La pared de la izquierda

Ramiro Pereira


  Evoco las sombras que aquí miro

  y tengo presente las constancias de lo raudo

  de esa vana madeja que decía el poeta.



  Esas sombras proyectan mis anhelos

  y anuncian el hilo de las cosas.



  Sonrisas y seriedades idas

  todas son fortalezas, salvo

  esa  inmensa pena reciente.



  Esa pena resiente la balanza,

  incredulidad.



  Más siempre se afirma ese tamaño esfuerzo

  Inasible y veloz como mi alma.

  Y con otro poeta, digo que creo,

  en los sueños y en los triunfos no alcanzados.