Sidecreer se trata




Joakito

El gobernador de la provincia Gustavo Bordet, decidió terminar con el negocio de unos pocos a costa de los salarios de los empleados públicos y de los impuestos ciudadanos. Se trata de la decisión de eliminar los códigos de descuentos con los usureros que se hacen llamar “mutuales” y operaban a través de la tarjeta Sidecreer.
¿Como funcionaba el curro de las “mutuales”?
En su momento el directorio del Sistema de Crédito de Entre Ríos (SIDECREER) había firmado un convenio, con determinadas mutuales, prestando el código de descuento y la estructura de trabajo de la empresa estatal para que dichas mutuales presten dinero y lo descuenten de manera automática de los recibos de sueldos.
La tarjeta debitaba de los haberes de quienes tomaban el préstamo la cuota del crédito y la cuota societaria.
Para poder acceder a un crédito, las mutuales exigían a quienes le daban el crédito que se asocien a su mutual, pagando la cuota, de ahí el curro de las mutuales. Esta cuota societaria era ganancia neta para las mutuales (a cambio de nada), ya que del resto de la operatoria Sidecreer recibía solo un 3% como si se tratara de un comercio común y corriente.
 Recordemos que SIDECREER, nació en un contexto de insolvencia económica, ligado a la imposibilidad de cumplir con el pago del aguinaldo de los trabajadores. Pero en sus orígenes, el sistema de crédito estatal, no trabajaba con privados en la otorgación de créditos, tal como se vino haciendo en los últimos 10 años. Esto es lo que viene a subsanar, la decisión del gobernador de quitar los códigos de descuentos a las diferentes “mutuales”.
Hoy, a años de su fundación nadie puede dudar que la tarjeta sea un medio de pago que cuenta con miles y miles de socios en todo el territorio entrerriano y comercios adheridos en cada lugar de la provincia, y que  a su vez supo constituirse en una empresa estatal sólida y superavitaria. Hasta que llegaron manos lucrativas que usufructúan el nombre de “mutuales”. Y la fundieron.
Este cronista quiere destacar que el mutualismo es un sistema solidario de servicios mutuos, fundado en la asociación voluntaria de personas que se unen sobre la base de objetivos comunes de ayuda reciproca. La ayuda recíproca presupone la ayuda entre dos personas o más en forma reciproca, es decir entre iguales, “yo te ayudo y tú me ayudas” en un espacio que se denomina mutuo. Y que a su vez según la legislación vigente, la ley de Mutualidades Nº 20.321, para ser más preciso establece  en su artículo 2º que las mutuales “son asociaciones constituidas libremente sin fines de lucro por personas inspiradas en la solidaridad, con el objeto de brindarse ayuda recíproca frente a riesgos eventuales o de concurrir a su bienestar material y espiritual, mediante una contribución periódica”.
Nada que ver con el oficio de usurero y de esquilmar a los trabajadores, aprovechándose de regulaciones y opacidades estatales. Que no fueron casuales. No fue magia.


Suscribirse