EL REPOSO DEL GUERRERO DE LA PALABRA



Santiago Rinaldi

Debo confesar que para mi fue un golpe emotivo muy fuerte por que se trata de alguien que marco y acompaña mis pasos en esta hermosa tarea que hemos elegido como profesión desde hace mas de veinte años.

Sin dudas Mario es para mí; un gran maestro, desde la simpleza de su sencillez hasta la firmeza sincera en su mirada como un gesto cabal de la nobleza de un hombre.
Sabio, sobrio, aplomado, reflexivo, firme, enérgico, expresivo, así es Mario Alarcón Muñiz.

Mario llego por primera vez a Federal en el año1979 en oportunidad de llevarse a cabo la 4º Edición del Festival del Chamamé compartiendo el Escenario Ernesto Montiel con el misionero Jorge Valdez. A partir de ahí cada febrero lo tenia como uno de los exponentes en las jornadas culturales formando una prestigiosa dupla junto a Roberto Romani.

Impulsor fundamental en la Cátedra Abierta del Chamamé, y de un tiempo a esta parte con Santiago Miguel Rinaldi dupla impecable de prestigiosos y calificados presentadores del Festival Nacional del Chamamé de Federal.

La verdad que para mi es un privilegio haber formado parte de la 42º Edición del Festival compartiendo el escenario formando un trío de presentadores por primera vez con tamañas figuras. Gracias Dios por concederme este privilegio. Gracias Mario Alarcón Muñiz por tu enseñanza, por tu paciencia paternal y tu confianza.

Gracias hermano por tu amistad y por todo el aporte cultural que nos legaste
Ahora la responsabilidad es nuestro compromiso. Estar preparado es importante, saber esperar lo es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida. Lo escribió Arthur Schnitzler pero lo aprendí de tus consejos y tantas enseñanzas
Gracias muchas gracias querido Mario, te voy a echar mucho de menos. Dios te bendiga en esta nueva etapa de tu vida.