Jubilados entrerrianos en estado de Alerta y movilizacion


Joakito

El Centro de Jubilados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) se declaró en estado de alerta y movilización.
En la Asamblea Anual provincial que se realizó hoy en Paraná, “se presentó la memoria y balance del Centro; se realizó  un organigrama de visitas a cada uno de los Centros del interior;  se resolvió normalizar los que aún no fueron normalizados; y se declaró el estado de alerta y movilización”, indicó Juana Avalos.
La posición política fue declarada “ante la grave situación de los jubilados nacionales, provinciales y municipales, quienes tienen sueldos  paupérrimos, ya que hay casos de ex trabajadores municipales que cobran 3.000 pesos y por otro lado los 9.000 pesos que se paga como jubilación es insuficiente por la alta inflación”, explicó la dirigente, quien agregó que también preocupa la reforma de la Ley de Jubilaciones y Pensiones.
“Nosotros vamos a resistir cualquier intento de los Gobiernos de arrancarnos derechos adquiridos”, subrayó Ávalos.
Por su parte, el presidente del Centro de Jubilados y Pensionados de Villaguay, Carlos Perezlindo,  dijo que están expectantes de las negociaciones paritarias de los activos, ya que los jubilados tienen el 82 por ciento móvil: “Estamos preocupados por la situación que pasa en la provincia, como ocurre en otras provincias, ya que no se puede llegar a un acuerdo con el Ejecutivo que beneficie a los trabajadores activos y pasivos, ya que el Gobierno pretende cerrar a la baja”.
En ese sentido, precisó que “como los salarios de los activos es muy bajo a los jubilados se le paga una jubilación que no alcanza para vivir dignamente, lo que es lamentable y alarmante, ya que la inflación sigue subiendo”.
“Nosotros tenemos que acompañar convencidos a nuestros compañeros activos en el justo reclamo de un 38 por ciento de aumento, ya que no es un porcentaje antojadizo sino que responde a lo que se perdió del salario en 2016 y es lo que contendría, en una primera instancia, la inflación del 2017”, agregó el presidente del Centro de Jubilados de Concepción del Uruguay, Roque González.
El Gobierno “tiene que entender que venimos de un 2016 con una inflación de más de un 40 por ciento, que nos llevó a perder más de diez puntos en la relación sueldo/inflación”, argumentó el referente de Concepción del Uruguay, quien aseguró que si no hay una buena respuesta de Gustavo Bordet el 2017 “va a ser un año de dura lucha en la cual, desde nuestro lugar, acompañaremos a los activos, porque nuestra suerte está atada a la de ellos, ya que lo que de lo que consigan un porcentaje es para nosotros”.