La corporación médica aprieta al IOSPER


Joakito

Los médicos nucleados en la Federación Médica de Entre Ríos, apretaron al Presidente del Instituto de Obra Social de Entre Ríos (IOSPER) Fernando Cañete, con cortar las prestaciones a los afiliados a la obra social, es decir, la mayoría de pacientes de la provincia, sino aumentaban el precio que los médicos reciben por las contraprestaciones dadas.
Los médicos solicitan que se aplique el nomenclador nacional. Es decir lleva el valor de la consulta a aproximadamente 350 pesos.
Según manifestó el presidente del directorio, en esa oportunidad, “se  nos hizo llegar por parte de la Federación Medica esta inquietud, a lo cual se le dice que no, que no estábamos en condiciones, que no nos manejamos con los nomencladores nacionales sino con las pautas propias que tienen que ver con la actividad económica, social y política de la provincia”.
Recordemos que la mayor obra social de la provincia es autónoma y es dirigida por un directorio compuesto por representantes electos por los trabajadores activos y pasivos de la administración pública provincial (jubilados, docentes, trabajadores municipales, trabajadores de la administración pública provincial, policías, empleados del Poder Judicial y  empleados del IOSPER)
Desde el IOSPER se le comunicó, tanto a la Federación Medica como a los distintos Círculos Médicos de la provincia, su decisión de esperar a que se resuelvan las paritarias del sector público para definir si aumentan o no el precio que los afiliados deben pagar a los médicos por consulta. Desde la corporación médica pretenden llevar desde los 70 pesos que se encuentra actualmente a 100 pesos o más, de acuerdo a la especialización médica y resolvieron de manera unilateral que si para el 15 de enero no hay una respuesta positiva a  su reclamo, darán de baja  el convenio, lo que provocará que los afiliados al IOSPER, deberán pagar sus consultas de manera particular.
Cabe destacar que el IOSPER se financia de acuerdo a las paritarias del sector público, es decir, que hasta que no se sepa como acuerdan los diferentes sindicatos con el gobierno provincial, la obra social no puede establecer el presupuesto anual, por lo que es contraproducente el pedido de la corporación médica.
Para el presidente del directorio del IOSPER “lo que están haciendo desde la Federación Médica, es atentar contra la seguridad social, contra el sistema de salud. Y lo que hay que preservar es la posibilidad de continuar con el sistema que tenemos porque les permite a los afiliados tener cobertura y a los proveedores percibir sus honorarios.
Las obras sociales necesitan de los profesionales y los sanatorios y los profesionales y sanatorios de las obras sociales. Lo que no podemos hacer es querer sacar ventaja unos de otros. Y eso pone en jaque el sistema de salud”.