¿Por qué el Patito Sirirí está en bolas?

Osidrio Sibilante-. Si hubo una ordenanza municipal que prohibía que los maniquíes en Paraná estén desnudos, ¿por qué no hay una ordenanza que lo vista al Patito Sirirí?






Cosas que pasan, dijo la abuela y estaba mirando autos en la avenida. Y la verdad es que en aquella escena para cualquiera cómica,  encerraba para ella y para quienes lo piensan aún más profundo, una carrera con o contra el tiempo. Y es que aquella señora que todavía pedía un millón de pesos argentinos de cosas sueltas, y para quien el último cajón donde se guardan los corchos todavía sigue siendo el templo de las cosas por usarse, las cosas habían cambiado. Y no solo eso sino que se había adentrado sin quererlo, quizás sin saberlo, en una lucha contra el tiempo poniéndose del lado de la resistencia.

Las cosas cambian y por eso la vigencia de aquello que dicta que lo de "antes siempre fue mejor”, pero mi abuela aún ante lo indeclinable del paso del tiempo no logra acostumbrarse si quiera a las “pelfies” de los ad…

Flecha Bus quiere seguir con el monopolio y el abuso de precios


Joakito

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) emitió un dictamen de evaluación con “visto bueno” a la ruta aérea que solicitó Avianca y que incluye a Concordia y Paraná. Flecha Bus es uno de los grupos que se opone a que vuelvan los aviones. Junto a otras empresas, consideran que la línea aérea no cuenta “con la solvencia económica y financiera para sostener las operaciones que planifica a futuro” y opina que “su incorporación al mercado perjudicará al transporte terrestre de larga distancia”.
Un grupo de aerolíneas denominadas “low cost” (bajo costo) están a un paso de tener el visto bueno oficial para empezar a operar en la Argentina, entre ellas la colombiana Avianca, que tiene entre su grilla de vuelos la pista del aeródromo Comodoro Pierrestegui, de la ciudad de Concordia, y la del aeropuerto Justo General Urquiza de Paraná.
La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), a través de la Junta Asesora de Transporte Aéreo, emitió cinco dictámenes -uno por cada empresa- para dar el visto bueno (o no) a las rutas aéreas que habían sido solicitadas, si bien a la mayoría de las empresas les otorgaron las rutas pedidas.
Según los documentos, las empresas ahora tienen 180 días para "acreditar la capacidad técnica para volar", como la cantidad y el tipo de aviones con los que van a operar. De todos modos, la palabra final la tendrá el Ministerio de Transporte, que deberá aprobar el dictamen de la ANAC, lo que tomará entre una semana y 10 días para que se publique en el Boletín Oficial.
Palabras escuchadas
La estructura de los dictámenes es similar: enumeran las rutas pedidas, los argumentos que se dieron en la audiencia -como las exposiciones de los gremios, las empresas de transporte terrestre- y luego la lista de las que finalmente fueron autorizadas.
En el caso de la empresa Avianca se les dio curso favorable a las 16 rutas pedidas, todas operan desde Buenos Aires y llegan a ciudades como Santa Fe, Rosario, Viedma, Puerto Madryn, Comodoro Rivadavia, Concordia y Sunchales, entre otras.
La empresa de origen colombiano presentará su primer avión en los próximos días y fuentes allegadas a la empresa aseguraron que la intención es "comenzar a operar en dos o tres meses", primero llevando a cabo los pasos legales necesarios.
En las audiencias llevadas  a cabo en Buenos Aires, estuvieron presentes representantes de las empresas Nueva Chevallier Argentina SA, Derudder Hermanos SRL y General Urquiza (todas englobadas en lo que se denomina grupo Flecha Bus), quienes en conjunto con el gremio de la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) y todas las cámaras y asociaciones que nuclean al transporte terrestre argumentaron que las empresas no cuentan “con la solvencia económica y financiera correspondiente para sostener las operaciones que planifican a futuro”.
En sus manifestaciones afirman que las empresas como la colombiana Avianca tampoco “cumplirían los requisitos establecidos por ley que exigen que los capitales sean mayoritariamente argentinos”.
Agregando a ello que la actividad aerocomercial argentina “no contaría con la infraestructura necesaria para el incremento esperado de la actividad” y que “su incorporación al mercado únicamente logrará perjudicar al transporte terrestre de larga distancia”.