En 2016 se despachó 6% más de harinas proteicas al exterior



Julio Calzada

Argentina embarcó 33,3 millones de toneladas de harinas y pellets en el 2016, 1,8 millones t o 6% más que en el 2015. Los Puertos del Gran Rosario mantienen una relevante participación, ya que embarcaron el 96,2% de la carga de harinas proteicas que se dirige al exterior. T6 y RENOVA fueron las principales terminales de salida, pero crecieron también los despachos desde Bahía Blanca y Ramallo, particularmente este último.

En la presente nota analizaremos los despachos al exterior de subproductos de la República Argentina en el año 2016. Cuando hablamos de “subproductos” nos estamos refiriendo al conjunto de bienes integrado por harina/pellets de soja, harina de girasol, malta y pellet de afrechillo de trigo.
Las estadísticas del año 2016 muestran que los despachos al exterior de subproductos registraron un importante aumento respecto del año anterior, el 2015. Aumentaron casi 1,8 millones de toneladas, como puede observarse en el cuadro N°1. Según datos de la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios del Ministerio de Agroindustria de la Nación (cuadros N°1 y 2 de la presente nota), la República Argentina embarcó en el año 2016 -desde todos sus puertos- aproximadamente 33,3 millones de toneladas de harinas y subproductos. El año anterior, 2015, los despachos habían ascendido a 31,5 millones de toneladas. De esta forma se registró en el 2016 un aumento – en el total nacional y en términos porcentuales - del 6% respecto del año anterior.

El aumento en el año 2016 respecto del 2015 tiene una explicación que es la siguiente: si bien hubo mayores despachos de mercadería, en los últimos meses del año 2015 el crushing de soja en el polo industrial Rosario comenzó a registrar una menor actividad ante la expectativa de modificación en el tipo de cambio y los derechos de exportación; variables que impactan significativamente en los números habituales del negocio. Igualmente, en aquellos meses las fábricas continuaron activas en la búsqueda de materia prima, aunque la oferta se mostró visiblemente retraída. Veamos los números. El ritmo de exportaciones de subproductos cayó durante noviembre y diciembre del 2015 (previo a la devaluación y eliminación de DEX), alcanzando un total de 3,7 millones de toneladas en el bimestre. Si lo comparamos con Noviembre y diciembre del 2016 los despachos de exportación de ese mismo bimestre fueron de 4,4 millones de toneladas, casi 700 mil toneladas más que en el último bimestre del 2015. Resulta claro que hubo mercadería del 2015 que habría terminado siendo despachada al exterior en los primeros meses del 2016.




En el cuadro N°2 se brinda información desagregada de los embarques por terminales portuarias y área geográfica relevante. En el año 2016 y en línea con la tendencia de los años previos, las terminales portuarias del Gran Rosario mantuvieron su importante participación en el total de los despachos de exportación de subproductos argentinos. La cifra es impactante: el 96,2% de los despachos de Argentina salieron por los puertos de la zona de influencia de Rosario. En el 2015 la participación había sido del 96,4%. De esta forma, se mantiene firme la relevancia de los puertos de la zona rosarina como actores centrales del comercio exterior argentino de subproductos. Recordemos que durante los últimos 4 años el sistema portuario “Up River Paraná” o “Gran Rosario” incrementó su participación del 90% en el 2012 al 96,2% en el 2016.
Cuando se analizan las cargas en valores absolutos, las terminales del Gran Rosario despacharon en el 2016 cerca de 1,6 millones de toneladas de harinas y subproductos más que el año anterior. Se embarcaron 32 millones de toneladas en el año 2016, cuando en el 2015 los despachos habían sido de 30,4 millones.
El año pasado las terminales ubicadas en Bahía Blanca -el segundo polo exportador del país- despacharon un 6% más que en el 2015, alcanzando un total de 697 mil toneladas. En el 2014 habían remitido cerca de 772.000 toneladas. En los últimos años los puertos de Bahía Blanca no han podido superar su mejor registro del año 2012, cuando las terminales de esa zona remitieron al exterior 930.000 toneladas de subproductos.
Otros factores relevantes que merecen ser destacados son los siguientes:
a) La importante participación del Gran Rosario en los despachos de exportación de harinas y pellets obedece a que allí está localizado el poderoso complejo industrial oleaginoso con un 80% de la capacidad total de molienda nacional. De allí emerge el grueso de la producción de harina de soja y girasol. La mayor parte de estas fábricas (unas 12 sobre un total sobre 20 fábricas localizadas en el Gran Rosario) se encuentran a la vera del Río Paraná, con lo cual resulta sencillo y de bajo costo cargar los buques con esta mercadería. Recordemos además que gran parte de la producción argentina de soja está muy cerca del Gran Rosario: a 300 Km. se localiza el 57% de la producción de poroto del país. Es una gran ventaja competitiva que la materia prima que necesitan las fábricas del Gran Rosario se encuentre próxima a los lugares de industrialización y molienda.
b) Las terminales del Gran Rosario reciben barcazas con mercadería paraguaya y boliviana, la cual es despachada al exterior desde los puertos del “Up River Paraná”. En el 2016, el Gran Rosario despachó 1.730.000 toneladas de pellets de soja paraguayo y boliviano, lo que implica 230.000 toneladas más que en el 2015 cuando se remitieron al exterior cerca de 1,5 millones de tn.
c) Terminal VI, en Puerto General San Martín, es el puerto argentino que mayor cantidad de subproductos despachó en el 2016: cerca de 7,5 millones de toneladas. Remitió cerca del 22% del total nacional de harinas/pellets y malta.
d) La segunda terminal en relevancia en materia de despachos de subproductos en Argentina fue RENOVA S.A. en Timbúes. Remitió al exterior en el 2016 cerca de 4,5 millones de toneladas, aproximadamente un 14% del total nacional.  Esta terminal tiene anexa una planta industrial con una capacidad teórica de crushing de 20.000 Tn/día, al igual que Terminal VI.
e) En el 2016, los puertos bonaerenses vieron subir su participación en los despachos nacionales del 3,6% al 3,8% del total. Nos referimos a la suma de las terminales del complejo bahiense, Ramallo y Zárate. Es destacado el crecimiento del Puerto de Ramallo, que aumentó un 27% sus despachos en el 2016 llegando a remitir aproximadamente 539 mil toneladas. En cambio, es marcada la caída de Necochea que no registra envíos de subproductos en el 2016.
f) En año pasado en un informe recordábamos que la relación peso-volumen (cubicaje) que tienen los subproductos (más livianos que los granos) hace que sea muy conveniente cargar la harina en el Gran Rosario y efectuar el completamiento de los buques en los puertos marítimos, especialmente los de Bahía Blanca.
g) Como fenómeno estructural, al analizar los despachos nacionales por tipo de producto se observa la participación excluyente del pellets/harina de soja (argentino, paraguayo y boliviano): casi 32,3 millones de toneladas embarcadas en el 2016 sobre un total de 33,3 millones exportadas. Estos productos representan el 97% del total de subproductos despachados a nivel nacional. El pellets de girasol ocupó el segundo lugar con 518 mil toneladas embarcadas, desplazando a la malta al tercer lugar con 435 mil toneladas en el 2016.

Suscribirse