Los humoristas en crisis




Hugo Presman

Las más de 50 empresas off-shore del grupo Macri, y las políticas generales de Mauricio que es  Macri, lo convierten en los hechos, en un presidente off-shore, cuyos accionistas son el poder económico y EE.UU. El escritor Jorge Asis se refiere a “La Argentina SOCMA, de las sociedades Macri”
Entre la campaña electoral y sus promesas, y las realizaciones después de un año, caben en una frase de Groucho Marx:  “El secreto de la vida es la honestidad y el juego limpio, si puedes simular eso, lo has conseguido.”  Claro que el tiempo desnuda la verdad como decía Abraham Lincoln: “Se puede mentir a pocos mucho tiempo, se puede mentir a muchos, poco tiempo, pero no se puede mentir a todos, todo el tiempo”
Atosigados de libros de autoayuda y bajo la inspiración del licenciado Alejandro Rozichner, se sostiene la presunta filosofía del optimismo y se denuesta el pensamiento crítico. Textualmente afirmó el jefe de gabinete Marcos Peña: “ Hace rato en Argentina se piensa que ser crítico es ser inteligente. Nosotros creemos que ser entusiasta y optimista es ser inteligente. Y que el pensamiento crítico llevado al extremo ha hecho mucho daño”.
En esa línea, el presidente del Banco Central Federico Sturzenegger, expresó en junio del 2016, en medio de los despidos y el tarifazo, incursionando en el humor grotesco  “que los argentinos ya éramos mucho más felices”
Toda la filosofía y la ciencia basada en el pensamiento crítico es incinerada, inspirada en Dale Carnegie, Paulo Coelho, Stephen R. Covey, Malcolm Gladwell, Tony Robbins, Deepak Chopra, Louise Hay, Randy Pauch, Mario Puig, Eduardo Punset, entre otros, que se auto ayudan aprovechando la ingenuidad  de sus lectores. Por eso no es de extrañar que la ciencia y la tecnología bajo CAMBIEMOS, se la recorten y subestimen, ante la complicidad del Ministro de Área, el humorista Lino Barañao, que en su tarjeta de fin de año escribió: “En el 2017 seguiremos trabajando juntos para que el conocimiento científico sea el sostén del desarrollo económico y la inclusión social” Es el mismo Ministro que justificó los recortes porque en el país hay 32% de pobres. Mahatma Gandhi, el  héroe de la no violencia y la independencia de la India, un protagonista de  muchísima mayor envergadura que el pequeño Ministro que se sucedió a si mismo, sostenía: “La India es demasiado pobre para no invertir en educación y ciencia”

Si nos detenemos en la seguridad, la polifacética Ministra Patricia Bullrich nos tranquiliza cuando con relación a la muerte del fiscal Nisman afirma: “Yo no lo puedo decir, porque llegué tarde. Estaba mirando una serie que se llama “Tirador”, en donde hay una escena en que la mafia rusa agarra una persona, la sienta en una silla, le pone unos aparatos especiales, le pone una pistola así y de golpe una persona totalmente cubierta tira un piolín y lo hace suicidar.  Yo no lo puedo decir pero es impresionante”
Si pasamos al Ministro de Educación Esteban Bullrich quien  ante un foro de empresarios expresó que no se considera Ministro sino un “Gerente de Recursos Humanos”, y que compara su gestión como algo  equivalente a  “la campaña del desierto”
Si nos detenemos en el Ministro de Cultura Pablo Avelluto, un talentoso humorista desaprovechado, quien afirmó que CAMBIEMOS “es heredero de los sesenta, los Beatles y el Che”. Aunque  resulte increíble, es el mismo que confesó que “su golpe preferido es la Revolución Libertadora”
El renunciante Ministro Alfonso Prat Gay, es una baja importante en el mejor equipo de los últimos cincuenta años. Sus frases dejaron merecidas marcas en el primer año de gobierno, aunque para él fue el único: “Cada 10 años nos dejamos cooptar por un caudillo que viene del norte, del sur, no importa de dónde viene, pero de provincias de muy pocos habitantes, con un currículum prácticamente desconocido. No vaya a ser que en 2020 estemos hablando fulano de tal, que vino, no sé, de Santiago del Estero, que no lo conocíamos, apareció de la nada y resulta que se quedó con todo el poder". "El dólar va a estar más cerca de los $9,50 si hacemos las cosas bien, más