¿Por qué Concordia es tan pobre?





Joakito-. Según los datos publicados por el INDEC, los mayores índices de pobreza se anotaron en Santiago del Estero, con el 44 por ciento, seguido por Concordia con el 43,6; Gran San Juan 43,5; Córdoba 40,5; Corrientes 39,5, mientras que el Gran Buenos Aires, el índice alcanzó al 34,6 por ciento.
Paraná registró un 24,2 por ciento de personas pobres, muy por debajo del promedio del país y del 43,6 por ciento de Concordia.

Concordia es una de las cuatro ciudades mas importantes de la mesopotamia y cuando uno camina si se quiere como turista  por el Parque Parque Rivadavia, frente al lago de Salto Grande o por la peatonal se hace difícil creer en los números del INDEC ya que no se visibiliza ni la pobreza ni la indigencia, cosa que si pasa en la capital provincial donde la ayuda a los mas necesitados -paradoja de la vida- están en el centro de la ciudad, comúnmente denominado "entre bulevares".
Esta situación no es nueva: si miramos comparativamente los números del propio INDEC vamos a encontrar que fue la primera ciudad del país en desocupación (a principios de 2000 y en noviembre de 2002), con el menor ingreso per cápita de Argentina (abril de 2002), la de mayor pobreza (enero de 2003, con el 77,7% y el 50,5% de indigencia) y la de mayor brecha entre ricos y pobres (agosto de 2003)

¿Porque Concordia es tan pobre?
Una primera lectura, chabacana y gorila, diría que es porque la gobierna el peronismo, que si bien es simplista no deja de tener razón en el sentido de que el partido justicialista, es por naturaleza, el partido que se ha encargado de administrar la pobreza junto a la iglesia católica, pero no es suficiente para explicar  la realidad estructural que año tras año coloca a la capital del citrus como una de las  ciudades mas pobre del país.
Tengamos en cuenta para empezar que Concordia supo ser el centro de la vida del ferrocarril que en Entre Ríos llegó a emplear a 7000 personas en 100 estaciones.
En la actualidad la concesionaria de trenes no brinda servicio de pasajeros y mantiene apenas 200 empleados en dos estaciones para facilitar el transporte de las cargas que van de Brasil a Chile.
Fue y es Capital Nacional de la Citricultura, una actividad generadora de empleo que supo ofrecer a quienes no tenían ningún tipo de capacitación, un lugar en la poda, en la zafra y en las cargas. La fruta fue el eje del crecimiento económico hasta que en los últimos años cayó víctima de los desfases de la convertibilidad: es la misma zona donde los zafreros llegaron a cosechar 400.000 toneladas de naranjas, la mitad de toda la producción argentina, mientras que en los supermercados locales se exhibían para la venta naranjas de Israel.

Tomando un poco mas a "la pobreza" como concepto tenemos que tener en cuenta que la pobreza es un fenómeno múltiple,:que puede ser analizado, en magnitud (se mide más o menos pobreza en un seguimiento histórico y con metodologías diferenciadoras de acuerdo a umbrales acordados, por la forma directa o indirecta) en intensidad (se es más o menos pobre, se asciende o se desciende, según las faltas que se encuentren en los hogares y las personas, Acá aparecen la concepción de pobre estructural, empobreciente, o nuevo pobre)
A su vez, tal como plantea el analista Diego Born en el sitio ArtePolítica a partir de los datos dados a conocer por el INDEC debe "entenderse que cualquier medición de la pobreza implica definiciones conceptuales, metodológicas y procedimentales, basadas en posiciones ideológicas y teóricas y también en la disponibilidad de las fuentes empíricas existentes. Por tanto, el valor de la pobreza (“nivel”) no debe ser (como sucede muy habitualmente con políticos, comunicadores y, obviamente, con la opinión pública en general) evaluado desde el “sentido común”, desde la apreciación subjetiva de lo que cada uno considera que es la “pobreza” y a cuanta gente cree que afecta, sino desde las propias definiciones involucradas en la medición, y a la vez debe entenderse que la riqueza del indicador radica mucho más en su potencial comparativo (a lo largo del tiempo y entre distintos grupos sociales definidos en función de su lugar de residencia, del capital educativo, de la inserción laboral, de la edad, etc.) que en el porcentaje de pobres propiamente dicho (o de indigentes, sea considerando hogares o personas)".

