El Ayudín de Macri salva a Clarín


Telefónica y Slim anuncian juicios mientras crece el Enigma Telecom.

El Ayudín de Macri salva a Clarínescribe Oberdán Rocamora
Redactor Estrella, especial
para JorgeAsísDigital
El decreto salvador se precipita en el despacho del doctor Pablo Clusellas, Secretario Legal y Técnico. En cuanto se publicite, Mauricio Macri, Presidente del Tercer Gobierno Radical, va a superar, con holgura humillante, a Eduardo Duhalde, El Piloto de Tormentas (generadas). En la compleja categoría “Grandes Benefactores del Grupo Clarín”.
Con el decreto anterior, Macri lo había empatado a Duhalde. Cuando le sacó al Grupo de encima la enorme roca de la Ley de Medios. Para noquear al kirchnerismo, que planteó la guerra equivocada, con más rencor que convicciones. Menos que una guerra, fue un divorcio litigioso, ya tratado en el Portal (leer “Guerra de convalecientes”, cliquear).
Pero con el decreto relativo a las “telcos”, Macri pasa al frente por varios cuerpos. Con La Ley Cultural, Duhalde queda rezagado. Y Carlos Menem (por el Canal 13) y el General Jorge Rafael Videla (por Papel Prensa) quedan allá, muy lejos. Donde se juntan las paralelas.
La manifestación de poder del Grupo Clarín es el ejemplo admirable del más acabado provincialismo cultural. Muestra que se puede llevar gobiernos y sistemas por delante.
Macri tenía, según nuestras fuentes, “ganas de ayudar”. Para retribuir. Como si le debiera a Clarín gran parte de la presidencia. El precio es esencialmente caro. Porque el Estado Argentino, El Gorro Frigio, va a comerse otro juicio en el CIADI. Tribunal internacional al que amenaza recurrir el player principalmente afectado. Telefónica. Junto a otro jugador que no suele amagar, cuando lo decide actúa.
El Ayudín de Macri salva a ClarínEs el mejicano Carlos Slim. Consta que uno de sus hombres suele desplegar hacia Macri un manto de justificación.
“Lo entendemos al Presidente. Porque nosotros, en Méjico, somos lo que es Clarín aquí”.
El restante player, David Martínez, conductor de Telecom, es la representación del enigma. Genera suspicacias e incertidumbre.
Porque David Martínez, socio de Clarín en Cablevisión (tiene el 40), arrastra lo temible. Ser la cabecera de playa de Clarín. El Dunkerke para desembarcar como el gigante de la telecomunicación. Para fundamento de los optimistas que suponen que Héctor Magnetto, El Beto, es invencible.
En su estrategia, a través de Martínez, abundan los que creen que planifica quedarse con el anhelado Telecom. Designio pendiente (maléfico).
No lo dicen, pero en el Ministerio de Comunicaciones aguardan, según nuestras fuentes, el anuncio de otra megafusión. Cablevisión-Telecom.
Alternativa, al día de hoy, más que lejana. Utópica.

Upgrade

Sin el “ayudín” de Macri, el Grupo no lograba mostrarse fuerte como para competir. Como una telco, par de Telefónica y Claro.
El Ayudín de Macri salva a ClarínPor la continuidad de la hegemonía, El Beto libra, en el ocaso, una de las peores batallas. De las que le provocan ganas de vivir. Con actitud frontal para ganar. Aunque sea con el ayudín presidencial.
En el negocio de las telecomunicaciones, Clarín fue por el upgrade más desatado. Comparativamente con un pasaje para la clase económica. Pero con la exigencia de viajar en Primera.
Por tenerla más larga, gracias al ayudín de Macri, Clarín pasó del 42 J al 1 B.
El cambio de cabina sirve para que el Grupo vuele en el espectro de garrón. Como si fuera el cuarto player. Al lado de los telcos poderosos que pusieron, entre los tres, 1.500 millones de dólares. Por la plaza para prestar los “Servicios de Comunicaciones Móviles Avanzadas”. Las SCMA.
Para viajar en primera, y despachar 4G, Clarín tenía que haberse “puesto”. Pero no puso cuando el gobierno adversario de La Doctora subastó las frecuencias. 2014.
Cuando correspondía, Telefónica puso los 400 millones de dólares. Como también puso 600 Carlos Slim. Cien palos más de los que puso el Enigma Telecom, que peló 500.

