se debe tener en cuenta el enorme potencial informativo de Internet, así como las posibilidades que brinda para manejar documentos y herramientas informáticas de todo tipo. Aunque también existen bibliotecas virtuales en las que se puede acceder a las obras más significativas, la propia red funciona como una gran “biblioteca” con la mayor parte de sus fondos disponibles.

¿Puede el libro electrónico sustituir al libro impreso? 

Sin entrar en polémicas que no terminarían nunca y similares a la discusión del huevo y la gallina, creo que ambas formas convivirán perfectamente y podrán complementarse. Sin embargo los detractores del libro digital sostienen que la principal desventaja que tiene es que  el usuario necesita una pantalla para poder visualizar su contenido, lo que lo hace poco manejable como a su vez que la impresión, la tinta y el papel son más fáciles de leer y manejar. Por otro lado, el libro en papel está plenamente consolidado en nuestra vida y no será fácil relevarlo a un segundo plano. 
Por otra parte, los seguidores del e-book sostienen que el libro digital presenta grandes ventajas, como su capacidad de almacenamiento, sus posibilidades hipertextuales o su inalterabilidad. Hay que añadir además la existencia de Internet, 
También hay expertos que lo consideran simplemente un paso más en la evolución del libro, convencidos de que ambos tipos pueden convivir perfectamente complementándose
No debe perderse de vista que tanto uno como otro son el resultado de un proceso tecnológico que, en el caso del libro tradicional, ha alcanzado una perfección envidiable, sobre todo, en cuanto a su capacidad para estimular nuestros sentidos y fomentar el placer de la lectura y a su vez no olvidarnos que con los años,el libro -sobre todo en estas  últimas décadas- ha mejorado la calidad de conservación de los textos y los costos de producción. 



El debate en torno al libro, en realidad no se salda en libro impreso/libro digital sino que tiene mucho más que ver con los contenidos y con el acceso a los mismos. ¿Que es lo que se lee actualmente? ¿Se lee actualmente? ¿Cuales son las posibilidades reales de acceso a un libro? Lo que si es cierto es que no cualquiera puede publicar un libro en formato electrónico, a diferencia del papel que cualquiera desde su casa, con una impresora o con fotocopia puede fabricar su  propio libro. Es esto lo que preocupa a los monstruos del mercado editorial, que finalmente nadie quiera acceder al libro clásico y opte por leerlos en Amazon o si desean el libro en formato clásico opten por adquirirlos en nuevas redes de distribución mas ligada a emprendimientos colectivos y solidarios(en Argentina por ejemplo cada vez son más los escritores "consagrados" que optan por una editorial pequeña o "independiente"para publicar sus obras, no tanto por el poco valor, sino por la metodología de no quedar atados a contratos y regalar el copyright a las megaeditoriales) 

Suscribirse