¿Por qué el Patito Sirirí está en bolas?

Osidrio Sibilante-. Si hubo una ordenanza municipal que prohibía que los maniquíes en Paraná estén desnudos, ¿por qué no hay una ordenanza que lo vista al Patito Sirirí?






Cosas que pasan, dijo la abuela y estaba mirando autos en la avenida. Y la verdad es que en aquella escena para cualquiera cómica,  encerraba para ella y para quienes lo piensan aún más profundo, una carrera con o contra el tiempo. Y es que aquella señora que todavía pedía un millón de pesos argentinos de cosas sueltas, y para quien el último cajón donde se guardan los corchos todavía sigue siendo el templo de las cosas por usarse, las cosas habían cambiado. Y no solo eso sino que se había adentrado sin quererlo, quizás sin saberlo, en una lucha contra el tiempo poniéndose del lado de la resistencia.

Las cosas cambian y por eso la vigencia de aquello que dicta que lo de "antes siempre fue mejor”, pero mi abuela aún ante lo indeclinable del paso del tiempo no logra acostumbrarse si quiera a las “pelfies” de los ad…

Cosechan manzanas y ciruelas orgánicas en el norte provincial



Joakito🍎

Frutas libres de agroquímicos, y sanos para los consumidores como para el medioambiente,👏👏👏 es lo que cosecha Ruben Ruiz en Federal, en el norte entrerriano. La cosecha tanto de frutas y de verduras de manera orgánica viene creciendo a pesar de las diferentes presiones realizadas por los dueños de las grandes cadenas alimenticias que trabajan junto a los grandes laboratorios productores de insecticidas y plaguicidas.
Según el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), la superficie orgánica cosechada en el país presentó un crecimiento del 10 por ciento en 2015, destacándose los cultivos de legumbres y hortalizas (con aumentos de hasta el 200 por ciento) y con 75.472 hectáreas, alcanzando el máximo valor desde el inicio de la actividad.
Entre Ríos no es la excepción a esta regla y es así como en el Establecimiento La Gloria, una chacra de cinco hectáreas ubicada en Federal, en palabras de Ruiz se “busco generar alimentos, cuidando la tierra, sin utilizar químicos. La gran diferencia de la producción orgánica con el sistema tradicional de organismos genéticamente modificados (OGM) es la conexión con el ecosistema; conocemos lo que hacemos desde cada uno de sus lados”.
En esta estancia los frutos son cultivados bajo las normas de agricultura agroecológica y orgánica, sin aceleradores de crecimiento ni otras sustancias que alteren su natural biología. “Por eso, contienen todos los nutrientes naturales para proveer una adecuada alimentación, y por supuesto, sin agrotóxicos perjudiciales para la salud”, sostuvo el productor dueño de la finca.
Por otra parte el productor de manzanas, ciruelas y batatas en el norte entrerriano -variedad de cosecha atípica para la región- 🍎🍎🍎sostuvo que la cosecha orgánica tiene “diversos problemas, como por ejemplo las plagas, este año fueron los loros, que arrasan sin piedad con los frutos que están en los árboles, lo cual ocasiona pérdidas inmensas. No todo es fácil, pero lo hacemos convencidos que estamos contribuyendo a la producción de alimentos saludables y al cuidado del medioambiente”. concluyó Ruiz