El player David

Por el lado de Telecom puede abrirse, para Clarín, otro atajo. Ya que David Martínez, el socio de Clarín en Cablevisión, es un confeso admirador de Magnetto. Aunque dista, según nuestras fuentes, de ser el hombre clave de Magnetto en Telecom. Como quieren hacer creer.
Ahora Martínez vende mejores -y propios- espejitos, en diversos continentes.
El Ayudín de Macri salva a ClarínUn titán de los negocios que en poco tiempo supo captar los recursos persuasivamente mágicos de Adrián W, quien suele ponerse nervioso cuando David, naturalmente, le gesticula, sin percatarse, con los labios insinuantes.
A través de su Fondo Fintech, Martínez maneja capitales que (de conocerse) movilizarían a diversos jueces federales del Gorro Frigio.
Consta que Néstor Kirchner, El Furia, estuvo acertado cuando pensó en Martínez durante el primer abordaje (fallido) de Ciccone.
Como Fondo, Fintech era infinitamente más verdadero que el cinematográfico The Old Fund, que Kirchner entregó al manejo de Amado Boudou, El Descuidista, con Núñez Carmona, Nariga.
La situación del player David hoy es bastante incómoda. Debe lidiar con los rumores y con Magnetto, que pretendía manejarle, de haber podido, hasta Telecom, la empresa maléfica para el Grupo.
Por Telecom fue que comenzaron los conflictos de Magnetto con el amigo Kirchner.
Magnetto quería las acciones de Telecom que estaban en poder de los italianos (y de Los W).El Ayudín de Macri salva a Clarín Mientras tanto Kirchner buscaba quedarse -sin ir más lejos- con Clarín, para transformarlo en otro Tiempo Argentino. Envió un emisario para comprar las acciones de Clarín al “amigo americano”. Goldman. Por supuesto que Magnetto, que contaba con información calificada, se enteró al minuto. Manejaba una data superior a la de Kirchner. El Furia -pobre- estaba convencido que Magnetto iba a partir, en dos meses, hacia los pagos de La Parca.
“Y ahí lo tenés al Beto”, confirma la Garganta. “Algo frágil, con problemas de sonido, pero entero”.
Es la celebridad que protagoniza los libros confeccionados a su medida. Como los decretos. Para quedarse, de ojito, con el 4G.
Y al final el que partió fue Kirchner.

Licencias pueblerinas

Las tres telcos gigantes, que se reparten la torta del mercado (Telefónica, Claro y Telecom) para despachar las SCMA, pusieron 1.500 millones de dólares.
El Grupo quedó retrasado, superado por la tecnología. Pero de pronto cortó camino con la compra de Nextel (leer “Deseos de invadir Polonia”, cliquear). Para el vulgo, pusieron 120 millones de dólares, pero fueron apenas 60.
La adquisición insuficiente resultó promisoria. Por intermedio de Nextel adquirieron las llamadas “licencias pueblerinas”.
Lo confirma la Garganta irónica que las califica de “licencias pueblerinas”. Como Skyonline Argentina, Netizen, Infotel o Calibí.
“Titulares de espectro radioeléctrico en las bandas de 2.6 GHz. Pero no aptas para las SCMA”.
El Ayudín de Macri salva a ClarínPero el Decreto de Clusellas, instrumentado por Macri y el ministro Oscar Aguad, El Milico, transforma a los bolichitos en repentinamente aptos para despachar 4G.
Para discutirlo, en todo caso, en el CIADI. En la querella que entablarían Telefónica y Claro, mientras Telecom juega al suspenso.

Cambio de metal

Desde la plata al bronce. Se registra, en Macri, el cambio de metal (cliquear).
Con el decreto hecho a la medida de Clarín, el objetivo del bronce se diluye. Por el baño de pragmatismo, para favorecer al sujeto sustancial de la historia contemporánea, que los analistas omiten.
Telefónica reanuda el combate perpetuo contra el Grupo Clarín. Se arrastra desde los años noventa. Ya sin el legendario Raúl Moneta.
La presión de Telefónica conmovió menos. Jugaba aún de visitante. De local, Clarín presionaba con eficacia para que Macri y Aguad los habilite.
En cambio Telefónica presionaba para notificar que, si Clarín entra por la ventana, como si fuera la telco del comisario, les espera otro juicio internacional. Desalentador de inversores imaginarios, si total la economía no arranca, ni con bujías Fletcher.
Más que los pólipos, a Macri lo fastidian, según nuestras fuentes, que lo aprieten como a una naranja. Pero se aguanta las apretadas.
El Ayudín de Macri salva a ClarínO que acosen a los funcionarios con el Decreto ya redactado, que se modificaba cada media hora. Para “que le pongan el gancho” y sea oficializado por el directorio del ENACOM, en la reunión cumbre del 28 de diciembre. Es joda.
“No hacía falta el decreto, Rocamora, podía arreglarse con una Resolucioncita de morondanga, que sólo modifique los atributos”, confirma otro instrumentador de Clarín, portador del rostro que resiste el fuego.
“Sólo queremos participar, por la libre competencia”, continúa.
“Con todo lo que nuestro Grupo invirtió en el país. Era inadmisible que se privilegiara el capital extranjero sobre el capital nacional”.
Al cierre del primer despacho, puede asegurarse que, en adelante, al próximo estadista le va a costar matarle el punto a Macri. Lo deja muy lejos a Duhalde, en la categoría provinciana de “Grandes Benefactores del Grupo Clarín”.
Otro logro, en definitiva, de la nueva política. Merece el reconocimiento Mario Quintana, el blindador moral del Premier Marcos Peña, que sigue los pasos de Alberto Fernández.
Por la firme apuesta por el cambio (de benefactor). ¡Se Puede!
¿Se puede?…
Continuará