El gobierno habilitó la caza de bambis y jabalíes a pedido de la Sociedad Rural




M.V.

En medio del debate sobre la derogación de la ley que impide venderle madera a las pasteras instaladas en la República del Uruguay, el gobierno provincial acaba de emitir la resolución Nro 1425 de la Secretaría de Medio Ambiente, autorizando la caza durante todo el año, en todo el territorio provincial, la cantidad de "piezas" que se quiera y de la manera que se le antoje al "deportista" de ciervo axis -los famosos "bambis" de Disney- y jabalíes.
En cambio, por poner un ejemplo, la liebre se puede matar en solo algunas zonas de Entre Ríos, cuatro "piezas" por "deportista". y durante dos meses al año, previa autorización en un registro que, entre otras cosas, controla las armas y municiones que se utilizan.
En el caso de los bambies y los jabalíes, por primera vez en la historia, se saca esta increíble resolución.
No hay antecedentes en todo el país, ni en toda la historia -desde que se regula la caza- ni en todo el mundo de una resolución de este tipo.
La perdiz, por ejemplo, se puede cazar durante un mes, en ciertas zonas de Entre Ríos y hasta ocho animales por persona. 
La perdiz, la nutria, el pato, son todas especies comestibles. 
¿Por qué, en cambio, esta sorprendente nueva autorización para la caza mayor?
Porque la Sociedad Rural, que representa a los terratenientes, considera que los bambis y jabalíes les generan pérdidas cuando se comen la siembra. Son animales grandes, que comen mucho. 
¿Por qué no ponen un alambrado con pequeños voltios de electricidad, como se hace con las vacas en la zona de pastoreo? 
Porque eso solo se puede hacer en terrenos escriturados, con declaraciones juradas e impuestos: teniendo todo en blanco, digamos. 
La ocupación ilegal de islas, la fumigación a mansalva incluso sobre escuelas, los trabajadores sometidos a esclavitud y los arriendos que hacen pelota la tierra y luego se rajan a otra parte, no son lugares para empresarios agropecuarios serios. Por lo tanto, pidieron al gobierno de Gustavo Bordet que a través de la Secretaría de Medio Ambiente -Belén Estevez, hija del Presidente de la Sociedad Rural de Concordia, es la titular- que habilite la caza mayor de estas especies. Se les fue la mano con el favor: la acaban de habilitar en todo tiempo, en todo lugar, de la manera que sea y como sea. 
La idea es que los multimillonarios con tendencia psicópata dejen de alquilar estancias en los cotos de caza de La Pampa, Córdoba y el interior de Buenos Aires y vengan gratis a destrozar la fauna que les genera pérdidas a los terratenientes flojitos de papeles. 
¿Son los mismos dirigentes -políticos y agropecuarios- que cortaron cinco años el puente internacional protestando por el medio ambiente? Sí. aunque en realidad, protestaban porque las pasteras les afean el paisaje de los hoteles en Gualeguaychú (donde no casualmente, se pueden cazar perdices, nutrias, palomas y hasta inspectores laborales; luego de un permiso que otorga la Secretaría de Medio Ambiente...parece una joda: pero es todo verdad. Hasta lo de los inspectores laborales: varias veces fueron echados a los tiros).
El problema de esta resolución es que la mayoría de los bambies y jabalíes están en el Parque Nacional El Palmar, en Colón. La resolución provincial habilita a cazar en el Parque Nacional, que además de área protegida es, justamente, "nacional". Hay un entuerto jurídico ahí. 


¿Además, quién garantiza que los psicópatas no vayan a cazar adonde están más estos animales (el Parque Nacional) y en cambio se metan en los islotes para ir a salvar los campos ilegales de un puñado de empresarios? Los psicópatas no son de adentrarse en el monte nativo, donde está lleno de mosquitos, no hay burdeles ni hoteles de lujo. Su deporte es que un baquiano los lleve en camioneta hasta donde está el animal, se bajan en pantuflas, sacian su sed de asesinato y luego de la selfie para su Facebook, se van al casino a tomar whisqui.