Crecen los embarques de aceites vegetales

Leve crecimiento en 2016 en los despachos de aceites vegetales desde Argentina
JULIO CALZADA - CARINA FRATTINI
En el año 2016, Argentina embarcó 100 mil toneladas más de aceites vegetales que el año precedente. El complejo agroindustrial-portuario del Up River Paraná lidera los embarques, representando más del 97,3% para los aceites vegetales en general y un 99% para el aceite de soja en particular.

Los despachos al exterior de aceites vegetales de la República Argentina ascendieron en el año 2016 a 6.171.000 toneladas (cuadro N°1). El año anterior, los mismos habían alcanzado una cifra bastante similar: 6.073.000 toneladas. En consecuencia, el incremento en los embarques el año pasado fue bastante moderado: casi 98.000 toneladas más que en el 2015, lo cual implica un aumento del 1,6% en términos interanuales (cuadro N°2). Las cifras consignadas en el presente informe computan los siguientes aceites: soja (de origen argentino, paraguayo y boliviano), girasol, maní, cártamo y algodón.
Recordemos que el record argentino de embarques de aceites vegetales al exterior se verificó en el año 2007 con 7.589.000 toneladas. Pero en aquella oportunidad, recién se estaban instalando las grandes fábricas de biodiesel en Argentina, las cuales hoy demandan importantes cantidades de aceites vegetales para su conversión en biocombustibles. Este último producto, en parte hoy es exportado por Argentina y otro porcentaje es utilizado por el parque automotor local. En otras notas de este informativo hemos dado información sobre la producción y exportación nacional de biodiesel. Si tenemos en cuenta este cambio estructural que se ha dado en el mercado, la cifra de embarques de aceites vegetales del 2016 puede ser considerada como un excelente registro de exportación para nuestro país.

En el año 2016 se mantiene la excelente participación relativa de los Puertos del Gran Rosario (“Up River Paraná”) en el despacho nacional de aceites vegetales. Estas terminales remitieron al exterior cerca de 6.002.200 toneladas, lo cual representa el 97,3% del total de aceites vegetales despachados desde puertos argentinos. Este total incluye aceites de origen argentino, paraguayo y boliviano. Los embarques de estos dos últimos países ascendieron en el 2016 a 733.000 toneladas, cuando en el 2015 había sido de 600.000 toneladas. Se observa un importante crecimiento del 22% en términos interanuales del aceite que baja de Paraguay y Bolivia en barcaza al Gran Rosario para su posterior carga en buques y despacho final al exterior. Esto estaría reflejando que la mayor producción paraguaya producto del gran crecimiento en la capacidad de molienda de este país (ver nota sobre capacidad de molienda del Mercosur en este informativo) estaría siendo captada por las terminales portuarias del Up River.

La comparación de los embarques de aceites vegetales de los últimos años (2012 a 2015) muestra claramente el crecimiento de la participación de las terminales y fábricas del Gran Rosario en el total nacional. Mientras que en el año 2012 desde el “Up River Paraná” o “Gran Rosario” se embarcó el 81,4% del total nacional de aceites, en el año 2016 ese porcentaje se ubica en el 97,3%. Los embarques de harinas y aceites vegetales salen en forma casi excluyente por estas terminales portuarias de la provincia de Santa Fe.
De todos modos la mejor performance del año 2016 le cabe a las terminales portuarias de Bahía Blanca, la cuales aumentaron sus despachos de exportación casi 34.000 toneladas respecto del 2015. Sus embarques aumentaron en términos interanuales cerca del 44%, pasando de 79.100 toneladas en el 2015 a 114.000 toneladas en el 2016.

En el 2016 el principal puerto de embarque de aceites al exterior volvió a ser “Terminal 6”, con despachos del orden de las 1.383.000 toneladas. Le siguió nuevamente la Planta de RENOVA S.A. en la localidad de Timbúes con embarques de 1.055.000 toneladas. En tercer lugar se ubicó Cargill Quebracho en Puerto General San Martín con 621.000 toneladas.  Recordemos que estas terminales tienen anexadas fábricas aceiteras en sus predios. Las dos primeras con una capacidad de molienda teórica individual de 20.000 toneladas/día y Cargill Quebracho con 9.000 toneladas/día.
Las posibilidades futuras de que Argentina pueda producir más aceite de soja/girasol en los próximos años son sumamente concretas. Recientemente Renova SA anunció que ampliará su planta en Timbúes, la cual podría llegar a convertirse en la más grande del mundo en su tipo. La compañía indicó que su fábrica de molienda de soja pasará de las 20.000 tn/día actuales de capacidad de procesamiento a 30.000 Tn/día en el corto plazo, con inversiones superiores a los 400 millones de U$S. Por otra parte construiría una nueva terminal de almacenaje y embarques de granos en dicho complejo con nuevas instalaciones para descarga de barcazas.



Por otra parte, el año pasado Aceitera General Deheza y Bunge informaron que evalúan una inversión adicional de 200 millones de U$S para ampliar la capacidad de crushing de granos de la Terminal 6. El complejo tiene una capacidad de molienda de 20 mil toneladas diarias y la inversión que se está evaluando elevaría esta capacidad un 30%, lo que implica agregar 6.000 a 7.000 tn/día más en un plazo de tres a cinco años.