¿Por qué el Patito Sirirí está en bolas?

Osidrio Sibilante-. Si hubo una ordenanza municipal que prohibía que los maniquíes en Paraná estén desnudos, ¿por qué no hay una ordenanza que lo vista al Patito Sirirí?






Cosas que pasan, dijo la abuela y estaba mirando autos en la avenida. Y la verdad es que en aquella escena para cualquiera cómica,  encerraba para ella y para quienes lo piensan aún más profundo, una carrera con o contra el tiempo. Y es que aquella señora que todavía pedía un millón de pesos argentinos de cosas sueltas, y para quien el último cajón donde se guardan los corchos todavía sigue siendo el templo de las cosas por usarse, las cosas habían cambiado. Y no solo eso sino que se había adentrado sin quererlo, quizás sin saberlo, en una lucha contra el tiempo poniéndose del lado de la resistencia.

Las cosas cambian y por eso la vigencia de aquello que dicta que lo de "antes siempre fue mejor”, pero mi abuela aún ante lo indeclinable del paso del tiempo no logra acostumbrarse si quiera a las “pelfies” de los ad…

Bordet dijo que nadie cobrará por debajo de la inflación

Osvaldo Quinteros
En uno de los pasajes más importantes del discurso del gobernador Gustavo Bordet a la Asamblea Legislativa, sostuvo que “nadie va a ganar menos de lo que surja como inflación en el año 2017”.



Es la primera diferenciación clara por parte del gobierno provincial con el nacional, que intenta fijar un tope del 17% para las paritarias de este año, especialmente en el sector docente (donde eliminó las paritarias nacionales)
“Ha sido un año sumamente difícil en materia de ingresos públicos. Tuvimos una inflación cercana al 42 por ciento, los salarios se incrementaron en el mismo orden, pero nuestros ingresos sólo aumentaron un 32 por ciento, es decir, 10 o 12 puntos abajo, lo cual afectó las finanzas provinciales”,
dijo, en un mensaje también a los gremios y trabajadores estatales. .
“Vienen tiempos de discusión salarial: hemos convocado a los gremios docentes y estaremos convocando a los de la administración central. Mantendremos un diálogo franco, sincero. No queremos que los trabajadores se vean perjudicados en sus bolsillos, pero también entendemos que no podemos comprometer más recursos de los que podemos”.



“Quiero garantizarles a todos los trabajadores públicos que nadie va a ganar menos de lo que surja como inflación en el año 2017”, finalizó.
Este mini desafío al gobierno nacional se da en un año electoral y luego de que el gobierno provincial consiguiera un endeudamiento en dólares a tasas que vuelan. La discusión en torno al destino de esos 350 millones de dólares -con la posibilidad de ampliarlos a 500 millones- no se hizo esperar. Intendentes, gremios, acreedores del estado, contratistas de obras públicas, esperaban con ansiedad las palabras del gobernador, para ver quién pagaba el ajuste y qué sectores se salvaban de un año que pinta económicamente difícil.
El gobierno nacional quiere un aumento del 17% como techo y calcula una inflación anual equivalente, algo que claramente es imposible.