Giano se queja del retroceso en salud (y dice que la provincia es una maravilla, toda la culpa la tiene la Nación)




“Los medicamentos no son una mercancía, son un bien social y como tal el Estado debe intervenir para garantizar el derecho a la salud”, sostuvo el senador por el departamento Concordia, Angel Giano, y agregó: “estamos frente a una nueva avanzada neoliberal y las políticas de ajuste que el gobierno nacional está ejecutando no hacen otra cosa que favorecer a los que más tienen y restringir los derechos de las personas más vulnerables”.

Por eso Giano advirtió que “hay que exigirle al Estado que dé garantías de accesibilidad para toda la población y proteja los medicamentos en tanto bienes sociales, del juego del mercado”.

“Con las decisiones que está tomando el gobierno nacional,como la subejecución de los programas del Ministerio de Salud, con la falta de provisión de insumos, o como el recorte en la cobertura de medicamentos y prestaciones del PAMI, se pone en juego la salud de los sectores más vulnerables, en particular adultos mayores, al igual que para madres y niñas, niños y adolescentes de los sectores más pobres” dijo el senador Ángel Giano y agregó que por esta subejecución del presupuesto y de Programas por parte del Ministterio de Salud de la Nación, "el Gobierno de Entre Ríos tuvo que licitar la compra de medicamentos como seguramente lo están haciendo el resto de las provincias argentinas". La encargada de la salud es la provincia, no la Nación, desde la trasnferencia de la competencia (no de los recursos) de la salud, desde el gobieno peronista de los noventa. Aunque esto no quita que Giano tenga razón, hasta el día de hoy ningún gobierno nacional revirtió esta situación.

“No tener acceso a los medicamentos cuando se los necesita es la muestra cabal de las diferencias y las inequidades que el uso de los medicamentos puede generar entre los diferentes sectores de la población, en donde unos pueden acceder porque tienen dinero y otros quedan excluidos del acceso a uno de los derechos humanos fundamentales: el derecho a la salud”, señaló el legislador y añadió que “esto pone en relieve la situación de desprotección a la que son sometidas sobre todo mujeres y niñas, niños y adolescentes de sectores pobres y los adultos mayores”.

 “En su acceso y uso de parte de la población, el medicamento es un bien público, vinculado directamente con el derecho a la salud y a la vida, y el Estado hoy lejos de aplicar políticas restrictivas de derecho, tiene que buscar la forma de no solo velar por el acceso de la población a los medicamentos, sino también garantizar la calidad, seguridad y eficacia de los productos y la sostenibilidad del sistema público de medicamentos”,dijo.