cerca de $16 si hacemos las cosas mal". Los aumentos de tarifas de luz y gas son dos pizzas o dos taxis". “No vamos a dejar la grasa militante, vamos a contratar gente idónea y eliminar ñoquis". “Cada sindicato sabrá dónde le aprieta el zapato y hasta qué punto puede arriesgar salarios a cambio de empleos” Prepotente con los sindicalistas, genuflexo ante los empresarios españoles a quienes les dijo en un foro en Madrid: “Quiero pedir disculpas por los últimos años. Sé de los abusos que han sufrido los capitales españoles y les agradezco la paciencia”. Se comenta que transporta un ego tan poderoso que podría hacer suya una frase de Woody Allen: “Dios ha muerto, Nietzsche ha muerto y yo no gozo de buena salud”
El Ministro de Energía, Juan José Aranguren, pasará a la historia, más que por sus continuos desaciertos, la incompatibilidad entre su cargo y los intereses que representa, por una frase que hará historia: “Tengo que cumplir con lo establecido en una planilla de Excel”.
El renunciado ex  Presidente del Banco Nación Carlos Melconián  aportó oportunamente su sentido del humor: “Como muchos argentinos, tengo dinero guardado en el exterior. Por supuesto que voy a traer parte de mi dinero, y parte quedará afuera para mis hijos”.  Como se ve a este cruzado del ajuste se lo podrá criticar como funcionario pero nunca como padre.
Su reemplazante, Javier González Fraga exhibiendo un humor ácido increpó a los trabajadores con aquello de:  “Durante doce años le hiciste creer a un empleado medio que su sueldo servía para comprar celulares, plasmas, autos, motos e irse al exterior”.
Gabriela Michetti exhibe un sentido del humor en la misma línea como Vicepresidenta,  y entre  papelón y papelón  presidiendo el Senado,  declaró :“Los más difícil para nosotros es atravesar el momento en el cual salís del populismo y salís de la fantasía de una mentira importante, de haberle dicho a la gente que podía vivir de esta forma eternamente”. Ambos parecen inspirarse en aquella frase de Groucho Marx: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.”
Elisa Carrió, denunciadora serial, que incursiona por el humorismo sin que se le mueva un solo músculo de la cara al estilo Buster Keaton, omite pronunciarse con relación a los más de cincuenta funcionarios de su gobierno denunciados, es la misma que exigió para votar la ley de  blanqueo que no se incluyera a los familiares de los funcionarios y cuando se modificó la ley por decreto hizo una curiosa interpretación justificándolo. Luego sobre el tema correo, un generoso regalo del presidente a sus hijos, espera que se analicen todas las estatizaciones del kirchnerismo para pronunciarse. El dictamen se espera para entes que llegue el apocalipsis.   Humorísticamente  practica el género stand-up, en especial ante los disciplinados empleados del multimedios Clarín o ante el periodista militante Luis Majul, vocero informal del Presidente. Con relación al dólar futuro, cuyos compradores y quienes fijaron el precio son funcionarios de su gobierno declaró: “No creo ético que muchos de los que están en el gobierno hayan comprado dólar futuro, pero no es ilegal”.
Inspirada en Groucho Marx, la pitonisa puede llegar a decirle en un futuro a Joaquín Morales Solá: “Estos son mis principios. Si no le gustan… tengo otros”
El secretario Mario Quintana hace humor económico por lo que declaró: “Los dólares financieros van a la economía real”
El Ministro del Interior Rogelio Frigerio, el más político e inteligente de sus colegas, no se privó de ejercitar el humor con algunas declaraciones jocosas: “Nosotros tratamos a las provincias sin mirar el color de la camiseta del gobernador". “La inflación de julio será menor a junio, la de agosto menor a julio y así sucesivamente". “Hacia fin del año 2016 veremos una reactivación de la economía que crecerá entre un 3 y un 4%". "El Presidente tiene un equipo que piensa y opina” El Ministro de Comunicaciones Oscar Aguad se sorprendió por el uso de Internet y declaró: “La tecnología que viene permitirá  que usted se saque una radiografía en La Rioja y se la va a poder analizar un hombre en Boston".
