¿Porque se lo investiga a Canosa, ex presidente de SIDECREER?


Joakito

La justicia provincial está investigando por enriquecimiento ilícito al ex presidente de SIDECREER Juan José Canosa  a raíz de una denuncia efectuada por el senador por el departamento Paraná de Cambiemos Raimundo Kisser.
Según la denuncia presentada, Sidecreer pagó sólo a dos proveedores (a Excelcom SA por insumos informáticos  y a Mirta Gueler por indumentaria) la suma de 897.300 dólares. Esos insumos e indumentaria fueron comprados por el Directorio de Sidecreer cuando Canosa estaba al frente de la tarjera, para la supuesta “actualización tecnológica y modernización de la empresa" y para "proveer uniformes al personal de la empresa”. Aunque algunos de los bienes también se adquirían para luego ser “donados” en el marco del programa de Responsabilidad Social Empresaria creado e implementado por el Directorio de Sidecreer en el año 2012. Hasta acá todo normal, sino fuera que los dueños de Excelcom SA san familiares del propio Canosa. La compra fue realizada a su hermano, Carlos Alberto Canosa, a quien le compró indumentaria y uniformes para el personal de Sidecreer, pero esta compra se realizó a través de la suegra de éste, Mirta Graciela Gueler, por un monto de 262.300 dólares. A su vez Canosa le compró a su cuñada, Alicia Susana Cuestas -pareja de Carlos Alberto Canosa-; a la hermana de ésta María José Cuestas; y al esposo de esta última, Diego Aníbal Urba, a través de la firma Excelcom SA, otros 635.000 dólares en insumos informáticos.
Mirta Gueler, suegra del hermano de Juan José Canosa, es la madre de María José y Alicia -presidenta y directora de Excelcom SA respectivamente-, y es suegra también de Diego Urba, otro integrante de la sociedad anónima, amigo de Canosa y concuñado de Carlos Alberto Canosa.
Por estas acciones, Canosa está siendo investigado por la justicia y en el marco de la causa, la Jueza Paola Firpo ordenó el lunes una serie de allanamientos en la ciudad de Paraná y en la vecina ciudad de Santa Fé donde tienen domicilio las empresas y algunas de las personas investigadas.
A su vez también el lunes se realizó un allanamiento en las oficinas de la empresa Diveria SRL, en calle San Martín 3427, primer piso, en pleno centro de la ciudad de Santa Fe. Esta firma fue contratada en 2013 por Canosa para realizar “tareas de diseño, desarrollo e implementación de una nueva solución informática que dé soporte a los procesos de negocios de Sidecreer” por 2.946.000 pesos más IVA. Las caras visibles de Diveria SRL son Marcelo Luis Fassi y Andrés Víctor Hoyos.
Al día de hoy el sistema informático aún no funciona lo que motivó que el Tribunal de Cuentas hiciera observaciones respecto de que “las falencias del sistema actúan en detrimento de la fiabilidad e integridad de la información de la empresa”.
Hoy la Jueza Firpo ordenó otros allanamientos, esta vez en la ciudad de Paraná y en la casa particular de  Paula Montefiori de Canosa, actual defensora oficial del Poder Judicial y esposa del ex titular de SIDECREER. El allanamiento se produce como consecuencia de la denuncia hecha por Kisser, quien manifestó que una persona le conto que “el domingo 15, a las 2 de la mañana, vio cómo ingresaban documentación que creyó relacionada con la empresa Sidecreer a la casa de la suegra Canosa”, por lo que la sitiación judicial de Juan Jose Canosa se ve más complicada aún, ya que a la imputación de enriquecimiento ilícito se le suma el de negociaciones incompatibles con la función pública. El defensor de Canosa, es Raúl Barrandeguy ex diputado y también defensor de otros ex funcionarios urribarristas.
Respectoa la causa, el senador Kisser que fue quien denunció a Canosa sostuvo que "la causa es mucho más grande de lo que supuse cuando promoví la denuncia" y advirtió que podría haber "varios involucrados", al tiempo que consideró que si en los allanamientos se encontraron elementos importantes es posible que Canosa sea imputado. Kisser advirtió sobre la posibilidad de que haya "toda una estructura y un sistema delictivo creado para beneficio propio".
Lo llamativo de las imputaciones a Juan Jose Canosa, no es el hecho de que en teoría se haya enriquecido ilícitamente y que haya hecho negocios con su propia familia, sino que la investigación sale a la luz en un momento donde SIDECREER, estuvo al borde de ser privatizada debido al desfalco financiero en el que se encuentra. Recordemos que SIDECREER, entre otros motivos entró en crisis por el negociado de los códigos de descuento con las mutuales, a lo cual se le agrega también ciertas operaciones que durante la gestión de Canosa se llevaron a cabo que no fueron beneficiosas para la empresa, como por ejemplo la contratación del sistema de correo con la empresa OCA, empresa que cobraba una cifra millonaria, mucho mayor a la del Correo Argentino,como así también las costosas fiestas que realizaba la empresa al termino de la clásica maratón que organiza la tarjeta año tras año.

Suscribirse