¿A quién le conviene que se diluya el Frente Renovador?



Osvaldo Quinteros

Poco a poco se va organizando el escenario electoral. En Entre Ríos, se elegirán cinco diputados nacionales y por primera vez en muchos años, quizás no haya tres listas competitivas: el Frente Renovador y el PRO, que supieron ser aliados y a su vez luego sostén de otras fuerzas políticas, podrían ir en la boleta del justicialismo y el radicalismo, respectivamente.
Esta situación dejarían sin espacio una tercera lista, que en este 2017 objetivamente favorecería a Cambiemos, el frente conformado por el PRO y la UCR. Les conviene que haya una tercera lista porque la elección siempre tiene un componente provincial y en ese sentido, una segunda lista fuerte divide el voto opositor en la provincia.
Además, les conviene porque si la elección tiene un componente de gran plebiscito de la gestión de Macri, pasa lo mismo, el voto opositor, especialmente el voto peronista, iría nuevamente dividido.
Ahora bien, ¿le conviene a Massa quedarse sin representación en Entre Ríos?.
A Massa le importa ganar, como sea. Así sea colgado del PJ entrerriano y sin que sume ningún diputado. Recordemos que renueva su banca Cristina Cremer.
La batalla decisiva, para Massa y por ende el Frente Renovador, está en provincia de Buenos Aires. Por razones parecidas a las comentadas más arriba sobre Entre Ríos, a Cambiemos le sirve que Massa obture en Buenos Aires el crecimiento de Cristina Kirchner y divida el voto opositor.
En provincia de Buenos Aires Massa tiene su capital político y como esa provincia representa el 40% del padrón nacional, el resultado electoral sí o sí tiene relevancia nacional.
Entre Ríos es la sexta provincia en cuanto a padrón electoral y un triunfo de Cambiemos sería un golazo para el gobierno nacional, al tiempo que un triunfo de Bordet no sería mal visto por el PRO. Es un aliado.
El kirchnerismo entrerriano, si no lo ponemos a Urribarri en este campo, no tiene la fuerza para pelear una interna contra el PJ. Ni muestra mayor voluntad.
El kirchnerismo sería la única variable que podría impedir un acuerdo del Frente Renovador con el Justicialismo. Pero el kirchnerismo en Entre Ríos se diluyó sin pena ni gloria. Renueva su banca Jorge Barreto, pero no tiene ninguna chance.
Los dirigentes del Frente Renovador más cercanos a Cambiemos, como Martínez Garbino y Leissa, necesitan el aval de Massa y el dinero de Rogelio Frigerio para cualquier patriada electoral, pero el resultado no está garantizado.

Suscribirse

Información sobra. Falta entenderla

Stella Berduc, la avanzada

Medios locales y redes sociales

"Hay gente que teme más pensar que morir"

Laura Forchetti: poesía y feminismo

Zidane, crónica del pájaro que daba cuerda al mundo