Cuando tomó la decisión de perdonar la casi totalidad de la deuda por el correo al padre primero y de regalo a los hijos del Presidente  después, el Ministro se justificó:  “Franco Macri es un deudor sin recursos económicos”
En la misma sintonía el Ministro de Trabajo Jorge Triacca solicita comprender a los empresarios que despiden, mientras uno de sus colaboradores Miguel Ponte declaró: “La posibilidad de entrada y salida del mundo laboral es una esencia del sistema laboral. Como en el organismo lo es comer y descomer”
El Ministro de Medio Ambiente, el rabino Sergio Bergman, es mucho más creyente que Ministro, o tal vez lleva debajo de la quipá un doble de Tato Bores. Así ante la posibilidad de incendios en el verano declaró: “Yo creo que este verano estaremos en mejores condiciones, aunque como creyente que soy, para el próximo verano lo más útil que podemos hacer es rezar". Producidos los incendios que arrasaron un millón y medio de hectáreas, simultáneamente con inundaciones muy importantes, hizo referencia “a que era como una profecía apocalíptica”. Todo ello no le impidió autocalificarse con un ocho.
Hay otros Ministros que son desconocidos por su gestión y que practican aquella sabia afirmación de Groucho Marx: “Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente”  Este consejo es seguido escrupulosamente por los Ministros  de Defensa y de Salud.
Las nuevas designaciones transitan por el mismo camino de experiencia, profesionalidad y vinculaciones con grupos privados Así  el flamante presidente de Aerolíneas Argentinas Mario Dell'Acqua, que reemplaza a Isela Costantini, y viene de Techint, declaró “No conozco nada de una compañía aérea y le pidió a sus empleados que lo "ayuden" para "entender" el manejo de la aerolínea de bandera.
Por cuestiones de síntesis, obviamos las reiteradas muestras de humor del presidente Mauricio Macri. Sólo consignaré su chiste de mayor trascendencia: “Yo me pondría para esta etapa una buena nota. Yo me pondría un ocho”.  Un camino de ida: de la autoayuda a la autocalificación benevolente.
Su padre fue más exigente: lo calificó con un cinco. Esto después de superar la angustia que le atribuyó a los Congresales de Tucumán en el momento de declarar la Independencia, afirmación que hizo ante el rey de España que seguramente lo consoló en este retorno precipitado para la Proclamación de la Dependencia.
Ante estas humoradas, salió de su  ostracismo Domingo Felipe Cavallo y cantó falta envido: “A mí me tendrían que hacer un monumento”
Desde el sector empresarial Cristiano Ratazzi, más generoso, reclamo un monumento para Mauricio Macri por haber eliminado el cepo, las retenciones a las exportaciones y por el acuerdo con los holdouts”. Desde el Poder Judicial el fiscal Gerardo Pollicita afirmó que “Israel es el país de las víctimas del atentado a la AMIA”, siguiendo el camino en el que Carlos Menem fue un precursor.
Como se ve, todos se esfuerzan para reforzar la revolución de la alegría.
A que humorista se le hubiera ocurrido enviar una tarjeta con el mapa del país, firmada por la Ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley, sin las Malvinas. Ahora posiblemente para corregir el error envíen una nueva tarjeta subsanando la equivocación donde la mencionen a las Islas Malvinas como las islas Falkland y su capital Ministra Stanley.
Cuando los políticos hacer humor involuntariamente, los humoristas entran en crisis.
La situación inversa está sujeta a verificación: si los humoristas se convierten en políticos, ¿los políticos entrarán en crisis?
Por lo menos viviríamos una revolución de la alegría por quienes están especializados en hacernos intencionadamente sonreír, sacándole lustre a las palabras o jugando con ellas.