India podría comprarnos 50% más de aceite de soja









JULIO CALZADA - FEDERICO DI YENNO
La semana pasada recibimos una delegación de empresarios de la industria oleaginosa proveniente de la India. Proyectamos cuanto podría llegar a crecer la demanda de aceite de soja argentino de ese país para el 2025. Podría pasar de 2,7 millones de tn en el 2015 a 4,2/4,7 millones en el 2025.
La semana pasada tuvimos en la sede de la Bolsa de Comercio de Rosario la grata visita de una importante delegación de empresarios proveniente de la India, organizada por la “Asociación de Industrias Extractoras de aceites vegetales por Solventes de India” (SEA, por sus siglas en inglés). Esos hombres de negocios trabajan diariamente en la formalización de diversas operaciones comerciales e industriales con aceites vegetales. Nos visitaron los señores Atul Chaturvedi (Presidente de la SEA), Dr. B. H. Mehta, Govindbhai Patel, Sandeep Bajoria, Sudhakar Rao Desai y el Sr. Ali Parvez Kader. El Dr. Mehta, Director Ejecutivo de la Asociación, realizó una interesante disertación donde explicó la situación actual y futura de la demanda/oferta de aceites en la India. El Dr. Metha es uno de los hombres que mejor conoce la realidad del negocio de aceites vegetales en dicho país. Un verdadero especialista en el tema.  

La delegación trajo una muy buena noticia para Argentina, ya que indicaron que están previendo que el consumo y la demanda externa de aceites por parte de la India continuarán incrementándose fuertemente en los próximos años. Recordemos lo siguiente: Nuestro país es el primer exportador mundial de aceite de soja e India es nuestro principal cliente en el exterior. Que siga aumentando el consumo de aceites en dicho país es una noticia realmente importante y relevante para Argentina y nuestro complejo oleaginoso. 

Veamos esto: En el ciclo 2015/2016 Argentina habría colocado en el exterior cerca de 5,7 millones de toneladas de aceites de soja, superando a Brasil quien remitió a otros países aproximadamente 1,55 millones de toneladas. En tercer lugar se ubicó Estados Unidos de América (1 millón de toneladas) y cuarto la Unión Europea con 915.000 tn. 

En el cuadro N°1 podemos ver quiénes son los principales compradores del aceite de soja argentino. India se ha convertido en el principal adquirente de nuestro aceite con 2.694.000 tn en el año 2015. De enero a noviembre del 2016, India compró a nuestro país cerca de 2.578.000 toneladas. En definitiva, India está comprando el 48% del aceite de soja que vende Argentina al mundo. Casi la mitad de los nuestros volúmenes físicos de exportación se despacha a ese gran país. De allí que es muy bueno saber que India seguirá necesitando aceites vegetales en el futuro, aumentará su consumo y, por lo tanto, podría seguir creciendo su demanda externa hacia la Argentina.
Es necesario tener en cuenta que India pasó a comprarle a Argentina un millón de toneladas más en el 2015 respecto del año 2014. El nivel del año 2015 se habría mantenido en el 2016: 2,6 millones de tn aproximadamente.  


Un dato muy importante a tener en cuenta y que resalta la importancia que tiene hoy la India para Argentina, es que en el año 2016 prácticamente ha desaparecido China como destino de exportación para el aceite de soja argentino. China ha sido en los últimos años el segundo comprador de aceite de soja argentino. En el año 2012 China le llegó a comprar 752 mil tn de aceite de soja a nuestro país. En el 2016, el INDEC informó que China no compró absolutamente nada a Argentina (a noviembre del 2016). 

La desaparición de China como adquirente de aceite de soja argentino había sido informada este año en diversos medios de comunicación. Según el agregado agroindustrial de la Embajada Argentina en Pekín, Sr. Hernán Viola, la decisión del gobierno Chino es recortar en el tiempo sus niveles de compra externa de aceite de soja para avanzar en "un proceso de sustitución de importaciones". Sin embargo, China mantendría en ascenso las importaciones de poroto de soja para procesar con sus fábricas, tal cual vimos en otras notas de este informativo semanal. 


Algunos importantes datos económicos y productivos de India. Aceites y oleaginosas 

El Dr Mehta hizo referencia a una serie de indicadores que muestran la importancia de esta gran nación hermana: 

