"Hacerles decir a las palabras más de lo que éstas pueden decir"

Rolando Revagliatti-. Antonio Ramón Gutiérrez nació el 29 de mayo de 1951 en la ciudad de Santiago del Estero, capital de la provincia homónima, y reside en la ciudad de Salta, capital, igualmente, de la provincia homónima. Obtuvo su título de Psicólogo en 1982 por la Universidad Católica de Salta, donde además de desempeñarse como profesor en diversas cátedras ha sido Profesor Titular de la Cátedra de Psicolingüística, y es Profesor Emérito desde octubre de 2017. Es docente del Centro de Investigación y Docencia (CID) del Instituto Oscar Masotta dependiente de la Escuela de Orientación Lacaniana de Psicoanálisis. En esta materia es autor de “La precipitación de lo real” (2005), “Lingüística y teoría del significante en psicoanálisis” (2010), e integra el volumen “Soledades y parejas. Luces y sombras” (2017). Además de concedérsele en 2012 el Premio al Mérito Artístico por su trayectoria literaria, otorgado por el gobierno de la Provincia de Salta, recibió, entre otros, el Primer Pre…

¡Uau, qué mentiroso terrible este Chiara Díaz!




S.R.

No se presentó ningún testigo de los propuestos por la defensa del vocal del Superior Tribunal de Justicia, Carlos Chiara Díaz. Él y su abogado -que tampoco apareció- eran los responsables de convencer a la lista de estrellas jurídicas que aseguraron hablarían a favor del acusado, para que vengan. Ninguno de los testigos propuestos se presentó.
¿Era todo un show?
A esta altura, es tal el desconcierto ante la burla de Chiara Díaz a las instituciones entrerrianas, que ya nadie sabe qué pensar.
 Chiara Díaz había jurado que hoy se presentarían a las 8 de la mañana en el Senado el Dr. Ricardo Li Rossi (Juez de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil); Dr. Alberto Balladini (ex miembro del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro); la Dra. María Luisa Lucas (integrante del Superior Tribunal de Justicia de Chaco); y el Dr. Luis Lozano (integrante del Superior Tribunal de Justicia - CABA). No apareció ninguno.
Ni siquiera se sabe si estaban al tanto, esto es, si Chiara Díaz los llamó para pedirle que lo defiendan por los sobresueldos a través de los viáticos y las constantes ausencias.
Todos los testigos, vinculados a las UCR, faltaron, al igual que ayer con el caso más resonante de Gil Lavedra.
Un verdadero papelón, inusual incluso para las degradadas prácticas institucionales de la provincia de Entre Ríos.