En Argentina, la pobreza sufrió un incremento, en particular la urbana, que  han conformado zonas de vulnerabilidad social y económica crecientes, en términos absolutos y relativos, que incluye a pobres estructurales, a nuevos pobres y a amplios sectores medios que viven en distintos aglomerados. Este incremento ha definido también impactos hacia otros sectores urbanos.
Cuando decimos pobreza estamos haciendo referencia a los hogares que sufren privaciones esenciales, entendiendo a éstos como grupos de personas, parientes o no, que viven bajo un mismo techo de acuerdo con un régimen familiar y comparten sus gastos, principalmente el de la comida

Volviendo a Concordia tengamos en cuenta que el crecimiento de la ciudad siguió la lógica de la división centro-periferia profundamente marcada por la presencia de los arroyos y más tarde del ferrocarril.
Sobre todo a partir de la década del '70-'80 con la construcción de la Represa de Salto Grande y un crecimiento poblacional cercano al 30%.  Lo que llevó a que su población mayoritariamente mano de obra no calificada, quedara en la zona una vez terminada la construcción de la represa, con sus consabidas consecuencias en materia laboral y  en el aspecto urbano se conformó un cinturón de "villas", en la periferia y zonas inundables de a ciudad.
El 49% de esta población padece Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI en la jerga académica y estadística).
Por supuesto que esto llevó a que en Concordia se acreciente la cantidad de pobres estructurales a diferencia de Paraná donde en todo caso hay un bajo número de pobreza estructural y alto -cada vez mayor en los últimos años- de nuevos pobres o sectores medios empobrecidos.

Uno de los factores fundamentales para que Concordia siga siendo pobre aún en los momentos de crecimiento económico y social a nivel provincial es la falta de una clase media ilustrada que lleve a un fuerte desarrollo de nuevos cuadros dirigenciales que se ocupen del tema de la pobreza: a diferencia de Paraná -siguiendo la linea comparativa- en el aspecto educativo y recreativo se hace mas evidente: en Concordia se nota la diferencia taxativa entre escuelas y clubes de primer nivel para quienes pueden pagarlo y escuelas y clubes hecho añicos para los pobres. Esta situación no se da en la capital provincial donde el desarrollo de la cultura y del deporte atraviesa todos los estratos sociales. La provincia, sin embargo, ha sido gobernada por más concordienses y peronistas de Concordia que dirigentes de Paraná de cualquier partido, lo que derrumba la tesis de que la pobreza en Concordia es porque siempre gobernó el Partido Justicialista -sin por esto eximir de responsabilidades a los eventuales yerros municipales, aunque el desarrollo social no sea competencia estrictamente institucional de los municipios y aunque en Paraná, es el centro del empleo administrativo.  

La política vinculada a la corrupción también influye para que Concordia cambie el perfil de la ciudad a uno mas turístico, industrial y de servicios, ya que muy pocas empresas de alto rango se encontraron atraídas para invertir y de nada sirve que sea el Estado el que ofrezca los servicios turísticos (la CODESAL ha demostrado ser un fiasco en términos de gestión para atraer inversiones foráneas que apoyen el desarrollo de la ciudad y solo se limitó a entregar las concesiones a los empresarios amigos del poder) Esto último aporta su granito de arena para que Concordia siga siendo una de las ciudades mas pobre del país. Pero no es lo definitorio. Lo definitorio es el esquema de pobreza estructural que comenzó en los 70 con la construcción de la represa, cuando la pobreza estructural en el país era casi inexistente.