La inclusión, eje contra la violencia de genero


Joakito

Con la finalidad de ejecutar un proyecto de capacitación laboral y abordaje integral de mujeres que padecen situaciones de violencia, la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER) rubricó un convenio con la Casa "Inés Londra" de Paraná.
La entidad es coordinada por la referente comunitaria Maris Rébora de Chapino y se ocupa de la protección de mujeres, ofreciendo alojamiento temporario a quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad y recibiendo casos derivados por la justicia.
El acuerdo se firmó en Rectorado en la mañana del lunes 27 de marzo, entre Chapino y el Rector, Bioingeniero Aníbal Sattler.

El acto contó con el acompañamiento de la Senadora Nacional por Entre Ríos, Sigrid Kunath, quien en la anterior etapa institucional apoyó la creación de la Casa y desde su actividad política y legislativa tiene a la violencia de género como una de sus temáticas centrales.
La primera propuesta en este marco será el dictado de un taller de capacitación en Costura, que iniciará en abril, como parte de una iniciativa que busca empoderar a las mujeres a través del aprendizaje de un oficio y de una contención integral en materia de salud, educación y derechos.
La implementación del taller estará a cargo de Maira Müller y es articulada por la Secretaría de Integración y Cooperación a través del Departamento Educación y Capacitación No Formal.

Aunque suene extraño, por primera vez se agrega a la problemática de la violencia de género la dimensión laboral y económica, que es un factor fundamental para erradicar la violencia de género. Una igualdad en el mercado laboral, o técnicas para lograr un rebusque, es casi la condición de posibilidad para un abordaje integral de la problemática en serio.
La inclusión, como concepto, pero llevado a la práctica. Y el uso de la universidad provincial como herramienta concreta de inserción en los conflictos más complejos de la sociedad.
De ahí que esto es más que una noticia, es la punta de lanza para pensar en erradicar la violencia de género desde una perspectiva más realista.

"Es un orgullo poder enseñar lo que sé y que este curso sirva para conocimiento personal y para salida laboral; y más contenta aún por participar en actividades con la Universidad", señaló la capacitadora. El acto también contó con la presencia de la Secretaria Lic. Mabel Homar; la Decana de la Facultad de Ciencias de la Gestión, Lic. Liliana Battauz; y la Coordinadora Técnica del Proyecto, Lic. Silvina Garay.
El Rector enfatizó en que "esta Universidad pública es del pueblo" y "está siempre conectada con lo que la sociedad necesita, por eso dijimos un sí rotundo a este convenio, porque consideramos que la violencia de género no debería existir más". Sattler añadió que "la formación, la capacitación es una salida que nos permite emanciparnos, crecer y salir adelante. Desde acá siempre vamos a generar este tipo de instancias para dar respuesta a nuestra sociedad. Por eso para mí estar hoy acá con ustedes es un orgullo enorme", finalizó.

Por su parte, Maris Rébora agradeció al Rector por poner a disposición la Universidad para plasmar este proyecto. "Implementar este tipo de capacitación a las mujeres que llegan por diferentes situaciones es un gran desafío", dijo. "Acompañarlas de esta manera es ayudarlas a superarse, por eso celebramos este convenio y asumimos este compromiso por nuestras mujeres entrerrianas y por su futuro, por una sociedad inclusiva", concluyó.
La Lic. Garay sostuvo que en la Casa "Inés Londra" existe un "gran acompañamiento de profesionales para la atención de la salud. La salud es importante no sólo física sino también psicológica y un buen acompañamiento para la recuperación es fundamental".
En tanto, Kunath expresó su alegría por la iniciativa y recordó cuando "en la anterior gestión de gobierno, tanto nacional como provincial, empezamos a trabajar en este espacio para mujeres que están atravesando diferentes situaciones de violencia y ocupamos nuestra agenda para abordar esta problemática". También mencionó la continuidad que le está dando en ese sentido el gobernador Bordet. "Involucrar actores de la comunidad para visibilizar el problema de la violencia de género es brindar herramientas prácticas para salir adelante y hacer posible así que el desafío se haga realidad", enfatizó la senadora.




 Luego de formalizar el acuerdo, se llevó a cabo un encuentro informal entre los presentes, para profundizar en algunos aspectos del taller a dictarse e intercambiar experiencias y posibilidades de nuevas capacitaciones. La Casa de Inés La Casa funciona en la zona de la Escuela Hogar "Eva Perón" de la capital entrerriana. Con su nombre recuerda a una militante fallecida, que fundara junto a Maris Rébora la Asociación de Mujeres Campesinas de Entre Ríos. cuenta con habitaciones, personal de servicio, cocina y asistencia psicológica, social, psiquiátrica y de un abogado.

El riesgo obvio es que luego de la capacitación laboral, no haya posibilidades reales de insertarse en un mercado laboral altamente competitivo, que está expulsando trabajadores y arrasando con los microemprendimientos. Las crueles lógicas del mercado no deben estar exentas del análisis de la problemática de la violencia de género, que es muy despareja de acuerdo a la clase social de la que se trate, más allá de que en todas las clases sociales estos hechos de violencia sucedan.