El empleo en Paraná. Hablemos en serio



Joakito-. "A nosotros no nos toca comentar la realidad, la crítica fácil sino cooperar para encontrar las soluciones que nos afectan", dijo Bordet cuando se conocieron los datos de desempleo en Paraná dados por el INDEC, como si lo ocurrido no tuviese que ver con la ineficacia de las estructuras ministeriales que deben dedicarse a proteger a los trabajadores.
Ahora bien, si se toma por ejemplo uno de los pocos estudios que existen sobre el empleo en la ciudad de Paraná como por ejemplo el realizado por la Facultad de Ciencias Económicas de la UNER se observa que del total de asalariados en Paraná, el 40% son empleados públicos, es decir que de cada 10 personas que trabajan en relación de dependencia 4 lo hacen en un área estatal (sea nacional, provincial o municipal)
El resto de los asalariados lo hace en el comercio y en menor medida en la construcción, siendo estos dos últimos sectores absolutamente subsidiarios del primero: Son quienes trabajan en relación de dependencia con el estado -sobre todos los profesionales- quienes tienen cierta estabilidad monetaria como para poder demandar "mano de obra" ligada a la construcción, como a su vez, esta "mano de obra" también es utilizada en lo que respecta a la obra pública. A su vez, los comercios venden sus productos cuando desde el estado se pagan a tiempo los salarios (sino se pagaran a término los sueldos a los estatales, estos, al no poder dejar de consumir determinados bienes, recurren al sistema financiero, ya sea de los bancos y mutuales o de las grandes cadenas de supermercados que tienen espaldas para financiar a sus consumidores).
Según el informe académico tanto la naturaleza de sus actividades como la posible incidencia de la informalidad laboral podrían estar dando cuenta de una menor elasticidad empleo del producto respecto a otros distritos o de un crecimiento menor del nivel de actividad. Volvemos al principio: ¿quienes son los responsables de "cuidar" el empleo y de intentar que baje la informalidad de los mismos? Es el ministerio de trabajo. Y acá es donde aparece la dimensión política sobre todo si tomamos en cuenta que si baja la informalidad del empleo baja la cantidad de beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y demás planes de emergencia o sociales, que hacen al "botín" político con el que cuenta los sectores del poder como votos cautivos.
Ahora bien, estos datos ¿tienen que ver con el estancamiento de la economía a nivel nacional? La respuesta es afirmativa ya que por lo general la relación entre la tasa de crecimiento del índice de actividad económica y la tasa de variación del empleo privado muestra una correlación. Es decir, el empleo acompaña en términos generales el ciclo económico. Si la economía se expande, el trabajo registrado también lo hace; y si la economía se contrae, en una medida similar lo hará el empleo. Cuando los privados contratan nuevos trabajadores es porque debe darse respuesta a un crecimiento en determinada demanda o porque tienen cierta expectativa a que esa demanda crecerá. no suelen darse nuevas contrataciones de empleo privado cuando las ventas caen o las proyecciones de actividad resultan negativas.
De todas maneras estos datos e informes no responden fehacientemente al problema que se encuentra en la estructura de nuestra ciudad dominada fuertemente - a diferencia de la Ciudad de Concordia- por el desarrollo de una clase media que tiene aspiraciones de ascenso social: este ascenso social no tiene que ver con la posibilidad del desarrollo de inversiones sino más bien con el sostenimiento y fortalecimiento de la burocracia estatal, su principal fuente de ingresos. En Concordia, por el contrario, si bien el desempleo y la pobreza son mayores, el trabajo -tanto formal como informal, está mucho mas asociado a emprendimientos productivos e industriales (desarrollo citrícola y maderero como puntales) mientras que en Paraná no se han asentado industrias innovadoras (es decir que no estén vinculados a la provisión de recursos al estado)