¿Juicio Político a Macri?



Lucas Carrasco

Un puñado de diputados nacionales, incluido el entrerriano Julio Solanas, pide el Juicio Político a Mauricio Macri por el caso del Correo.
Cuando leí la nota- que sacamos hace varios días y pensé que el tema quedaba ahí, era una crítica colorida y llamativa siguiendo la lógica comunicacional imperante, pero obviamente le erré: lo levantó, en Bs As, la prensa cercana ideológicamente a Macri y la cercana ideológicamente a Cristina, por razones que de tan opuestas son parecidas-  me acordé de algo que con el tiempo fui resignificando en mis razonamientos.
Era noviembre del 2001, Julio Solanas (tres veces intendente de Paraná, sin reelección) era diputado nacional electo -había ganado por paliza contra la lista de Montiel- y estaba como invitado en un programa que yo conducía en una radio. Julio era un duro crítico del gobierno nacional y provincial de la Alianza. Sin embargo, cuando le pregunté si De La Rúa debía renunciar me sorprendió con una respuesta:
-No. El Presidente debe corregir el rumbo, sin dudas, pero debe terminar su mandato por la salud de las instituciones.
Con el tiempo fui resignificando esa respuesta. Me di cuenta que tenía razón. (Yo pedía a gritos la renuncia de De La Rúa...y luego la de Duhalde, aunque apoyé el interinato de Rodríguez Saá).
De aquellos años hay un libro mío -que por suerte ya no se consigue- donde analizaba la renuncia de De La Rúa como, para simplificar, una especie de conquista popular.
Pasados los años mi mirada se fue matizando. ¿Acaso el país no estuvo peor luego de la renuncia de De La Rúa? Sí. Hasta la asunción de Lavagna con Duhalde o luego de la asunción de Néstor Kirchner, como se prefiera.
¿Acaso era aceptable que un presidente como De La Rúa siguiera en el cargo mientras ejercía una masacre en Plaza de Mayo en Bs As y los muertos caían por doquier en varias provincias, incluida Entre Ríos?
No es fácil el asunto.
Y cada vez que he vuelto a pensarlo, me acuerdo de ese reportaje porque la opinión de Solanas me parecía importante, entre otras cosas, porque por su hermano Raúl yo sentía un gran afecto y admiración intelectual. Raúl fue, además, un excelente diputado nacional y provincial.
El caso del Correo es gravísimo, sin dudas. Pero lo denunció una fiscal, el gobierno reaccionó, el presidente dio una conferencia de prensa, los funcionarios implicados comparecieron en el Congreso y el juez a cargo del caso está tomando medidas. Pueden no gustar ni conformar las respuestas del gobierno (a mí no me convencen para nada) pero las garantías para una investigación a varios niveles -incluyendo la Auditoría General de la Nación, que depende del Congreso, donde el peronismo es mayoría- están funcionando de manera razonable para lo que es la podredumbre institucional argentina y los niveles de corrupción realmente existentes de la Patria Contratista, que corroe a los principales partidos políticos argentinos, sin excepción.
 Y un Juicio Político deviene de un criterio político fundado en causas políticas, que deben sí demostrarse aunque con otros elementos que en el Poder Judicial.
¿Es, entonces, correcta una evaluación política que busque la destitución del presidente?
¿Sería conveniente para los trabajadores, los pequeños empresarios, los desocupados, la creciente cantidad de pobres, las relacionales internacionales del país en momentos tan críticos?
¿Es ese el tipo de oposición más inteligente?
¿Les fue bien a los políticos que dijeron durante doce años que todo lo que hacía el kirchnerismo estaba mal, que debían renunciar, que mandaban cartas a las embajadas extranjeras pidiendo una intervención, que bloquearon las rutas de todo el país durante meses para provocar desabastecimiento?
¿Es creíble que un bloque legislativo que defiende a Lázaro Báez pida el Juicio Político a Macri por el Correo, en un caso que se parece taaaaaanto?
Julio Solanas es una persona decente. Muy querido en los barrios de Paraná. Y es de los pocos legisladores nacionales entrerrianos que tiene juego propio y vuelo político. Por eso me refiero a él: no es de esos diputados a los que les dicen "firmá acá..."
Es bastante probable que si los candidatos del justicialismo no son muy onda PRO, este año vote esa lista. Pero a mí, y supongo que habrá muchos quienes compartan esta sensación, ese juego de Todo o Nada llevado al plano institucional me parece que está mal, que es funcional al PRO y que  busca estirar y estirar una polarización que solo existe entre los periodistas y los políticos.
La gente sigue preocupada por su situación laboral, por los aumentos de precios, por la creciente criminalidad, por el deterioro de los servicios públicos.
Un Juicio Político que destituya al Presidente no solucionaría nada de esto, sino que lo agravaría.
Una oposición más sólida y con más eficacia y honestidad para interpretar sin exageraciones ni revanchismos el pasado inmediato, es lo que más le conviene al país.
Es mi opinión.
Discutible, como todo.


Suscribirse