India es el segundo país con mayor población en el mundo, albergando a aproximadamente  1.250 millones de habitantes. 
Ha sido una de las economías que más crecieron y, a pesar del menor crecimiento mundial en los últimos años, el crecimiento de su PBI se mantiene y proyecta mantenerse alto en torno a un 7 % anual.
Según estimaciones de mercado, el consumo per cápita de aceites en el país habría venido aumentando a un ritmo del 5 al 5,5 % anual. 
El consumo per cápita de aceites para el año comercial 2015-2016 de India se encuentra en 15,8 Kg per cápita, cuando la media mundial se encuentra en 28 Kg. Esto muestra el enorme potencial de crecimiento en el consumo de aceites de India si tenemos en cuenta lo siguiente: a) que puede seguir en un alto nivel la tasa de crecimiento del PBI de India, b) la gran cantidad de habitantes que podrían incorporarse a la clase media en los próximos años y que pasarán a consumir más alimentos y de mayor calidad. En consecuencia, la demanda de aceites de la India crecería por el incremento en la población, del PBI y por los nuevos contingentes de habitantes que pasarán a la clase media.  
Pasando al análisis comercial del mercado de los aceites, para el ciclo 2015-2016 India produjo un total de 7,2 millones de toneladas de aceites vegetales (tanto comestibles como no comestibles) mientras que demandó 20 millones de toneladas de aceites comestibles, lo que generó un gap de 15,8 millones que fue cubierto por importaciones.  
El consumo total de aceites en India en el mismo período pasó de 10 millones a 20 millones de toneladas desde 2001/2002 al 2014/2015. Observando la composición desagregada del consumo de aceite se extrae que hubo un gran aumento en el consumo de aceite de soja pasando de 2,2 millones de toneladas en 2001/2002 a 4 millones en el período 2014/2015 –casi duplicando su consumo-. Pero su participación en el total ha permanecido casi constante, alrededor de un 20%. El gran ganador ha sido el aceite de palma que de 2,9 millones de toneladas aumentó a 9 millones en el mismo período alcanzando un 45 % en la participación del consumo total de aceites de India (triplicó de esta forma su consumo). 
Viendo la dinámica de la producción de semillas oleaginosas en India, se puede observar que el volumen total de la cosecha ha ido disminuyendo paulatinamente hasta la actualidad. En la campaña 2010/2011 la producción de India fue de 25,4 millones de toneladas siendo las principales semillas: soja (9,5 millones de tn), Colza/mostaza (7,1 millones de tn) y maní 5,8 millones de toneladas. En la campaña 2015/2016 la producción de semillas oleaginosas bajó a 20,3 millones de toneladas.  
Pasando al detalle del complejo sojero, India ha producido menor cantidad de poroto de soja en los últimos dos años. En el ciclo 2014/2015 cosechó 8,5 millones de toneladas de poroto. En la 2015/2016 habría sido de 7,2 millones de tn. La mejor cosecha se registró en el ciclo 2012/2013 con 10,7 millones de toneladas. Argentina ha llegado a cosechar más de 60 millones de toneladas, en la mejor campaña. 
El otro dato de enorme importancia que se resalta en los agregados del complejo sojero de India surge del apartado de importaciones de subproductos. Mientras que la importación de harina de soja es prácticamente nula, la importación de aceite de soja se ha venido incrementando enormemente en los últimos años. En el año 2015 importó más de 3,5 millones de toneladas de aceite. El principal proveedor fue Argentina con 2,6 millones representando casi el 75% del total. Para el año 2016 la cifra estaría alcanzando igual o mayor guarismo. 
El último mantra del gobierno indio es "Make in India". Significa que hay una decisión política de agregar valor dentro del país. Para lograr este objetivo, el Gobierno de la India está considerando seriamente reducir el arancel de importación sobre algunas semillas oleaginosas del actual 30% al 5% o 10%. Si esto sucede, estimularía la importación de semillas oleaginosas de alto contenido de aceite como semillas de colza y girasol no genéticamente modificado. Esto podría llegar a cambiar el nivel actual de importación de aceites vegetales para la India, como sucedió en China hace unos años. Aun así, los empresarios indicaron que India seguirá siendo un buen socio comercial de Argentina para la importación de aceite de soja. En conclusión, el aceite de soja argentino parecería tener un muy buen futuro por delante.
Una amenaza para el aceite de soja argentino es la elasticidad precio y la elasticidad cruzada de precios que tiene el consumo de este producto en India. Ante aumentos en el precio internacional del aceite de soja, baja la demanda de este producto y aumenta la de los aceites sustitutos (aceite de palma, principalmente). Este puede ser un problema para el futuro del aceite de soja argentino. 


¿Cuánto podría crecer la demanda de aceite de soja argentino desde la India? 

Con todos estos datos, nos aventuramos a hacer algo de futurología. Procedimos a proyectar cuanto podría llegar a crecer la demanda de India de aceite de soja argentino para el 2025, es decir, para dentro de 9 años. Los resultados obtenidos en estas proyecciones son de nuestra exclusiva responsabilidad. La delegación de India nos informó que el consumo de aceites comestibles de dicha nación podría llegar a crecer entre el 4% y 5% anual. Y nos adjuntaron las cifras de consumos esperadas. Si Argentina, exporta actualmente 2,7 millones de toneladas a India, esa cifra podría alcanzar las 4,2 millones de toneladas en el 2025, siempre y cuando el consumo de aceites comestibles en India crezca al 4% anual. En cambio, si la tasa de crecimiento del consumo de aceites comestibles fuera del 5% anual, India podría estar adquiriendo cerca de 4,7 millones de tn de aceite de soja argentino en el 2025.En el primer caso, las exportaciones podrían crecer un 56% al 2025 y en el otro escenario un 74%. 


Tengamos en cuenta que son estimaciones, en un mercado donde inciden una serie de factores importantes tales como: a) El posible aumento en la capacidad de procesamiento de semillas oleaginosas de India, b) La sustitución o no por aceite de palma u otros productos que compiten con el aceite de soja, lo cual podría modificar la participación del aceite de soja en el consumo total de aceites en este país, c) que India modifique o no su política de importaciones de semillas oleaginosas, d) que se mantengan los supuestos de crecimiento en el PBI y la población, e) que se verifique el pase de amplios sectores de la población a niveles de clase media, etc. No obstante ello, la impresión general de la visita es que India tiene una población muy importante, crece fuertemente y sus necesidades de aceites vegetales van a ir aumentando en el futuro con mayores demandas de importaciones. Esta es la oportunidad que tiene Argentina de ser un socio comercial serio y confiable en este rubro.

Suscribirse

Información sobra. Falta entenderla

Qué piensa el falso Pacha Mori

"Los intelectuales no tienen relación con la realidad"

Rosario Vera Peñaloza y los jardines de infantes

Stella Berduc, la avanzada